El Senador Morales rindió homenaje a sobrevivientes del Malón de la Paz

Morales 05-10-12Jujuy al día® – El senador nacional Gerardo Morales, a propósito del 67 aniversario del Malón de la Paz, rindió homenaje a los sobrevivientes de aquella histórica protesta que protagonizaron pobladores originarios, exigiendo la devolución de sus tierras.

El senador nacional consideró que dicha gesta “tiene absoluta actualidad”, en la medida que en Jujuy continúa inconcluso el proceso de regularización y entrega de las tierras a las comunidades indígenas. En esa línea, Morales recordó que a los efectos de contribuir con ese proceso y asegurar condiciones de seguridad jurídica a las comunidades que no cuentan aún con sus títulos comunitarios, ha promovido en el Senado de la Nación un proyecto para prorrogar por cuatro años más la Ley 26.160, de manera que no puedan producirse desalojos, ni situaciones que vulneren derechos a las comunidades que tienen posesión de su territorio.

También el senador Morales afirmó que el ejercicio de memoria de lo que fue “El Malón de la Paz” hoy “debe interpelar al Estado para avanzar en el cumplimiento efectivo de las disposiciones constitucionales que reconocieron a los pueblos indígenas su preexistencia, la posesión y propiedad de la tierra, su participación en los asuntos que los afecten y toda una gama de derechos que se encuentran también incorporados en instrumentos supranacionales como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración Universal sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, entre otras.

El senador jujeño recordó que “el Presidente Hipólito Yrigoyen cerca de fin de su segundo mandato, planeó la expropiación de  tierras y su formal entrega a sus habitantes originarios, pero el golpe de 1930  lo desplazó y abortó el proyecto”. Por ello, Morales ratificó el compromiso de su bloque en la defensa de los pueblos indígenas.

Cabe recordar que la marcha del Malón de la Paz partió el 15 de mayo de 1946 desde Abra Pampa y arribó a Buenos Aires el 3 de agosto de ese mismo año. Los jujeños fueron alojados en el Hotel de los Inmigrantes, en Puerto Madero. Posteriormente, fueron recibidos en el Congreso y tras esto se dirigieron a Plaza de Mayo. Allí el ex Pte. Farrell y el Presidente en funciones Juan Domingo Perón, entre otras autoridades, los saludaron desde el balcón de la Casa Rosada. Sin embargo, después de esta recepción, el 27 de agosto, fuerzas de la Prefectura Naval Argentina forzaron a los marchantes a tomar un tren. Al encontrar resistencia, fue convocada la Policía Federal Argentina y hacia la medianoche, el Hotel de Inmigrantes fue atacado con gases lacrimógenos. Los jujeños –en medio de una inusual violencia- fueron obligados a subir a un tren que retornó a Jujuy, bajo vigilancia policial.