Municipales de Valle Grande denuncian realidades laborales propias de hace dos siglos

valle grandeJujuy al día® – Condiciones laborales que devienen en modos de convivencia denigrantes, fueron denunciadas por trabajadores de la localidad de Valle Grande, que remontan a realidades propias del siglo XIX y marcan un desafío para la dirigencia del SEOM, en el marco de la lucha por los derechos de los compañeros.

Diego Alberto Campero, un ex jornalizado de esta localidad, señaló que los municipales viven desde hace años “con una impotencia total, callados, sin querer hablar”, por miedos que son tan viejos como las injusticias que se cometen allí.

El ex empleado relató que el comisionado municipal, René Eduardo Tolaba, quien detenta un poder casi absoluto en esa comuna, practica una serie de abusos laborales comenzando por descuentos indebidos en los haberes de los empleados. La mecánica: al no estar bancarizados, el comisionado retira los fondos para sueldos de la sucursal bancaria en Libertador General San Martín, elabora sus propios recibos “y paga según su conveniencia”. Por ejemplo: un jornalizado puede ganar 1.300 pesos, con salario incluido, mientras que otros con menos suerte perciben remuneraciones más bajas y otros más altas “si es que se portaron bien”.

Esta situación es sufrida por todos por igual: jornalizados, contratados y planta permanente, y hasta ahora no había sido denunciada por temor a las amenazas de Tolaba de dejar sin trabajo a los que se atrevan a reclamar.

El sojuzgamiento se profundiza porque prácticamente la mitad del pueblo tiene alguna relación de dependencia con el municipio, que cuenta con una población urbana de poco más de 600 habitantes.

Aunque la precarización laboral es patrimonio de todas las municipalidades, en Valle Grande se ha creado una suerte de “categoría” laboral que demuestra el desprecio por las más elementales normas del trabajo en la Argentina: son los llamados “changarines”, que están contemplados y aceptados como un sector más de la fuerza laboral y que cobran de 400 a 600 pesos por mes, remuneración que se establece a partir de la más garrafal arbitrariedad.

“La gente no sabe lo que es una tarjeta de débito bancaria y recién ahora, cuando comenzaron a jubilarse, conocieron este mecanismo de cobro. Supuestamente, hay una orden del gobierno para que paguen mediante cajeros automáticos, pero acá eso nunca se cumplió, tal vez porque no les convine”, señaló Campero.

A eso se suma el retraso en el cobro del sueldo: si, por ejemplo, el gobierno anuncia cronograma de pagos a municipios para el día 8, en Valle Grande recién perciben sus haberes después del 12, porque el comisionado se toma alrededor de cuatro días hábiles para confeccionar los recibos de sueldos.

En este mismos orden de cosas, tampoco se sabe cómo el comisionado logra que el Tribunal de Cuentas de la Provincia apruebe sus rendiciones, ya que se producen situaciones como el otorgamiento de recibos de sueldos elaborados por los propios funcionarios de Tolaba, quien además es propietario del único teléfono fijo (cabina) y del único canal de cable que existen en el pueblo. A tal punto llega su hegemonía para sujetar a los trabajadores al crecimiento de su economía personal, que a todos los municipales que contratan canal de cable les descuenta compulsivamente el abono en los ya mencionados recibos de sueldo.

Tolaba tiene a dos de sus hijos trabajando en la comisión municipal, en tanto que uno de sus sobrinos es el contador y otra sobrina es vocal, mientras que hay gente que cumple servicios desde hace años y no puede pasar a planta permanente, a pesar de las periódicas –aunque falaces- promesas de campaña.

“La gente no es libre ni siquiera de pedir un préstamo al banco Macro, tiene que pasar por él. Es como un intermediario financiero entre el banco y la gente, y así los mantiene de rehenes, manipulados y cautivos políticamente”, tanto que ha llegado a hacer correr leyendas tales como que él se da cuenta cuando la gente le vota en contra, porque tiene marcados los votos con un método que nadie conoce, sino él mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.