Seguro de desempleo a travestis y transexuales: “Lo que necesitamos es trabajo real y genuino, trabajo estable, no solamente un plan”

ChambiJujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, Ailen Nahir Chambi, delegada en Jujuy de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA), se refirió se esta manera al seguro de desempleo a travestis y trans sin trabajo otorgado desde el gobierno nacional, medida con la cual buscan que los miembros de la diversidad sexual dejen de ejercer la prostitución como principal medio de subsistencia. Asimismo este beneficio será extensivo a las víctimas de violencia de género.

Ailen Chambi manifestó en una entrevista con JUJUY AL DÍA® que “teniendo en cuenta que nuestra comunidad es una comunidad que ha sido durante mucho tiempo estigmatizada, violentada en muchos aspectos, el hecho que se incluya una política pública específica, es un regocijo y da a entender que se quiere recuperar los años donde el Estado nos debe muchas cosas”.

Sostuvo que “si bien no es el fin, porque con este seguro no vamos a poder palear ningún tipo de situación, pero por lo menos nos va a permitir formar parte de la nómina de un Estado, algo donde antes no estábamos incluidas, pero faltan muchas cosas para la comunidad, sobre todo en nuestra provincia donde sino cortas una calle o quemas una goma no te prestan atención los organismos estatales”.

Para Chambi el monto otorgado “no va a permitir a las compañeras que realizan el trabajo sexual puedan vivir una vida digna; 225 pesos no va alcanzar para absolutamente nada, porque nadie  puede vivir con 225 pesos al mes. Eso, sumado todos los gastos que una puede tener, lo puede gastar en un día, no va a hacer que las  compañeras salgan inmediatamente del trabajo sexual”, aseguró.

“Lo que necesitamos es trabajo real y genuino, fuentes de trabajo estable donde uno pueda ganar medianamente lo que necesita y no solamente un plan que trata de tapar las necesidades de las personas. Realmente nadie puede llegar a fin de mes con 225 pesos” afirmó, y añadió “pero esto va a permitir que las compañeras y compañeros puedan conseguir ciertas cosas que antes no podían como una obra social, un préstamo, sacar una tarjeta de crédito, desde ahí es una ayuda, pero las necesidades básicas de un ser humano no se cubren con 225 pesos”.

Al referirse al número de trabajadores sexuales de la comunidad en nuestra provincia, la delegada en Jujuy de ATTTA indicó que “según la última encuesta que realizamos, en capital tenemos aproximadamente 58 compañeras que está ejerciendo el trabajo sexual en la calle, hay otras que no salen a la calle pero lo hacen. En el interior, a medida que nos vamos alejando de la capital tenemos, por ejemplo en San Pedro de Jujuy, 16 compañeras, Libertador General San Martín hay 25; en Palpalá 10, las cifras son importantes y son las que tenemos censadas, sin embargo hay compañeras que no han sido censadas”.

Sobre las reales necesidades a cubrir de los miembros de la diversidad sexual para poder dejar de ejercer la prostitución como medio de vida manifestó que “principalmente necesitamos que las políticas de salud comiencen a ser revistas, tenemos una ley de identidad de género que viene acompañada de una ley de salud integral, y el Estado no hace absolutamente nada por la salud de las personas trans, no saben cómo tratarte”, y agregó que “para que las compañeras dejen el trabajo sexual necesitamos del Estado la inclusión, no solo un plan, sino que se empiece a capacitar al personal, sensibilizar sobre la población trans para que dejemos ser objetos de burlas en muchos aspectos, necesitamos fuentes de trabajo genuino y verdadero para que por medio del trabajo ganar dignamente nuestro sustento”.

También mencionó que “necesitamos que el Estado nos incluya, que desde las oficinas de Desarrollo Social contemplen nuestras necesidades, que se acerquen a la comunidad porque no nos pueden desconocer y en base a eso tomar las políticas públicas que nos incluyan”.

Sobre el trabajo sexual señaló que “no digo que el trabajo sexual sea indigno, porque a pesar de que muchas personas no están de acuerdo hay quienes lo ven como una fuente digna de trabajo y es respetable esa perspectiva”, y señaló que “una persona que no ha trabajado en la calle no sabe realmente lo que vive una trabajadora sexual, puede burlarse o decir que es indigno pero en realidad las personas que hemos tenido que pasar por esa situación de trabajar en la calle sabemos cuál es la realidad que se vive noche a noche, día a día con la policía, con la salud, con el mismo consumidor del servicio que te maltrata, te violenta”.

“Esta es la cara oscura de la noche de Jujuy y muchos la quieren tapar con el dedo, pero existe y es la cara que no se toma en cuenta. Mientras sigan opinado los demás sin conocer la realidad, nunca vamos a poder lograr una inclusión social y el cumplimiento de leyes que están escritas pero que todavía no nos respaldan”, afirmó finalmente Chambi.