Regularización catastral en barrio Bajo Éxodo, de Alto Comedero

alto comedero secuestroJujuy al día® – Tareas de relevamiento y mensuras se llevan a cabo en el barrio Bajo Éxodo, Alto Comedero, en el marco de un proyecto de regularización catastral impulsado por la Dirección General de Inmuebles, tendiente a mejorar la calidad de vida de los vecinos que habitan ese sector poblacional.

El titular del organismo provincial, Pablo Morales, luego de realizar un recorrido por el lugar, explicó que hace tiempo se había comprometido una visita a Bajo Exodo, para informar sobre los trabajos que iniciaron los técnicos de la repartición.

Al referirse al proyecto de regularización catastral, el funcionario dijo que se apunta a darle una solución parcial, dentro de una de primeras etapa, a toda la gente del barrio.

Por su parte, el Subdirector de Inmuebles, Juan Cardozo Traillou, especificó que la labor consiste en delimitar los terrenos para que la gente pueda ir regularizando su situación catastral y dominial, y acotó que ese trabajo técnico se está haciendo en conjunto con la Dirección de Recursos Hídricos.

De esa forma, dijo, se va a demarcar la zona de seguridad para evitar el riesgo de catástrofes o inundaciones del arroyo colindante al barrio, por lo que se pretende alejar a la gente de zonas peligrosas.

Detalló que el trabajo que se está encarando “es amplio porque se necesita saber por dónde van a pasar las calles, las arterias principales, las secundarias, cuanto son los terrenos , de qué medida. En un segundo paso, se podrá gestionar el cordón cuneta, pavimento, obras de electricidad y las cloacas”.

Por su parte, el presidente del Centro Vecinal del barrio Bajo Éxodo, David Martínez, indicó que en ese sector habitan alrededor de 260 familias, quienes ven con satisfacción el relevamiento catastral, que va a posibilitar en un futuro a que cuenten con la escritura del inmueble y se ejecuten obras para el progreso del barrio.

El también presidente de la Red de Organizaciones Vecinales, puntualizó que a raíz de las lluvias que provocan inundaciones resulta una necesidad la obra de desagüe como también de defensas, proyectos que tiene en carpeta la Dirección de Recursos Hídricos, destacando el compromiso del Gobierno provincial de ayudar a los centros vecinales a través de la Red.

A su lado, la vecina Gloria Llampa, señaló que el barrio surgió hace 19 años y aseguró que los vecinos se sienten respaldados por el Gobierno de la provincia, que “ha escuchado nuestras inquietudes” y eso esta marcado por la presencia de los funcionarios de la Dirección de Inmuebles.