El horno no está para bollos: panaderos de Jujuy aseguran que “es muy difícil implementar” el acuerdo sobre la venta de pan

panJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Presidente del Centro Industrial de Panaderos de la provincia de Jujuy, Antonio Asmuzi, se refirió a la imposibilidad de las panaderías jujeñas de acatar el pedido del gobierno nacional de vender el kilo de felipes a 10 pesos. Asimismo explicó la situación que atraviesan las panificadoras por el elevado costo de la harina la cual en 9 meses, según señaló, aumentó su valor en casi un 300%.

Ante el gran aumento que ha registrado la materia prima para la elaboración de pan en nuestra provincia, desde el mes de enero a la fecha los alimentos panificados han sufrido un aumento de alrededor del 70%, a tal punto que el kilo de felipe o miñones se llega a conseguir hasta por 22 pesos el kilo, y los bizcochos superan los 30 pesos el kilo.

Además, por la negativa del gobierno de importar el grano, el Estado nacional intenta lograr un acuerdo para que en la Argentina el kilo de felipe se venda a 10 pesos, mientras que desde la Subsecretaría de Defensa al Consumidor proponen, como media insólita para contrarrestar los aumentos de precios, recetas para la elaboración de pan casero.

En relación a la suba que ha registrado el pan en la provincia, el presidente del Centro Industrial de Panaderos de la provincia de Jujuy, Antonio Asmuzi, explicó en una entrevista con JUJUY AL DÍA® que “si bien la última suba fue hace un par de semanas, se debió al alto precio de la harina que costaba en enero 150 pesos y hoy saltó a un promedio de 280 a 300 pesos la bolsa, y si contamos la suba que tuvo desde septiembre del año pasado estamos hablando de cerca de un 300% y es una suba totalmente anormal que a nosotros los panaderos nos desequilibra totalmente”

Indicó que esto “pasa casi en todo el país, tal es así que el tema de la harina se está viendo como un gran problema desde el gobierno. Sé que no hay suficiente trigo y esto genera que el precio del trigo se dispare. Es un tema que el gobierno tiene que solucionar porque está fuera de nuestras posibilidades porque los formadores del precio de la harina son los molinos y el gobierno”.

Asimismo señaló que “en lo que va del año tuvimos tres subas de alrededor  de un 70% promedio entre las 3, pero no fue nada comparado a lo que subió la harina y lo tenemos que hacer para poder solventar los costos de nuestra industria”.

Aseguró que “si bien en otros lugares se consigue a mayor precio, como ser en Santiago del Estero, nosotros no pensamos moverlo y pedimos que cada panadero ponga el costo hasta dónde puede llegar porque lo importante es que puedan trabajar todos”.

JUJUY AL DÍA® consultó al representante de los panaderos de la provincia si han pensado en alguna medida para evitar más subas en el pan, a lo que comentó que “no podemos ni tenemos las armas para ponerle el precio a la harina, por ejemplo el Centro de Panaderos de Rosario hizo un boicot de 4 días pero no afectó en nada a los molinos porque ya tienen el trigo comprado para la temporada, pero acá lo importante de todo esto es ver como tratar de solucionar esto para la gente”.

En relación al acuerdo de vender el kilo de pan a 10 pesos, manifestó que “en este momento el gobierno está haciendo la propaganda de 10 pesos al público y hasta donde sé la federación no se adhirió a eso porque no hay forma que demos el pan a ese precio,  es muy difícil poder implementar una cosa así porque hablan de darle una bolsa por día a cada panadería a 70 pesos menos para poner el pan a 10 pesos, y a ese precio el costo a nosotros nos da 14 pesos”, añadió que “es muy difícil implementar este acuerdo porque estaríamos discriminando a la gente para ver a quien venderle y a quien no a ese precio ya que creo que ningún panadero trabaje a perdida”.

En este sentido explicó que “hoy las panaderías usan 5, 10 o 20 bolsas de harina, en promedio entre 10 a 15 bolsas en adelante, y que tengan que vender de una bolsa, de la  que salen 52 kilos de pan, a ese precio estaríamos discriminando para ver a quienes le vendemos ese pan barato. Aun así, a ese precio por esa bolsa no nos dan los costos para venderlo a 10 pesos, asique no sé cómo se implementará”. Además señaló que “por ello el próximo martes –por mañana- hay una reunión en la federación y allí veremos en que podemos ayudar al consumidor, pero este es un tema que los panaderos estamos sufriendo más que nadie, hoy hay que juntar hasta las monedas para comprar la harina y esto está afectando la producción lamentablemente”.

Sobre el impacto de esta falta de trigo y encarecimiento de la harina en las panaderías y panificadoras jujeñas, Antonio Asmuzi  expresó que “hoy con la escasez  que tenemos de harina nuestros panaderos está reduciendo la producción, incluso muchas panaderías han suspendido los repartos y el panadero está en una situación económica difícil y no puede solucionar ni sus problemas”.

“Se han reducido las ventas, desde hace dos semanas que vengo anticipando que las ventas en las panaderías han bajado entre un 20 y un 30% y esto está afectado a la mano de obra. Si bien no hubo despidos pero se redujeron horas y eso a la larga va a impactar porque no toda la gente puede comprar la cantidad de pan que compraba antes, pero aun así estamos dispuestos a tratar de ayudar a la gente en lo que esté a nuestro alcance”.

Nuestro medio consultó al titular de los panaderos jujeños si han recibido algún comunicado o interés por parte del gobierno provincial ante la situación planteada, a lo que Asmuzi aseguró que “no, a nosotros no se nos acercaron, pero esto es un tema nacional y solo el Secretario de Comercio es quien puede autorizar la importación de trigo y así podríamos bajar el precio de la harina”. Indicó que “todo esto tiene que ver con que no hay trigo porque se redujo bastante en los últimos años y nos dicen que importando trigo de Uruguay solucionamos el problema y bajaríamos a la mitad la bolsa de harina, pero el gobierno no lo quiere hacer, siendo que tranquilamente lo puede solucionar con la importación”, concluyó.