Transporte ilegal de pasajeros: por la falta de controles varias empresas prestatarias desaparecieron en algunos destinos de Jujuy

InklemonaJujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, el Presidente de la Cámara de Transporte de Jujuy, Oscar Inklemona, manifestó su preocupación por la proliferación de los transportes ilegales en el ámbito provincia debido a la falta de control de los entes responsables, y señaló que “no tienen ningún tipo de control por parte de autoridades nacionales, provinciales ni municipales”. Además remarcó que en algunos destinos la pérdida de recaudación para las empresas formalmente establecidas ha llegado hasta el 100%.

Sobre los controles a los servicios ilegales de transporte de pasajeros, Oscar Inklemona manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “en este sentido quiero destacar que a nivel nacional la CNRT nos está haciendo controles permanentes a las empresas prestadoras autorizadas, mientras que los servicios ilegales no están siendo controlados  bajo ningún punto de vista, no tienen ningún tipo de control por parte de autoridades nacionales, provinciales ni municipales” aseguró.

Inklemona indicó que, a nivel provincial, “estamos haciendo gestiones con las autoridades para que empecemos de una buena vez con los controles, y también vamos a pedir entrevista con el  señor Intendente para que produzca algún tipo de control sobre estos vendedores, que como todo el mundo sabe, ya están vendiendo pasajes provinciales en la peatonal”.

“Vamos a solicitarle a las autoridades en general que acentúen este tipo de control y va a tener que ser de común acuerdo porque no podemos hacer nada si controlamos en la ruta mientras que en la ciudad no se controla, o si controlamos en la ciudad y en las rutas no se controlan. Esto tiene que ser una tarea mancomunada, vamos a iniciar una serie de conversaciones para ver dónde vamos”, sostuvo.

El presidente de la Cámara de Transporte de Jujuy explicó los efectos de este mercado ilegal en la recaudación y en la competitividad de las empresas legalmente establecidas, “estimamos que en algunos corredores ya debemos estar al 50% tranquilamente, en otros ya han desaparecido las empresas prestataria para dejar solo los ilegales, es decir que en esos lugares están al 100%, mientras que en los grandes corredores estaremos entre un 25 y 30%, de lo que nos están sacando de recaudación”. Indicó que “esto quiere decir que ese plus de ocupación que deberíamos tener cuando el negocio empieza a funcionar nos lo está quitando esta gente que no es controlada por ninguno de los sectores de las autoridades correspondientes”.

También hizo referencia a la demanda de pasajeros de estos servicios ilegales, mencionando que “no hay duda que hay demanda de pasajes, siempre hubo, y uno de los factores fundamentales en este tema es el precio. No hay duda que la gente busca siempre lo más económico, pero es imposible creer que se pueda tener un servicio más económico si se cumplen con todas las disposiciones legales, si se pagan los sueldos que se tienen que pagar, si se hacen los aportes, si se pagan los impuestos, creo que ahí está la diferencia”.

“La falta de control hace que este mercado sea más competitivo que el nuestro, porque no tiene los costos que tenemos nosotros. Antes, cuando teníamos algunos subsidios, podíamos competir en alguna medida con ellos; hoy no, lamentablemente esta es la realidad”, aseguró finalmente Inklemona.

2 COMENTARIOS

  1. La falta de controles es tarea casi contínua en todos los ámbitos gubernamentales, sean estos nacionales, provinciales o municipales. Se ha hecho un culto de la transgresión y del poco respeto por lo que indica la ley por parte de quienes debieran velar que esto último se cumpla. De ahí provienen los estragos culposos que venimos soportando; y los organismo destinados a verificar el cumplimiento de las normas no interviene para revertir tales atrocidades. Lo hemos visto en Once, en Castelar, en la rutas nacionale y provinciales del país, pero nadie hace nada. Todo está sumido en el relaje total y luego aumentan las imposiciones que el ciudadano debe abonar para que se siga en la indolencia de los que debieran actuar. Sucede en el transporte, sucede en las comunicaciones, sucede en casi todas las áreas reguladas y nadie se hace cargo del desgobierno.

Comments are closed.