Ruralistas aseguran que la situación en Jujuy es crítica: “no se invirtió nada en 60 años”

ana barcenaJujuy al día® – Ana Bárcena, Directora del Distrito 15 de Salta y Jujuy de la Federación Agraria Argentina (FAA), en una entrevista con nuestro medio, describió la situación actual que atraviesa el pequeño productor jujeño debido a la falta de políticas públicas del Estado provincial y nacional y a la escasez de tierras debido a las grandes centralizaciones de terrenos que han logrado absorber a los pequeños productores.

Para Ana Bárcena, la situación actual del pequeño productor jujeño es “mala como siempre, el pequeño productor no está bien nunca, porque no hay políticas públicas para el pequeño productor, no hay créditos blandos, solo hay planes del gobierno subsidiados o no pero que no cubren la necesidad de todos los productores”.

Bárcena indicó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “también está el problema de tierras, el problema del agua, el de infraestructuras. Es terrible la situación en la provincia para los grandes, medianos y los pequeños productores porque no se invirtió nada en 60 años”.

En este sentido expresó que “otros grandes problemas son el de los insumos, y el gran problema de la comercialización, y los pequeños productores están mal por eso, tenemos problemas con el tema de los fletes porque, por ejemplo, en provincias como La Pampa, u otras, algunos productos valen la mitad de lo que valen aquí, en Jujuy pagamos una brutalidad”.

JUJUY AL DÍA® consultó a la Directora del Distrito 15 de Salta y Jujuy de la Federación Agraria Argentina (FAA) sobre cuantos pequeños productores han desaparecido durante los últimos 10 años en la provincia, e indicó que “en la provincia no tengo los números, pero en el país por lo menos 60 mil unidades productivas fueron a dar a manos de los grandes concentradores que compran todas las tierras debido a que tampoco hay una política clara sobre esto”, añadió que “todas las tierras están más concentradas, me acuerdo cuando estaba en el consejo me he peleado con todos los técnicos de la provincia porque había gente nuestra, pequeños productores nuestros de la Quebrada que querían hacer vinos de altura y todos los técnicos se pelearon conmigo porque decían que la Quebrada de Humahuaca no era para hacer vino de altura y ¿ahora quién lo hace?, lo hace gente que no es de acá, y están haciendo un vino cada vez mejor”.

“El problema es que al pequeño productor, al autóctono, al aborigen, no le presta atención nadie, esto es solo verbal porque al momento de llevarlo a concretar le ponen el dedito para tapar un agujero pero no dejan que se desarrollen, esa es la verdad”, afirmó la ruralista jujeña.