Legisladores de la UCR señalan la necesidad de resolver déficit en servicios sanitarios y educativos de Valle Grande

baca y cabello en puesto de salud valle grandeJujuy al día® – Los diputados radicales Pablo Baca y Manuela Cabello visitaron el puesto de salud y la escuela de Valle Grande, donde observaron los déficit en infraestructura y recursos humanos que afectan la prestación de los servicios sanitario y educativo y obstaculizan el ejercicio de derechos a las poblaciones radicadas en la región. Y en tal sentido, señalaron la necesidad de resolver dichas problemáticas, para lo cual deben proveerse soluciones que pasan por cuestiones edilicias, de personal  y ampliación de servicios.

En el puesto de salud de Valle Grande los legisladores se entrevistaron con la Dra. Alicia Ardaya, que es la única médica que cubre todo el departamento que supera los 2500 habitantes.

“La localidad de Valle Grande solo cuenta con dos enfermeros que cubren ocho horas de servicio durante los días hábiles y 4 horas el día sábado, por lo que el Puesto de Salud queda cerrado los domingo, feriados y todas las noches. Pero además, si se debe hacer una derivación, la Dra. Ardaya tiene que recurrir a esos dos enfermeros, con lo que el Puesto queda en situación todavía más precaria” describieron los diputados Baca y Cabello y resaltaron que “las otras poblaciones del departamento se encuentran en situación todavía más precaria”.

A propósito indicaron que “en Pampichuela hay solamente un agente sanitario y un enfermero. De modo que cada día, durante muchas horas, no hay nadie que atienda en el Puesto de Salud”. Mientras que en San Francisco -una localidad en la que viven más de 500 personas y que receptan importante flujo de turistas – sólo hay dos enfermeras y dos agentes sanitarios. También hay muchos momentos del día en que no hay atención en el puesto sanitario. Y no hay médico. La Dra. Ardaya concurre a esa localidad una vez por mes.

“Lo que falta fundamentalmente son recursos humanos, médicos, enfermeros, personal administrativo y de maestranza y mantenimiento”, señalaron los legisladores.

Por otro lado, en todos los puestos de salud del departamento las instalaciones son muy precarias y carecen de mantenimiento. Los techos tienen goteras, los baños están en mal estado, no hay agua caliente, entre muchos otros problemas y carencias.

Cabe recordar que desde la UCR de Jujuy se viene denunciando la falta de servicio de salud en la Provincia y señalando en particular justamente la falta de recursos humanos.  En este sentido, se ha presentado una acción de amparo que tramita por ante el Tribunal Contencioso  cuyo objeto es precisamente que el Estado garantice un servicio de salud eficaz en todo el territorio provincial.

También en la Legislatura el Bloque de la UCR, a través de un proyecto de la diputada Manuela Cabello, ha promovido una declaración por la que se solicitó al Poder Ejecutivo se destinen dos profesionales médicos más a los puestos de salud de Valle Grande.

Los diputados Baca y Cabello también visitaron la Escuela de Alternancia Nº 1, donde se entrevistaron con su Director, el Prof. Arnoldo Figueroa Guerrero.

La situación de esta escuela es crítica. En el mes de marzo de 2011, quedó inhabilitado el edificio de la escuela porque se agrietaron el piso y las paredes, por lo que se tuvo que dejar de usar. Desde entonces el establecimiento funciona en condiciones de extrema precariedad.

Se utilizan para el funcionamiento de la escuela instalaciones del Centro de Integración Comunitaria y del Centro Vecinal Valle Grande. Los alumnos que se albergan, pernoctan en una hostería.

“Todas las instalaciones son inadecuadas para el uso que actualmente se les está dando. Se trata de una situación de urgencia porque los chicos están hacinados” afirmó Pablo Baca.

El legislador apuntó que “la demanda de la comunidad educativa es que el gobierno provincial cumpla lo antes posible con la adquisición de un terreno y el comienzo de la obra de una nueva escuela. Debe tratarse de un terreno suficientemente grande para que sea posible el funcionamiento de una escuela agro técnica. Naturalmente tiene que tener instalaciones adecuadas para internado”.

La escuela tiene una matrícula de 120 alumnos de 1ro. a 5to. año y otorga el título de Bachiller con orientación agropecuaria. Baca apreció que el establecimiento “tiene que convertirse en escuela agro técnica”.

A la institución concurren alumnos de Valle Grande, Valle Colorado, Alto Calilegua, Caspalá, Pampichuela, y también algunos de Caimancito o Libertador General San Martín por razones de trabajo de los padres. Todos estos chicos pernoctan en la escuela.

“Además del hecho de estar funcionando en ediciones inadecuados e insuficientes, faltan recursos humanos, docentes, personal administrativo y de maestranza” detalló Pablo Baca y finalmente afirmó que los déficit descriptos deben ser resueltos con celeridad porque se trata de una región, cuya población depende para el acceso a esos servicios fundamentales de la presencia estatal.