Por la ola polar: se incrementó cerca de un 60% la demanda de energía eléctrica en Jujuy

Roman - EJESAJujuy al día® – En menos de 4 días, nuestra provincia vivió dos fenómenos meteorológicos extremos: el azote del viento norte, generando elevadas temperaturas e incendios, y el ingreso de la ola polar, esta última con temperaturas por debajo de los 0 grados, lo que generó una sobredemanda de energía por parte de la población en procura de calefaccionar sus viviendas.

Nuestro medio dialogó con el Gerente Técnico de EJESA, Eduardo Román, quien se refirió a estos fenómenos y remarcó el incremento de la demanda durante el primer día de esta ola de frío.

Román manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “el sábado fuimos protagonistas de una lucha entre el viento norte y un viento del sur, donde el del sur predomino y este viento con la humedad que teníamos hizo que tengamos una nevada ayer en la mañana –por el lunes- y naturalmente la gente buscó calefaccionar su vivienda. Ayer- por el lunes- hemos reforzados nuestras guardias de emergencias y hemos tenido reclamos a partir de las 17 horas”.

Sobre el aumento de la demanda de energía por la ola de frío, señaló que “si hablamos de crecimiento de la demanda, hubo un 40% más que el sábado, pero si tomamos al viernes, donde tuvimos 28° grados de temperatura, la sobredemanda fue de entre un 50 o 60%”.

Explicó que “periódicamente vamos anticipando el crecimiento de la demanda, y los picos se dan en invierno y son del orden del 6% de un año a otro, en función del crecimiento vegetativo y del crecimiento de la demanda de los usuarios residenciales e industrias, por lo que se readecuan las estaciones transformadoras, los cables, las protecciones adecuadas para cada tipo de nivel de despacho de carga”.

Mencionó que “se siguen dando, pero en menor intensidad, lo que llamamos eventos producto de instalaciones internas que migran la falla interna del domicilio y producen fallas en las instalaciones de los fusibles aéreos de los inmuebles y los arrastra en las estaciones transformadoras, pero este año se han dado mucho menos que en años anteriores”.

También el Gerente Técnico de EJESA se refirió a lo sucedió el pasado sábado cuando nuestra ciudad capital, y otras localidades de la provincia se vieron afectadas por el viento norte, y comentó que “la comunidad ha visto un fenómeno meteorológico que no es normal en esta  parte,  que es la lucha entre el viento del norte y del sur, que normalmente se da desde León hacia el norte, donde hubo ráfagas de hasta 130 km/h, que han producido  eventos sobre las instalaciones de los particulares y también sobre las de EJESA. Hubo voladuras de chapas, cartelerias, ramas, caídas de árboles de gran porte que han afectado nuestro sistema de distribución primario y sobre todo el sistema alimentador de la Quebrada”. Agregó “hemos tenido en dos zonas los cortes por la caída de árboles, se cortaron los cables y se han roto columnas del alimentador de la Quebrada a la altura de Alto Padilla y llegando a Reyes. Esto ha hecho que nuestro personal abocado al mantenimiento haya trabajado hasta altas horas de esa noche para recuperar el servicio en toda la Quebrada y desde León, Lozano, Volcán, hasta Humahuaca donde antes de las 10 horas se solucionó, a pesar que teníamos el grupo de contingencia distribuyéndose en la zona, pero no hizo falta ubicarlo porque llegamos justo con el transporte y la energía”.

En relación a la cantidad de reclamos recibidos el sábado, Eduardo Román indicó que “ese día tuvimos 3.186 llamadas de clientes que han sido afectados, pero reitero que han sido afectadas líneas de media tensión, de las cuales, el 90%, se regularizaron ese día y el domingo el resto de los servicios”.

Sobre las caídas de los árboles sobre el tendido eléctrico, Román señaló que “somos respetuosos del manejo arbóreo, es más, trabajamos con muchas organizaciones no gubernamentales como Bosque Modelo para poder lograr impactar lo menos posible en función del diseño de nuevas de redes y sobre las que ya existen, tratando de mitigar lo menos posible el arbolado del perímetro cercano a las líneas de alta tensión, pero lamentablemente hay algunos árboles de gran porte o muy antiguos que con un viento o descarga atmosférica caen sobre nuestras líneas, por lo que tenemos que articular un mecanismo para retirarlos y replantarlos o colocar otras especies arbóreas donde se desarrollen los tramos urbanos en relación a las redes eléctricas”, concluyó.