Según Ljungberg “hay una caída significativa y casi generalizada en el índice de confianza para la adquisición de bienes durables”

LjungbergJujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, el economista jujeño, Juan Ljungberg, brindó un adelanto algunas de las conclusiones de la primera medición del año del Índice de Confianza del Consumidor (ICC), realizada en el mes de febrero en conjunto con Héctor Solís. Al respecto comentó que “hubo una fuerte caída en el índice de confianza en los sectores medios de ingresos”, y que uno de los subíndices, el relacionado a los inmuebles, tuvo una “catastrófica la caída” en esta oportunidad.

Juan Ljungberg manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA que “según el estudio que hacemos a través de la Facultad de Ciencias Económicas, hemos relevando y tenemos calculado el Índice de Confianza del Consumidor de febrero y ahora estamos analizando los datos de abril. Lo que se pudo apreciar en febrero es que, a nivel global del índice, hay una pequeña baja pero muy poco significativa comparando con la de un año atrás, pero si hay dos hechos notables que hay que destacar: por un lado los sectores extremos de la pirámides de ingresos, los de más alto y más bajos ingresos, han tenido un incremento en el índice de confianza con un incremento más importante en el alto nivel de ingreso, pero hubo una fuerte caída en el índice en los sectores medios”.

Al explicar dichas apreciaciones, el economista expresó que “esto muestra, y es una interpretación que puede hacerse, que los sectores más altos, donde uno puede suponer que tenían sus ahorros en dólares previo a este proceso, hoy pueden comercializar vía mercado marginal sus dólares a 8 o 9 pesos y están contentos porque hacen un buen negocio”.

“Por el lado de los de menores ingresos, este aumento de confianza puede deberse a que sus niveles de ingresos se han mantenido más o menos a través de los incrementos de las jubilaciones, los incrementos salariales que han empezado a producirse el último mes, las asignaciones familiares, la asignación universal por hijo, que son todos ingresos que van a la base de la pirámide, aunque no podría garantizar absolutamente esto”, sostuvo.

Al referirse a lo sucedido en el nivel de ingreso medio, explicó que “en el sector medio de la población, al cual lo tenemos dividido en dos sectores: una baja y otro alta clase media, hay caídas significativas porque en estas clases generalmente no han podido ajustar sus ingresos al mismo ritmo del crecimiento de precios, no han tenido acceso, por ejemplo, a la defensa de sus ahorros a través de la adquisición de dólares”.

En este sentido Ljungberg expresó que “esto se complementa cuando al índice general lo dividimos en distintos subíndices y uno de ellos, que tiene una interesante lectura, el de la compra de bienes durables, al cual lo tenemos dividido en tres: electrodomésticos, inmuebles y automotores. Ahí se ve prácticamente en todos los niveles de ingresos, en los 4, que hay una caída significativa y casi generalizada en el índice de confianza para la adquisición de estos bienes que son los más caros, en el de inmueble es catastrófica la caída, muy importante, y en automotores también es significativa, mientras que en los electrodomésticos es un poco menos porque bajamos de volúmenes de precios pero prácticamente en todos los niveles de ingreso y en estos tres tipos de productos hay una caída de la confianza”.

Y señaló que esto “es porque está denotando que es menor el poder de compra, porque lo que todos hacemos cuando restringimos el poder de compra de nuestros ingresos es dejar de comprar las cosas más caras, y dejamos para el ultimo los bienes de consumo y al último los alimentos, pero creo que esta es una lectura complementaria y estamos esperando los resultado de abril para comparar y tener un panorama más actualizado”, indicó finalmente.