Sigue en riesgo la libertad de expresión en Argentina

moralesJujuy al día® – En una nota, el senador radical Gerardo Morales advierte al Relator Especial sobre la Promoción y Protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión de las Naciones Unidas sobre el riesgo cierto que corre la libertad de prensa en la argentina si el gobierno aplica el inciso a del artículo 20 de la Ley 26.831 de Mercado de Capitales.

Dicha norma fue aprobada en noviembre pasado, con un trámite parlamentario express donde la UCR en el Senado denunció la introducción de un inciso que le facilita al gobierno controlar aquellas empresas que detenten un porcentaje minoritario de acciones del ANSES, disponiendo su intervención.

En la nota remitida en la mañana del lunes 20 de mayo, el senador Morales recordó al organismo internacional que integra la Argentina que “como tuve oportunidad de sostener en la sesión de la Cámara de Senadores Nacionales, en la cual el bloque radical al que pertenezco rechazó la sanción de dicha ley, este “es un tema que va a terminar minando la confianza, generando inseguridad jurídica y no va a actuar como incentivo para el acrecentamiento del mercado de capitales, por el contrario este artículo destruye la lógica del espíritu de la ley. Me refiero a la intervención por 180 días. Seguramente, quizás esto se relacione con el hecho de que la ANSES es accionista minoritario. La lista de empresas donde la ANSES posee acciones son muchas, entre ellas en el Grupo Clarín”.

El radical remarcó que las posibles acciones “ponen en peligro el ejercicio de las libertades de información, opinión y expresión, comprendidos el derecho de buscar, recibir y difundir información y la utilidad de una gran diversidad de fuentes, así como también el derecho de la sociedad de recibir información de toda índole, sin olvidar que el ejercicio efectivo del derecho a la libertad de expresión es un indicador fundamental del nivel de protección de muchos derechos humanos y libertades” y solicitó al Relator Especial que ponga en conocimiento urgentemente del Consejo de Derechos Humanos y de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos la grave situación por la que atraviesa la República Argentina y que lleve adelante todas las medidas que se encuentran a su alcance para que, a través de llamamientos urgentes y otras comunicaciones ruegue al gobierno argentino abstenerse se incurrir en una violación a los derechos civiles y políticos del pueblo argentino.