Crisis de recursos humanos en el sector Salud: advierten faltan de especialistas en el servicio de Terapia Intensiva del Hospital de Niños de Jujuy

Aden UTI Hospital de Niños- Jujuy al díaJujuy al día® – Debido a una situación particular ocurrida durante la semana pasada en el Servicio de Terapia Intensiva del Hospital de Niños “Doctor Héctor Quintana” de nuestra provincia, el cual se vio colmado llegando casi a duplicar su capacidad de atención, el titular del Servicio, Federico Adén, se refirió a la falta de recursos humanos en la unidad para la atención de los niños y a la baja oferta salarial para que los especialistas decidan trabajar en nuestra provincia.

En relación a la situación de sobrecarga del Servicio de Terapia Intensiva del hospital de Niños, Federico Adén comentó a JUJUY AL DÍA® que “en estos momento estamos con la capacidad operativa sobrepasada, el servicio de terapia intensiva cuenta con 12 unidades y actualmente tenemos 16 unidades ocupadas y hemos tenido hasta el jueves pasado 15 pacientes con asistencia respiratoria, nunca ventilamos tanta cantidad de pacientes, y a su vez tuvimos algunos pacientes crónicos que estaban en la unidad que los tuvimos que derivar al medio privado porque no tenemos posibilidades de seguirlos atendiendo y recibir los pacientes graves y agudos que venían”.

Indicó que “la coyuntura es esta emergencia que estamos viviendo, casi al doble de nuestra capacidad de trabajo, y por otro lado lo estructural, es la falta de previsión de los recursos humanos para garantizar que haya gente que se esté formando en esta especialidad”.

En este sentido explicó que “según indican las normas nacionales de la Sociedad de Terapia Intensiva y Pediatría, debemos tener un médico cada 6 pacientes en terapia intensiva de guardia y en este momentos tenemos 16 pacientes y no todos los días tenemos 3 médicos, porque eso necesitaríamos para asistirlos, y formar un recurso en terapia intensiva significa que esta persona que estudió y se recibió de médico, después hizo pediatría y luego se formó en terapia intensiva, hablamos de una subespecialidad, y disponer de ese recurso si uno no lo va formando, o previendo la necesidad de esto, es muy difícil de encontrar, y eso es lo que nos pasa ahora, estamos sobrepasados y necesitamos gente; no tenemos gente formada dispuesta a trabajar en esto”, afirmó.

Al referirse a las razones por las cuales no hay especialistas dispuestos a sumarse a la unidad, Federico Adén dijo, “si uno hace un análisis de por qué nadie quiere entrar a hacer esta especialidad, debemos pensar en esto: nosotros tenemos una residencia de terapia intensiva pediátrica desde hace 5 años y en estos 5 años se formó un solo médico y terminó su residencia este año, pero no entró nadie más, ni antes ni después, entonces algo está pasando para que la gente no quiera hacer esta especialidad”.

Sostuvo que “si bien está especialidad es una especialidad crítica en todo el país, en todo el  mundo, es una especialidad de mucho estrés, de mucho estudio, de mucha  responsabilidad y de mucho riesgo, tanto laboral como personal, que requiere de mucho manejo de tecnología, y esas personas que manejan esas tecnología en uno de los servicios más caros del hospital, cobran 4500 pesos por mes, es decir, los médicos del Servicio del Terapia Intensiva de Pediatría cobran, casi todos, 4500 pesos por mes, y deben hacer una guardia de 24 horas, 16 horas a la semana, y hay médicos que hacen guardia los fines de semana, los sábados y domingos no están en sus casas, y solo por 4500 pesos”.

Adén aseguró que “mientras esa sea la oferta laboral para formarse en esta subespecialidad, es lógico que no tengamos  médicos en la cantidad que necesitamos. De hecho, para funcionar habitualmente necesitamos 2 por guardia y en este momento hay guardias con dos y otras con 1, hasta los médicos hacen más de una guardia por semana para poder cubrir dos. Además nos pasa lo mismo con enfermería, porque las enfermeras de terapia intensiva son enfermeras que deben saber manejar toda la tecnología que maneja el médico, y formar una enferma en terapia intensiva tampoco se lo hace de la noche a la mañana, encima estamos viendo que enfermeras nuestras tienen un básico de 700 pesos”.

Además mencionó que “en estos días que estamos con esta sobrecarga de demanda lo que nos ocurre a los que estamos comprometidos con esto, y gracias al esfuerzo de todo el equipo que es de lujo, el equipo realmente no duerme, estamos pensando constantemente que hacemos cuando lleguen chicos, si estamos solos venimos a ayudar, el domingo pasado, con el grave accidente de tránsito que hubo, si venían a la tarde iban a encontrar al médico de guardia y a todos ayudando y eso no es por un sueldo ni nada, seguimos cobrando 4500 pesos, lo hacemos porque estamos comprometidos”.

“Me parece importante que la comunidad sepa esto, porque si le preguntamos a la gente sobre cuanto cree que gana un médico de terapia intensiva, a nadie se le ocurre que ganamos esto; es importante que la gente sepa en que se gastan nuestros impuestos, porque en esto no se lo están gastando. Lo grave de la situación es que tanto su hijo, o el mío, o el del gobernador, si le llega a pasarle algo van a venir acá, no hay otro lugar con esta infraestructura, si bien hay otros sanatorios pero también están igual”, expresó.

En otro tramo de la entrevista con JUJUY AL DÍA®, el Jefe del Servicio de Terapia Intensiva del Hospital de Niños de Jujuy se refirió a los rumores que indicaban el posible cierre de dicha unidad y aclaró que “no se va a poder cerrar. Es más, en ningún momento se habló de cerrarla pero lo que si estamos viendo es que muchos médicos se quieren ir”.

Sobre el estado de provisión de insumos y tecnologías, Adén comentó que “en cuanto a los insumos tenemos para asistir entre 10 y 12 pacientes, pero si de pronto se duplica empieza a faltar, pero se van reponiendo. Como digo, en la coyuntura están todos comprometidos, todos quieren resolver, pero el tema es que esta coyuntura, si no se trabaja en lo estructural, el año que viene la tenemos de nuevo”. En cuanto al equipamiento “nos están faltando, ya que teníamos respiradores para un determinado número de pacientes y por esta sobrecarga necesitamos más. Nos están prestando desde el Hospital Pablo Soria, usamos algunos respiradores de transporte, apelamos al medio privado para que nos asistan con pacientes con respiradores, por ejemplo en la clínica de Rosario tenemos 3 pacientes ventilados, sino en vez de 15 tendríamos 18 pacientes en realidad en la unidad”.

Acerca de las respuestas de autoridades del Hospital y del Ministerio de Salud, Federico Adén manifestó que “están todos buscando quien venga a hacer guardia y tratando de que no nos falten insumos, en la coyuntura. Y quiero diferenciar mucho esto, no creo que vamos a seguir trabajando con este nivel de demanda, supongo que va a bajar, pero la necesidad de al menos un segundo medico formado la seguimos teniendo, y mientras tengamos ese tipo de remuneración va a ser muy difícil que lo tengamos”, concluyó.