Según el Obispo, “todos, en cualquier barrio, saben dónde y a quién comprar la droga” en Jujuy

FernandezJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Obispo de la Diócesis de Jujuy, Monseñor Daniel Fernández, se refirió a la grave problemática del consumo de drogas en nuestra sociedad, particularmente en los adolescentes, y señaló que “el problema sigue en aumento”. Además mostró su preocupación ante el aumento en los casos de abusos sexuales intrafamiliares, específicamente contra menores de edad, que se registran en nuestra provincia.

Sobre la grave problemática de las drogas y las adicciones en nuestra provincia, Monseñor Daniel Fernández manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “esto lo venimos denunciando desde hace tiempo, el problema sigue en aumento y no vemos realmente una política decidida a combatir el narcotráfico que es lo primero a lo que tenemos que apuntar para que no puedan ingresar fácilmente todas estas sustancias y  comercializarse con la libertad con que muchas veces se hacen. Si se hiciera sería muy difícil que este negocio prospere”.

“Personalmente no veo que ese control exista como debe ser, y donde existe a veces tiene tantas dificultades para poder desarrollar una vigilancia adecuada o una sanción oportuna que es como si no se hiciera nada” indicó, y además aseguró que “todos, en cualquier barrio, saben dónde y a quién comprar la droga”.

Además expresó que “los jóvenes están preocupados porque los afecta a ellos, porque es una tentación, y cuando no los afecta directamente afecta a sus seres queridos, a sus familiares; en cada familia hay un drama de este tipo”.

Por otra parte, el Obispo de Jujuy se refirió al incremento de abusos sexuales, haciendo referencia a lo señalado por el Papa Francisco quien dejó en claro la “tolerancia cero” y pidió penas más duras para los culpables. “Esto es un problema serio que afecta toda la sociedad. Hace un tiempo era un gran escándalo que eso pasara con miembros de la iglesia, sacerdotes que tenían a su cuidado jóvenes o adolescentes, y es algo que a nivel de la Iglesia se ha tomado conciencia de la seriedad de este tema y desde hace 10 años a esta parte se ha hecho mucho para combatir esto. En estos días, aunque está circunscrito a la realidad del Estado, la ciudad del Vaticano, el Papa endurecido, en ese sentido, con las penas y el modo de tratar estos temas para que quede claro que la ‘tolerancia 0’ sigue siendo eso, ‘tolerancia 0’”, dijo y agregó “pero en un ámbito que escapa al control de los que viven más cerca, dentro de las familias, a veces se dan abusos de menores de parte de familiares, allegado, parientes, realmente con mucha frecuencia e inadvertencia de quienes tiene que velar por los menores, y por eso el llamado es para ser más responsables y cuidadosos de los menores que están en la familia, que los padres puedan vigilar y los tengan cerca para evitar todo este tipo de conductas inapropiadas que causan terribles daños en la vida de quienes están desarrollándose y abriéndose precisamente a su madurez de la vida”.

Manifestó que “esto me preocupa, porque el domingo estuve en una reunión donde no se tocaba precisamente este tema pero si se hablaba de las dificultades y los problemas que más podrían aquejar a los jóvenes, y los jóvenes han expresado mucho dolor y sufrimiento, que la mayoría de sus dolores de hoy son situaciones sufridas dentro de la familia, no todas de este tipo, ni tan graves, pero sí situaciones de maltratos, de desvalorizaciones, de falta de ayuda, de comprensión, y en los casos más graves, sí abusos por parte de mayores”.

JUJUY AL DÍA® consultó al Obispo de nuestra Diócesis si considera que se rompió el lazo de las familias con los adolescentes, y expresó que “hubo un descuido, ya sea porque los padres deben salir a trabajar, porque los adolescentes pasan mucho tiempo solos afuera, pero se ha perdido el cuidado y la vigilancia que los padres deben guardar respecto a sus hijos. Están muy sueltos y muy solos, y a veces sin padres que cuiden verdaderamente de ellos”, sostuvo finalmente.