Lesa humanidad: ratifican identidad de represores en la policía y el servicio penitenciario de Jujuy

lesa humanidad Colegio de Abogados JujuyJujuy al día® – Un policía encargado de patrullero y un guardiacárcel identificaron ayer a dos represores al prestar testimonio ante el Tribunal Oral Federal de Jujuy en el segundo juicio de lesa humanidad por homicidios, secuestros y torturas durante la última dictadura cívico militar.

Simón González, del comando de radio patrulla, dijo al celebrarse la quinta audiencia del juicio, que el jefe del operativo que secuestró a Dominga Álvarez de Scurta el 28 de mayo de 1976, fue el comisario Ernesto Jaig, cuando a él le asignaron cortar el tránsito vehicular y peatonal en la avenida Fascio.

Dijo que posteriormente que vio al torturador subir a un auto color blanco que se marchó del lugar, recibiendo por radio la orden de Jaig de restablecer el tránsito en la zona, pero sin identificar quiénes más habían subido al vehículo que partió del lugar a gran velocidad.

Precisamente Dominga Álvarez de Scurta vivía sobre la avenida Fascio, entre Lavalle y Necochea, donde se realizó el operativo de secuestro y Claudia, su hija, al declarar en el juicio identificó también a Jaig como el jefe del operativo.

También en un momento de la declaración, González dijo que en la Central de Policía, donde estaba instalado el comando radioeléctrico, había también una “área restringida”, que en el primer juicio fue identificada como perteneciente al Área 323.

Otro testigo de esta mañana fue Héctor Ramón Chalup, ex guardiacárcel, que manifestó haber sido testigo presencial de la llegada de fuerzas del Ejército al Servicio Penitenciario en la madrugada del 24 de marzo de 1976 por desempeñarse en el servicio de seguridad externa.

Dijo que Antonio Orlando Vargas, condenado a 25 años de prisión en el primer juicio de lesa humanidad, se hizo cargo del servicio y ordenó que se desalojara el pabellón 1 del penal, a donde fueron ingresando los políticos detenidos.

Recordó que en la noche del 23 de marzo de 1976 fuerzas del Ejército ya habían rodeado el perímetro de la cárcel en barrio Gorriti, haciéndose cargo también de la vigilancia externa, que luego pasó a manos de Gendarmería con el transcurrir de los días.

Chalup admitió que en el penal también había mujeres, pero no supo decir en qué pabellón se encontraban y que tenían terminantemente prohibido tener contacto con los detenidos políticos.

El Tribunal está integrado por Fátima Ruiz López, Daniel Morín y Federico Díaz, y como cuarto juez Marcelo Juárez Almaráz y al cierre de la jornada convocaron para mañana a las 9 a una nueva audiencia.

En el segundo juicio se investigan también las desapariciones Osvaldo José Gregorio Giribaldi y otros, entre los que se encuentran de Jaime Lara Torres, María Alicia del Valle Ranzoni, los hermanos Juana Francisca Torres Cabrera y Pedro Eduardo Torres Cabrera y Jorge Turk LLapur.

Los procesados son Luciano Benjamín Menéndez, quien fue apartado del juicio; el ex interventor del Servicio Penitenciario, Antonio Orlando Vargas y los guardiacárceles Carlos y Ricardo Ortiz, Mario Gutiérrez, Herminio Zárate y César Díaz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.