Aseguran que Jujuy “ya no es una provincia de paso sino que la droga ha venido para quedarse”

MedinaJujuy al día® – Ante la importante escalada en el consumo de drogas en Jujuy, y en el marco del inicio de la 62° edición de la Fiesta Nacional de los Estudiantes, nuestro medio dialogó con la Jueza de Menores Nº 1 de Jujuy, María del Pilar Medina, quien se refirió a la problemática en torno al consumo de sustancias toxicas por parte de los menores de edad. Además pidió que “nuestros niños tengan los mismos derechos que tienen los niños en otras provincias, donde si tienen los elementos suficientes para poder curarse de las adicciones”.

Al respecto la jueza María del Pilar Medina manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “si bien no estoy de turno, por el problema de las adicciones estamos trabajando en esta etapa preventiva y actuando aun cuando somos justicia y tendríamos que aplicar sentencias y no preocuparnos por la parte preventiva, pero lo hacemos simplemente porque consideramos que es indispensable que, para que existan menos delitos, los menores tengan la contención necesaria ante situaciones de adicciones, lo que está ocurriendo muchísimo en la provincia”.

Sostuvo que “no necesitamos llegar a septiembre para darnos cuenta que nuestros chicos no solamente usan drogas ilegales sino drogas legales. En drogas legales estoy hablando del alcohol que es lo más barato y podemos ir a cualquier barrio a cualquier hora y veremos un grupo de chicos en las esquinas tomando, quedándose a deshoras de la noche y volviendo en un estado de ebriedad total a la casa, y si hablamos de la droga, esto va empeorando”.

Para la jueza Medina “nuestra provincia ya no es una provincia de paso sino que la droga ha venido para quedarse. Tenemos la droga más barata, tenemos el paco que lo que produce, a parte de un acostumbramiento casi inmediato, es que el menor en pocos meses se deteriora en forma constante”.

Sobre las razones por las cuales ha empeorado la problemática, la magistrado explicó que “es algo general, sucede en todo el país por un montón de situaciones. Muchas veces los menores no se sienten contenidos, se sienten fuera de un futuro, consideran que no tienen ganas de estudiar o ven que aun estudiando no van a conseguir trabajo, se juntan un montón de situaciones, pero especialmente la económica que hacen que el menor tome y el adolescente, como lo dice su nombre, adolece de un montón de cosas y en la búsqueda de lo que ellos consideran que necesitan caen en las adiciones, en las drogas, en el alcohol”.

Consultada sobre los motivos que llevaron a realizar estos trabajos sobre la difícil problemática de la drogadicción en nuestra provincia, la Jueza de Menores Nº 1 comentó a JUJUY AL DÍA® que “la inquietud de mi equipo se debe a que cuando tenemos que aplicar una sentencia, o cuando tenemos un menor adicto que ha delinquido, no tenemos establecimientos suficientes y necesarios para ayudar a ese menor. El Juzgado de Menores tiene a su cargo no solo establecer una sanción en caso de un delito cometido por un menor sino también asegurarnos que ese menor va a tener la contención suficientes ya sea de la familia como del Estado para que pueda resolver su situación de salud, en este caso por las adiciones”.

“Vemos que existen los establecimientos o de existir son muy pocos y no dan abasto para la cantidad de menores que tenemos en esta situación, si bien tenemos profesionales que ponen todo de su parte pero son insuficientes, no hay presupuesto para pagarle a estos profesionales y tendríamos que tenerlo, y ante esa situación tenemos que trabajar porque la obligación de un juez de menores es asegurar la contención y si no la tiene en la familia la tiene que dar el Estado”, aseguró.

“Hemos decidido juntarnos con todas las instituciones que trabajan en la temática para poder trabajar en forma conjunta porque acá no es una cuestión de criticar absolutamente nada sino que queremos mejorar lo que tenemos y empezar a ver cómo podemos hacer para que nuestra provincia, nuestros jujeños, nuestros niños tengan los mismos derechos que tiene los niños en otras provincias donde si tienen los elementos suficientes para poder curarse de las adiciones”, sostuvo.

“Como puede ser que hoy tengamos que mandar a jujeños a otras provincias, como Buenos Aires, para que se curen de las adicciones; los tenemos que sacar de Jujuy y mandarlos un año u 8 meses a otra parte cuando podríamos tener tenerlos acá. Además por lo general la familia jujeña no tiene el dinero para pagar el costo del tratamiento, lo tiene que pagar el Estado y si esa plata antes de pagarla para mandar a una persona a otra provincia la tendríamos que aplicar y utilizar en Jujuy”, concluyó.