Para Ljungberg en Jujuy hay “un gran subdesarrollo empresarial”

Ljungbert 12-08-11Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el reconocido economista jujeño, Juan Ljungberg, realizó un breve análisis acerca de la situación de la industria en Jujuy y destacó que el problema en la provincia “es más grave, más de fondo”, y que en Jujuy “hace falta una renovación de la mentalidad empresarial”.

Al referirse a la situación de la industria en Jujuy, Juan Ljungberg indicó en una entrevista con JUJUY AL DÍA® que “Jujuy ha perdido, en relación a los años de oro de la industria de la provincia en los años 60 hasta la mitad de los 70, una posición importante en el sector industrial y esto se debió a que el sector industrial que existía en Jujuy era muy débil porque tenía ‘pies de barro’ ya que estaba basado fundamentalmente en Altos Hornos Zapla que era una empresa que a su vez existía porque estaba subsidiada por el gobierno, entonces cuando eso cambió las empresas de alrededor no eran competitivas y cerraron una gran cantidad”.

Sostuvo que “en términos generales, y sacando al sector azucarero que sí ha tenido una dinámica buena y distinta, no ha habido un reemplazo, una sustitución  de esta empresa con un perfil competitivo y para esto se requiere inversión e incorporación tecnológica, y en general las empresas en Jujuy, excluyó al sector azucarero, en general no tiene esto, seguimos con pequeños tallercitos, y justamente el desafío de la provincia es mejorar para su industria y para que haya una industria que pueda ser competitiva y tenga perspectivas de crecimiento en el mediano y largo plazo”.

Además expresó que “hoy hay instrumentos financieros, el gobierno nacional tiene la Agencia de Desarrollo Tecnológico, el Ministerio de Ciencia y Técnica, hasta subsidios de la SEPyME con una línea de asistencia técnica que subsidia hasta 130 mil pesos por empresa para mejoras tecnológica, y en Jujuy eso no se usa mientras que en otros lugares del país sí. La pregunta es ¿por qué?”.

Prosiguió, “es porque acá el problema que hay más grave, más de fondo: en Jujuy hace falta una renovación de la mentalidad empresaria. En algún momento podríamos decir que no se hacía porque no había forma de hacerlo o financiarlo, hoy están los medios y no solo para financiarlos sino de recibir un subsidio gratis, y sin embargo no se hace, porque es un problema de la mentalidad de los empresarios, donde algunos quizás están quedados en el tiempo y no tienen perspectivas de futuro, otros que no entienden la cuestión o no tienen una sana ambición de crecimiento sino que se conforman con la subsistencia,  con tener un buen pasar y nada más y eso no es la mentalidad empresaria. Esto es un problema cultural muy importante en Jujuy por detrás y en el fondo de esta situación”.

En este sentido, Ljungberg manifestó a JUJUY AL DÍA® que “hoy hay instrumentos tanto provinciales como nacionales que tienden a facilitar el desarrollo de actividad  económica en general e industrial en particular. En la provincia está la línea de financiamiento del Consejo de la Microempresa, a nivel nacional está la SEPyME de la Agencia del Desarrollo Tecnológico, inclusive existen líneas de créditos nacionales como las del Banco Nación, y muchos más, pero nosotros tenemos un gran subdesarrollo empresarial”.

Indicó que “además, por ejemplo, muchas empresas no califican para las líneas del Banco Nación o del CFI o de la SEPyME porque no pueden armar una carpeta de crédito porque no tienen los balances al día, porque no están al día con sus obligaciones fiscales y provisionales, cosas que son elementales de cualquier empresario que se precie de tal y hoy no se puede estar discutiendo si se presenta balance o no, o si el balance refleja lo que es su empresa o es un balance mentiroso, si debe a la AFIP, Rentas o ANSES”.

“Si alguien se precia de querer ser empresario esos temás tienen que estar superados, y en Jujuy el problema es que no están superados y eso es una barrera  que impide acceder a todas estas herramientas que hay, sobre todo de financiamiento, pero la culpa no es del que ofrece sino del que demanda, del empresario”.

Para finalizar, el economista jujeño manifestó que “esto forma parte de este subdesarrollo de la cultura empresarial de Jujuy, hay excepciones por supuesto, pero estoy hablando de la generalidad, ya que cuando se ven las excepciones uno ve como se destacan y funcionan, en cambio en la generalidad no pasa esto y sería deseable que sea imitable pero falta esta mentalidad, esta cultura de emprender, de innovar, de incorporar nuevas cosas, falta este dinamismo empresarial y es lo que le está faltando a Jujuy”, concluyó.