Informe de coyuntura: Concluyen en que Jujuy sigue siendo estructural y económicamente menemista

Blanca Juarez[pullquote]El sector agroindustrial y manufacturero cedió importante terreno al sector servicios, tal como proponía el neoliberalismo de los ´90[/pullquote]

A nivel local un hecho de importancia ha sido la presentación por parte del Gobierno de la Provincia, con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), de la “Recopilación de series históricas del producto bruto jujeño (1970-2011)”. En esta valiosa investigación  se puede verificar un notorio cambio del patrón de evolución y el tipo de crecimiento de la economía de nuestra provincia, lo más notorio de la presentación del Informe fue que el sector de agricultura y silvicultura pasó del 23,7 % de 1970 a 5,6 % en 2011, en tanto la industria manufacturera pasó del 27,3 % al  12,7 %. Asimismo el citado Informe  señala que ha crecido notablemente: el comercio, restaurants y hoteles cuya evolución  pasó del 13,2 % al 22,1 %, en tanto la intermediación financiera  que era del 2,4 % llegó al 16,0 % y los servicios comunales, sociales y personales, donde está incluida la salud y la educación creció del 16,9 % al 24,4 %. En el periodo 1970-2011 es importante destacar que en esta gran división del Producto Bruto Geográfico (PBG), el rubro educación se vio notablemente incrementado por la transferencia de los establecimientos  educativos de la Nación a la Provincia.

El Informe de referencia permite concluir que la economía de Jujuy se ha trasladado al área de los servicios, en tanto que el patrón de crecimiento tradicional basado en la agroindustria y la industria cedió participación ante el crecimiento de los servicios, tal desempeño explica técnica y científicamente la actual estructura ocupacional de la Provincia de Jujuy, en donde el empleo que crece está vinculado principalmente al sector público.

En materia de recursos de coparticipación federal de impuestos el primer cuatrimestre muestra una mejora del 34,6  % respecto a los valores nominales del mismo periodo del año 2012 y la novedad más importante a nivel provincial ha sido la presentación del programa de inversión en infraestructura eléctrica que beneficiará a toda la Provincia, tan necesaria para todo proyecto de crecimiento local.

En nuestro país la situación de algunos sectores y ramas de la producción se diferencian según evolucionan sus perspectivas. Por el lado monetario la cuestión principal está dada en que la brecha entre el dólar oficial y el paralelo continúa creciendo, en el sector agropecuario la cosecha de soja se realiza a pleno y han surgido algunos interrogantes respecto al futuro inmediato de esta producción, en razón de que la rentabilidad del capital invertido en esta rama se ha reducido notablemente como consecuencia de la presión tributaria nacional y el porcentaje de lo cosechado que se destina a pagar la renta de la propiedad territorial. El Estado a través de las retenciones a las exportaciones retrae el 35 % del precio de venta, a lo que hay que sumar lo que se paga de impuesto a las ganancias a nivel nacional y de impuesto a los ingresos brutos a nivel provincial. Los costos de producción directos e indirectos también aumentaron, con lo que puede darse un escenario para la próxima campaña  de menor inversión de capitales en esta actividad,  para evitar esta migración de capitales a otras actividades deberían bajarse los precios de los arrendamientos a fin de retener a quienes tienen el propósito de continuar en la misma.

La situación económica de la Eurozona sigue siendo el epicentro de la crisis, las últimas estimaciones para el año 2013 son pesimistas, el conjunto de la economía de la Unión Europea caerá  un 0,4 %, o sea 0,1 % más de lo  estimado a fines del año 2012. Los países como España, Italia, Francia y Holanda, para señalar algunas de los más importantes,  tendrán recesión, por su parte Alemania será el único país que probablemente se salve de caer,  la consecuencia de tal situación  es que el promedio del desempleo en esta región subirá al 12,2 %, superando el promedio del 11,4 % del año 2012, con países como España en donde la desocupación ya abarca al 27 % de la población económicamente activa.

En el marco  de análisis académico de la economía asistimos a una aguda polémica entre,  las propuestas keynesianas de aumentar el gasto público para combatir la depresión y los partidarios de políticas de austeridad y ajuste,  que hasta ahora se imponen sin lograr éxito alguno para resolver la gravedad que tiene esta crisis.

                                                                                         Blanca Juárez

                                                                             Presidenta del C.P.C.E. Jujuy