Pablo Baca requirió información sobre el pasivo de Pan de Azúcar y su impacto en la Laguna de Pozuelos

pablo baca 23Jujuy al día® – El diputado radical Pablo Baca y su par Alfredo Tinte, recorrieron recientemente la región donde se encuentran las instalaciones de lo que fuera, hace más de dos décadas, la Mina Pan de Azúcar, en el Departamento Rinconada. Actualmente dicho establecimiento constituye un pasivo ambiental y según se conoce por información oficial, el mismo habría impactado en la Laguna de Pozuelos. Esto significa, entre otras cuestiones, que podría estar en riesgo avifauna acuática que habita en esa Laguna y que está compuesta por especies exclusivas del ambiente de la Puna. Cabe recordar que por su relevancia como hábitat para numerosas aves acuáticas, dicha Laguna fue incluida en la lista de Humedales de Importancia Internacional.

Pablo Baca refirió que un simple recorrido permite observar que los pasivos ambientales de la mina cerrada se encuentran expuestos a la erosión permanente de los vientos y puede observarse en los escasos cursos de agua algún nivel de oxidación. No obstante, subrayó Baca que existe información oficial que estaría revelando algún grado de contaminación en la región con particular impacto en la Laguna.

Por ello es que, junto a Tinte y el acompañamiento de su Bloque, Baca presentó un proyecto de pedido de informe para conocer de manera fehaciente la situación del pasivo ambiental de Pan de Azúcar, la afectación al ambiente que hubiere provocado, así como la situación de la Laguna de Pozuelos y toda su cuenca.

Cabe indicar que Baca presentó con anterioridad proyectos en el mismo sentido que no tuvieron tratamiento, por ello es que insistirá con esta iniciativa, atendiendo también diversos planteos de comunidades y organizaciones ambientales que han expresado su preocupación por un proceso de degradación al que estaría sometida la Laguna de Pozuelos, como consecuencias del pasivo ambiental referido y la actividad minera de la región.

Baca refirió que según información del portal oficial http://www.mineria.gov.ar/estudios/dias/jujuy/impacto1.asp#ta4 y que fuera difundida recientemente por un periódico digital: “En el área correspondiente a la cuenca de la Laguna de Pozuelos se encontró que los sólidos disueltos totales, los sulfatos, el manganeso, el hierro, el arsénico y el molibdeno superan en uno o en más puntos los respectivos límites fijados por las diferentes normativas aplicables”. Se menciona también que los sólidos disueltos totales y que los sulfatos que se encontraron en la laguna son los mayores registradas en toda la provincia de Jujuy. También se resalta que es elevada la concentración de arsénico.

A todo esto, se destaca que en la Laguna de Pozuelos “son aplicables los límites correspondientes a la protección de vida acuática en agua dulce superficial”, siendo esta norma más restrictiva. En base a ella las aguas de la laguna están sobrepasadas en sólidos disueltos totales, arsénico y cobre.

Por otro lado, los mayores valores de hierro y manganeso, que se registraron durante el período de caudales altos en el río Peñas Blancas, alcanzaron valores que superan los límites establecidos para agua de bebida por la Ley Nacional 24.051.

Pablo Baca recordó también que el equipo del Instituto Geonorte de la Facultad de Ciencias Naturales, Universidad de Salta, CONICET, Museo de Ciencias Naturales – IBIGEO, Administración de Parques Nacionales y Facultad de Ciencias de la Universidad Gerona, España, llevaron a cabo estudios sobre el pasivo minero de Pan de Azúcar.

En ese trabajo se señala que con su abandono -hace aproximadamente 20 años- y el deterioro de los diques de cola de la mina, sustancias remanentes fueron arrastradas por efecto de los vientos y las lluvias, con la afectación de la fauna y la flora del lugar y el peligro para la salud de la población, en particular de aquellos que se aprovisionan de las aguas. El dique de cola abandonado se inunda en el verano y contaminan las aguas. La escasez de agua potencia la contaminación por concentración y deja expuestas a personas y animales, que utilizan el agua.

En esta región la actividad minera ha generado un fuerte impacto ambiental, contaminando aguas superficiales y subterráneas, sedimentos fluviales y suelos en los cuales pastorean animales para consumo de carne. Las lluvias estivales aceleran la producción de drenaje ácido de mina a partir del segundo dique de colas y de la escombrera, observándose la coloración rojiza del agua por más de 4 km desde la mina.

Puntualmente, en temporadas de lluvias, el dique de cola rebalsa y los líquidos son transportados por un canal que desemboca en el Río Pabellón, afluente del Río Chico y del Río Cincel, lo que pone en peligro la Laguna de Pozuelos que ha sido declarada Monumento Natural.

También el diputado Pablo Baca recordó las actuaciones de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra el Medio Ambiente (UFIMA), que a través del Fiscal Gustavo Gómez ha comprobado que el pasivo ambiental de Pan de Azúcar constituye una fuente contaminante de fuerte impacto ambiental con perjuicio del medio natural, Atmósfera, Suelo, Aguas superficiales y probablemente también Subterráneas, Flora, Fauna y Paisaje. El Fiscal además ha advertido sobre daños al uso del Territorio y riesgo para la salud de los pobladores de la zona.

Por otro lado, comunidades de la zona han denunciado que han sido afectados los flamencos en la Laguna de Pozuelos y la fauna en general.

El legislador radical además observó que “no se cumplen con los mecanismos de consulta y consentimiento previstos por la Constitución Nacional y el Convenio 169 de la OIT respecto de las actividades y el aprovechamiento de los recursos naturales que se llevan a cabo en la zona.  “Estos procedimientos tienen que llevarse a cabo respecto de todas las comunidades aborígenes cuyos territorios se encuentren dentro de la cuenca de la Laguna de Pozuelos” refirió.

LA INFORMACION REQUERIDA

Precisó Baca que el proyecto requiere al Poder Ejecutivo información sobre cómo se han gestionado los residuos producidos por el establecimiento minero Pan de Azúcar, la situación actual, estado de diques de cola y de otros residuos contaminantes; medidas que se hubieren dispuesto para la determinación de la responsabilidades del daño ambiental; estado de los recursos hídricos de la zona de la ex Mina Pan de Azúcar y la posible afectación de la Laguna de Pozuelos, estado de los ríos de la región y del agua para consumo de la comunidad Pan de Azúcar y zona colindante.

También en el proyecto se solicitan datos sobre los “proyectos que existieren para la remediación de este pasivo ambiental; medidas de investigación sanitaria y de atención de la salud que se hubieren adoptado; resultados de estudios de las aguas de la cuenca y de la Laguna de Pozuelos; estudios sobre la situación de los flamencos en la Laguna de Pozuelos que se hubieren realizado y resultado de los mismos, situación de la fauna de la zona y calidad de agua.

Por último, el proyecto solicita precisiones sobre el “cumplimiento de los mecanismos de consulta y consentimiento previstos por la Constitución Nacional y el Convenio 169 de la OIT a las comunidades aborígenes”.