En Jujuy, homenajearon a Juana Azurduy

azurduyJujuy al día® – En el natalicio de la mujer que luchó en batallas independentistas en el noroeste argentino, decenas de personas le rindieron homenaje en la Quiaca. Combatió durante la década de 1810, etapa en que Manuel Belgrano la ascendió a teniente coronel, siendo la primera mujer en ser incorporada al Ejército. Perdió a sus cuatro hijos y a su marido y siguió luchando. En 2009, la Presidenta le otorgó el rango de generala.

En La Quiaca, Jujuy, decenas de personas homenajearon hoy a la generala Juana Azurduy, combatiente en las luchas por la independencia, en el día que se recuerda su natalicio, como parte de un proyecto del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

La iniciativa generó talleres, murales colectivos en Tucumán, Salta y Jujuy y una historieta, todas producciones basadas en la figura de Azurduy, con el objetivo de promover la reflexión sobre la perspectiva de género y el rol político y social de las mujeres.

“Estamos en medio de los cerros, cantando, bailando y pintando un mural para homenajear a Juana”, contó desde la puna jujeña el sociólogo Gustavo Koenig, del equipo de la dirección de Conducción Organizacional del Ministerio y autor de la historieta Juana Azurduy – Hija de la Pachamama que puede verse en http://www.desarrollosocial.gob.ar/Uploads/i1/Historieta%20-%20juana %20azurduy-web.pdf.

Para él, la figura de esta mujer que participó activamente en batallas independentistas en el noroeste argentino, le permitió encontrarse “con una vida de sacrificio. Ella perdió a sus cuatro hijos y a su marido, pero siguió combatiendo por la independencia”.

La historieta se utilizó como insumo en los talleres de reflexión que se hicieron en el norte argentino, de donde salieron las ideas que quedaron plasmadas en los murales sobre la guerrillera. “Ella es la síntesis de las mujeres coraje, de las luchadoras y de las portadoras de la cultura ancestral de los pueblos originarios”, explicó Koenig.

Relató que durante el proceso de elaboración del material “hice el paralelismo entre nuestra presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, quien perdió a su esposo y siguió adelante, y también con las mujeres que sostuvieron el país durante el proceso neoliberal de los años `90, las piqueteras”.

El sociólogo valorizó al aporte de las culturas originarias y sobre todo “de las mujeres que son las portadoras del conocimiento, las que están en contacto con la tierra y sus saberes. Eso también lo aporta Juana con su vida”.

De allí el título de la historieta que une a la combatiente con la Pachamama, la madre tierra, un recurso “pensado sobre todo para las nuevas generaciones acostumbradas a lo visual, porque en la historieta cada imagen es un disparador para la reflexión”, dijo el guionista.

También resaltó que “esta reivindicación debe servir para reflexionar si queremos tener a espaldas de la Presidenta una estatua del colonizador Cristóbal Colón o de una patriota valiente como Juana Azurduy”.

Esto en relación a los cuestionamientos de ciertos sectores por el retiro del monumento a Colón del pedestal donde se erigía en la plaza situada detrás de la Casa de Gobierno, espacio donde se intenta colocar una estatua de la heroína.

Azurduy combatió durante la década de 1810, etapa en que Manuel Belgrano la ascendió a teniente coronel, siendo la primera mujer en ser incorporada al Ejército. En 2009, la Presidenta le otorgó el rango de generala.