El kirchnerismo de Jujuy insiste en someter al Poder Judicial

tribunales rayo - Foto: Juan Pablo CalvóJujuy al día® – La contundencia y claridad del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que declaró inconstitucional la ley N° 26.855 de reforma del Consejo de la Magistratura recibió su respuesta por parte del gobierno: en un arranque revanchista, la AFIP orquestó de inmediato una ilegal embestida en contra del Presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti.

La maniobra desnuda la ideología y metodología de éste grupo político que a medida que acumula más poder, paralelamente nos aleja cada vez más a todos, como sociedad, de la democracia.

Al respecto desde la Comisión de Abogados Radicales señalaron que “La intención de avasallar al Poder Judicial dejó al gobierno nacional mal parado frente a la sociedad. Una vez más se desnuda cual es la verdadera intención de esta supuesta reforma judicial que impulsa el kirchnerismo, que lejos de acercar la Justicia a la sociedad tiene como finalidad concentrar, pulir y legalizar las mas variadas formas de presión sobre los jueces”

“Del análisis del fallo de la Corte surge que para garantizar la vitalidad del sistema republicano de gobierno debe existir necesariamente un apego irrestricto de las decisiones de las mayorías políticas constituidas en el Poder Legislativo y Ejecutivo a la Constitución nacional; y la función del Poder Judicial no es otra que garantizar el respeto y el cumplimiento de la Constitución por parte de las mayorías políticas. De otro modo, la sociedad corre el riesgo de que quien detenta el poder avance sobre los derechos, garantías y libertades consagradas a favor de todos los habitantes de la Nación”

En este sentido destacaron que “Por más que desde el Gobierno nacional se pretenda instalar un discurso de demonización del Poder Judicial, y más allá de que estamos de acuerdo con que es necesario adaptarlo a las transformaciones de la época en que vivimos, lo cierto es que la Constitución le ha consignado a los jueces la tarea de controlar la constitucionalidad de los actos de gobierno, para así garantizar la plena eficacia de los derechos y garantías que constituyen el contenido de toda democracia participativa”.

“Esta función cobra especial trascendencia en épocas como las que nos toca vivir a los argentinos y jujeños, en las que la consigna parece ser la de la imposición de una forma de vida social basada en concepciones hegemónicas y autoritarias”.

La embestida del gobierno nacional tuvo su reflejo en Jujuy

El sábado pasado se realizó un encuentro en el que el kirchnerismo jujeño trató de sacar nuevamente a flote el frustrado intento por partidizar al Poder Judicial de la Nación y someterlo a la voluntad del poder político gobernante, o lo que en idioma K se denomina, jocosamente: “democratizar la justicia”.

El encuentro tuvo el aval del Gobernador Fellner, con la presencia del Ministro de Gobierno y Justicia Dr. Oscar Insausti y con Milagro Sala a la cabeza, cerrando la jornada. También participaron el rector de la UNJU, Enrique Arnau, miembros de la Justicia Federal de Jujuy como el Dr. Snopek (fiscal) y representantes de áreas ejecutivas del gobierno nacional vinculadas a la política judicial.

Desde esa tribuna, la titular de la Organización Tupac Amaru y jefa de la Red de Organizaciones Sociales, manifestó que “no hay jueces que vayan a los hospitales e investiguen por qué no pueden operar del apéndice a ciudadanos comunes… No vemos que los jueces vayan a la escuela a ver por qué los jóvenes dejan de estudiar, porque esa es también la obligación de los jueces: ver por qué los jóvenes dejan de estudiar, por qué abandonan la secundaria”.

En este sentido desde la comisión de abogados radicales sostuvieron que “La gravedad que trasciende estos dichos se vincula con la concepción totalitaria del sistema de justicia que pregonan el gobierno y sus aliados, propia de regímenes fascistas en los que la idea es concentrar la totalidad del Poder estatal en manos de la figura de un líder, lo que trae como consecuencia el debilitamiento de la democracia y el desvanecimiento de las prerrogativas constitucionales que rigen la convivencia social”.

“Debe llamarnos la atención y movilizarnos la desvergonzada soltura con la que la principal oradora del encuentro kirchnerista y candidata a diputada provincial –que recordemos tiene pendiente más de 40 causas penales en la justicia- manifestó que no podía concebir cómo sus aliados del gobierno provincial dejaron que 50 abogados de la oposición definieran la postura del Colegio de Abogados de Jujuy frente a la reforma de la justicia, “cuando en el gobierno hay más de 700 abogados contratados”.

“Este pensamiento muestra, una vez más, que la visión del ser humano que tienen los representantes del kirchnerismo en Jujuy se reduce a lo numérico y utilitario, desconociendo que las personas -en el caso los abogados- tienen derechos políticos y sociales que no dependen en absoluto de su relación de dependencia con el Estado; la libertad de pensamiento y acción es una conquista del Estado de Derecho que no puede cercenarse por el capricho del poderoso”.

“Surge entonces que bajo el eslogan de democratizar la justicia se pretende justamente el objetivo contrario: la precarización de la democracia y los derechos, y la concentración del poder absoluto”.

Resaltaron asimismo que “resulta bochornoso que el Ministro Insausti, quien definió la jornada en la que participó junto a Milagro Sala como muy interesante, se presente apoyando este tipo de iniciativas que tienden a debilitar nuestra democracia, mientras agradecía al Gobierno Nacional por la instalación de este debate sobre una justicia que le da la espalda a la gente”.

“El Ministro no puede desconocer que hace 12 años que el gobierno provincial se encuentra en manos del mismo grupo político -al que pertenece desde sus comienzos-, y en todo este tiempo ese espacio evitó dar un debate serio y profundo sobre la deplorable administración de justicia que existe en Jujuy, la falta de recursos, la situación de los empleados judiciales, la demora en la resolución de las causas, en definitiva, sobre cómo podemos, como sociedad, adaptar el Poder Judicial de la provincia a los cambios y transformaciones sociales”.

Finalmente desde la Comisión de Abogados Radicales remarcaron que “queremos reivindicar el logro obtenido en la Asamblea Extraordinaria realizada en el Colegio de Abogados, en donde la abogacía de Jujuy, sin distinción partidaria, se expresó institucionalmente en contra de este avasallamiento del Poder Judicial que pretende la mayoría gobernante, y que en Jujuy la encarnan el tándem Fellner-Milagro Sala”.

“En esta linea queremos hacer un llamado a la abogacía jujeña, y a la sociedad en general, para discutir profundamente la apremiante necesidad de reformar el sistema de selección de jueces y funcionarios judiciales en la provincia, mediante la implementación de un sistema de concursos para acceder a dichos cargos, y fortalecer con ello la independencia del Poder Judicial de la provincia, materia pendiente del gobierno provincial, en la que también le da la espalda a la gente”.