El Instituto Nacional del Cáncer creó una Red Nacional de Cáncer Familiar y Hereditario

[pullquote]El objetivo de la red es fortalecer la capacitación y unificar pautas para la detección y el manejo de este tipo de cáncer, que genera al menos diez mil nuevos casos por año.[/pullquote]

Jujuy al día® – El Instituto Nacional del Cáncer, organismo dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, creó una red de atención y referencia integrada por profesionales dedicados al asesoramiento genético en oncología de la Argentina con el fin de fortalecer la capacitación y unificar pautas para la detección y manejo del cáncer familiar y hereditario, que genera al menos diez mil nuevos casos por año en nuestro país.

La red –una experiencia novedosa para nuestro país y la región dado que sólo en Brasil existía una de este tipo- que funcionará bajo la órbita del Plan Nacional de Tumores Familiares y Hereditarios del INC, quedó conformada en un taller del que participaron cuarenta representantes regionales de distintas  instituciones del país vinculados a la temática.

“La meta principal del Plan de Tumores Hereditarios es mejorar la prevención, la detección y el manejo de las familias que están afectadas por cáncer familiar”, señaló María Viniegra, coordinadora técnica del INC, al dar inicio al encuentro y expresó que la red servirá “para que todos trabajemos mejor, no solamente para los pacientes y para la población sino también para que dejemos de trabajar en soledad”.

Por su parte, Lina Nuñez, coordinadora del Plan indicó que “la concepción actual del cáncer como enfermedad multifactorial nos enfrenta a la susceptibilidad genética de cada individuo, como un componente indispensable a ser evaluado en la atención de todo paciente oncológico”, por lo que “identificar a estos individuos con predisposición genética y a sus familias es la base para plantear estrategias de prevención diferenciales y un abordaje sistemático efectivo en el control de la enfermedad”.

En esa línea, “la red permitirá compartir los casos clínicos que estamos viendo y nos va a permitir generar un flujo de pacientes desde los lugares donde hay menos recursos a los lugares donde hay más recursos para tratar de dar una mayor cobertura y poder hacer un aprovechamiento más adecuado de los recursos con que disponemos”, evaluó Norma Rossi, médica genetista del Hospital de Niños de Córdoba, integrante de la Red.

Durante el encuentro de trabajo, se presentaron, además,  los resultados del primer Censo Nacional de Recursos Humanos y Moleculares en Cáncer Hereditario y un Manual para la Práctica Clínica en Asesoramiento Genético en Oncología, se revisaron áreas de incumbencia de la red, se definieron conceptos básicos en relación a la atención de pacientes de alto riesgo y se delinearon líneas de acción para el próximo año, entre ellas, el fortalecimiento de la red y la capacitación de sus integrantes. También se definieron temas para redacción de guías consensuadas de manejo y soporte multidisciplinario a centros de asesoramiento que no cuenten con atención polivalente, así como la redacción de guías de detección de tumores hereditarios pediátricos.

El cáncer hereditario

Entre el 5 y 10 por ciento de todos los cánceres son hereditarios. Esto quiere decir que se producen por mutaciones genéticas heredadas que se transmiten de padres a hijos y de generación en generación. Cada hijo de un individuo que posee una mutación tiene 50 por ciento de probabilidades de heredar la mutación y 50 por ciento de no heredarla. Pero no siempre las personas que heredan estas alteraciones desarrollarán cáncer, aunque su riego es más elevado.

“Cuando consideramos tumores de alta prevalencia como el cáncer de mama o el colorectal y analizamos la proporción de casos nuevos que tienen componente hereditario, entre 6.000 y 8.000 casos por año entre ambos, vemos claramente el impacto que estos tumores tienen sobre el sistema de salud y la importancia indudable de un correcto abordaje de los grupos de mayor riesgo, que nos permita mejorar su detección y prevenir su aparición”, destacó Nuñez, de allí la necesidad de la inclusión de esta temática en las políticas de control a nivel poblacional y de conformar redes de atención y referencia.

“De esta manera es posible aunar esfuerzos, optimizar recursos y conocer en detalle la epidemiología local, hasta ahora desconocida”, aseveró la especialista.

Censo de Recursos Humanos y Moleculares en Cáncer Hereditario

En tanto, durante el 2012, el Plan Nacional de Tumores Familiares y Hereditarios realizó un Censo de Recursos Humanos y Moleculares en Cáncer Hereditario, el cual es de libre acceso para todo aquel profesional que desee conocer los recursos con los que cuenta en su provincia. El censo está concebido como un recurso de relevo activo, que permitirá incorporar instituciones en forma progresiva y constante. En la publicación -que está disponible online en el sitio web del INC- se relevaron las unidades de asesoramiento genético en oncología (AGO) y los laboratorios que realizan determinaciones moleculares en cáncer hereditario.

Según explicó, la coordinadora del Plan, “el asesoramiento genético es un proceso en el cual los individuos y familias que presentan riesgo elevado de desarrollar cáncer son asesorados en aspectos médicos, psico-sociales y éticos. El estudio molecular es una herramienta más a utilizar, a la cual no siempre es necesario recurrir”.

Los datos del censo indican que la presencia de consultorios de AGO en nuestro país se da en forma desigual, concentrándose el 61 por ciento de las prestaciones en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe mientras que quince provincias no poseen consultorios de AGO. Esta distribución no se da en relación con la concentración demográfica de cada región, ni tampoco posee una jerarquía regional adecuada que abarque la extensión total del país.

La disponibilidad de estudios moleculares de Cáncer Hereditario en el país es abundante, variada y heterogénea, lo que permite que puedan ser abordadas una gran cantidad de patologías, aún aquellas muy poco frecuentes. En ese orden, el Plan Nacional tiene como objetivo colaborar en la formulación de políticas que permitan el acceso a este tipo de estudios para todo aquel que lo necesite.

Los tumores Hereditarios y Familiares constituyen un claro desafío en la atención oncológica actual, ya que involucran a una población expuesta a mayor riesgo de aparición de cáncer, que para ser abordada correctamente, debe enfrentarse a la complejidad de las técnicas moleculares actualmente disponibles y requiere de un manejo preventivo multidisciplinario que abarque diversos aspectos del individuo, tanto orgánicos como emocionales, sociales y culturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.