Para Gerardo Morales los últimos conflictos dejaron al descubierto “el desgobierno y las internas del modelo K en Jujuy”

MoralesJujuy al día® – El senador nacional Gerardo Morales, interpretó que el último conflicto provincial que derivó en una brutal represión hacia trabajadores estatales ha desnudado “el desgobierno al que nos ha llevado la administración de Eduardo Fellner”, pero además reveló “la interna de poder que se reproduce al interior del espacio kirchnerista en Jujuy”.

Morales señaló que la represión policial a los trabajadores que fuera enérgicamente repudiada por la UCR, fue el resultado de “un pase de facturas entre el Vicegobernador Guillermo Jenefes y sectores de ATE liderados por el dirigente Fernando Acosta”. Esto, acotó, “se inscribe dentro de la interna de poder del modelo K en Jujuy”. Lamentó que en medio de esta interna del FPV, terminen victimizados los trabajadores estatales, cuyo histórico reclamo salarial ha sido desatendido por la impericia del Gobierno provincial.

Consideró el senador Morales que las soluciones con las que el Gobierno ha pretendido superar el conflicto constituyen “remedios coyunturales que no resuelven los temas de fondo en Jujuy” y por eso señaló que urge resolver cuestiones estructurales como el esquema salarial y los sistemas de servicios esenciales como la salud pública.

A propósito recordó Morales que el Bloque de Diputados de la UCR hace un año interpuso ante el Tribunal Contencioso Administrativo una acción de amparo en contra del Estado provincial por el deficitario sistema sanitario y demandó que la justicia condene al Gobierno a garantizar los servicios de salud pública en todo el territorio provincial”. Anticipó Morales que este martes, los legisladores provinciales anunciarán la incorporación de hechos nuevos al amparo por la salud que se tramita en la justicia y además darán a conocer el proyecto de declaración de emergencia en salud pública, tal como lo anticipara el diputado Pablo Baca.

Objetó el senador jujeño el intento del Ministro de Salud de la Provincia por desconocer la magnitud de la problemática sanitaria que se ha agudizado con la renuncia de profesionales de los hospitales públicos y la visibilización de los défictis estructurales que sufren los servicios sanitarios.

“Estos graves problemas terminan siendo tapados por la interna del modelo K que es una interna de poder, donde disputan Fellner, Jenefes y Milagro Sala, que son parte del mismo proyecto nacional”. De hecho, recordó, Sala “en 2011 hizo campaña por Cristina Kirchner y por la fórmula Fellner – Jenefes”.

Gerardo Morales observó que la líder de la organización Tupac Amaru, “no solo es beneficiaria del modelo K en Jujuy sino copartícipe porque cogobierna con Eduardo Fellner”. En esta línea, aseguró que, Sala maneja Seccionales completa de la Policía de la Provincia, la mitad del aparato y de los recursos públicos”.

El senador Morales consideró que “a las pujas de poder intestinas que existen en Jujuy dentro del modelo K, a las que se agregan la violencia sistemática y la impunidad, hay que anteponerle un contramodelo, un proyecto de provincia que en primer término reestablezca el contrato social que se ha roto en Jujuy, una sociedad dividida que necesita recuperar el diálogo social y político”.

Ese contramodelo, precisó Morales, requiere “un consenso que debe estar basado en una inclusión para la liberación, en la búsqueda de la paz, la convivencia, el respeto a las normas y las instituciones, el diálogo, la recuperación de la cultura del trabajo y el estricto respeto a los derechos de todos”.

Observó que “la ruptura de los vínculos que se ha producido en Jujuy es el resultado del esquema de violencia que es consustancial al modelo K” y consideró que las consecuencias de esas disputas no deben ser trasladadas a la sociedad. “Los conflictos de poder dentro de la propia interna kirchnerista, no tienen que afectar a todos los jujeños” consideró y responsabilizó de este clima de violencia, en primer lugar a la Presidenta de la Nación que avala tanto el desgobierno de Fellner como el cogobierno de Sala”.

Para superar este estadío, Morales instó a la ciudadanía a expresarse democráticamente en las urnas el próximo 27 de octubre. Al respecto convocó a construir “una nueva mayoría que sostenga un contramodelo que frene el abuso de poder. Necesitamos un resultado electoral contundente que le diga no al desmadre, al desgobierno y a la violencia”.

Finalmente Morales invitó a “perder el miedo, a no bajar los brazos y a decir basta a este modelo decadente para avanzar hacia una nueva etapa de progreso para Jujuy”.