La frutilla del postre: experiencias en su cultivo en Salta y Jujuy

frutillasJujuy al día® – El INTA EEA Salta desarrolla tareas de acompañamiento e introducción de tecnología aplicada en la producción de frutilla de los Valles Templados de Salta y Jujuy, con el propósito de fortalecer el tradicional sector frutillero de Perico (Jujuy) y potenciar esa actividad en la Provincia de Salta. Especialmente, aprovechar las condiciones de estos valles para la frutilla de primicia y llegar a los mercados con fruta de gran calidad.

En los Valles Templados de Salta – Jujuy se producen frutillas en aproximadamente 120 hectáreas y participan de la misma  unos 180 productores, de los cuales más del 90% son agricultores familiares. De lo producido, casi la totalidad se sitúa en el Valle de los Pericos- Provincia de Jujuy

Las Agencias de Perico y Lerma del INTA EEA Salta, organizaron acciones conjuntas con productores de ambos Valles, implementando una parcela demostrativa en Perico, con el propósito de evaluar en la zona el comportamiento diferencial de variedades; y en Salta la aplicación de tecnología para facilitar una producción de fruta anticipada y llegar así al mercado en época de menor oferta.

Tecnología en el Valle de Lerma

En Salta, en las localidades de Rosario de Lerma y Vaqueros, el INTA Agencia Valle de Lerma brinda un acompañamiento a productores con la implementación de macrotúneles destinados a la producción forzada de frutilla. Esta tecnología aplicada permitirá la producción tardía en época de lluvia y una producción anticipada a la cosecha tradicional, lo que facilita su acceso a mercados con fruta temprana.

El Ing. Javier Baldi, técnico del INTA Agencia Valle de Lerma muestra su entusiasmo por el trabajo que se lleva adelante en este tema. “durante los últimos cuatro meses brindamos asistencia técnica y acompañamiento a productores para la aplicación de estructuras que facilitarán la producción de primicia de frutillas y además optimizará la producción de hortalizas de verano en estación fría. Con ello, estarán aprovechando un mercado en épocas de menor oferta”, asegura.

La Frutilla es un cultivo de ciclo otoño – primaveral. En el NOA, se planta en otoño – invierno y se cosecha a lo largo de invierno y primavera, por lo que incorporar fruta de primicia en los mercados es una gran oportunidad para los productores.

Variedades y comportamiento productivo en Perico

En  los Valles de Los Pericos, se produce frutillas desde hace 40 años, y en Censo a productores frutilleros del Departamento El Carmen (Jujuy), realizado en el año 2010; se hicieron aproximadamente 120 hectáreas y participan de la misma unos 170 productores, de los cuales más del 90% son agricultores familiares.

El desafío que plantea el INTA en la zona es, por un lado, la aplicación de tecnologías que permitan aumentar los rindes de producción y por otro, la elección de variedades de frutilla que se adecuen a las necesidades del productor.

En el Valle de los Pericos, Jujuy, en la localidad de Las Pampitas, el INTA Agencia de Extensión Rural Perico está realizando una “parcela demostrativa en finca de productor” con distintas variedades de frutilla. El propósito de la misma es mostrar el comportamiento productivo y diferencias de manejo de cada una de las variedades puestas a prueba.

El Ing. Daniel Villegas, del INTA Agencia de Extensión Rural Perico plantea que “entre los materiales genéticos elegidos se busca encontrar una o más variedades que se ajusten a las condiciones agroclimáticas del Valle de Los Pericos y se adapte a la comercialización sin cadena de frío, forma de venta predominante en la zona”.

El Ing. Villegas adelanta que para lograr el primer propósito seguramente los productores “optarán por variedades con alto rendimiento y con picos de producción tempranos para lograr mejores precios, en tanto que para las condiciones de poscosecha se tendrán en cuenta el grado de firmeza de la fruta, para que aguante mayor tiempo en góndola y, los aspectos organolépticos más buscados por los compradores locales: tamaño, limpieza, brillo y forma”.

En cuanto a la aplicación de tecnologías, en este sector se pueden identificar distintos Sistemas de Producción, desde sistemas con manejo tradicional (riego por surco, uso de tracción animal, alto uso de mano de obra familiar), hasta sistemas modernos donde se utilizan paquetes tecnológicos (desinfección de suelo, cobertura plástica, riego presurizado, plantines con Royalty). Entre estos sistemas también co-existen sistemas híbridos entre tradicional y moderno, como el sistema de cobertura plástica con riego gravitacional por surco.

Al respecto, el INTA en la zona trabaja para la implementación de un sistema que mejor se adapte a las necesidades del productor. El Ing. Daniel Villegas asegura que se trabaja en “la utilización de tecnologías tangibles (plantines con calidad, “mulching” plástico, sistemas de riego presurizado, micro túnel), como las tecnologías intangibles, integradas por técnicas y conocimientos. Son herramientas primordiales para aumentar  rendimientos y calidad del producto, además de disminuir esfuerzos y mejorar la calidad de vida del productor”.