¡¡¡Es LaVandeeeeeraaaa…de la patria mia…!!!

Hugo CalvóCuando chicos, cada mañana en la escuela, antes de ingresar al grado (curso) los niños hacíamos fila frente al mástil y se izaba la bandera mientras entonábamos el Himno a La Bandera, una estrofa de la misma está sirviendo hoy para titular la columna editorial. Ah, ¿Que no era así? ¿Qué va con b larga? Ah, la que aquí decimos va con v corta porque se refiere a otro tipo de “lavandera”. Veamos, no hace falta que pongamos en antecedentes de que la pasada semana un grupo de funcionarios del área de economía a quienes es muy difícil reconocer por la función que cada uno ocupa, mejor sería hacerlo por los nombres porque, la función es lo de menos ya que ellos sólo estaban allí para sostener un guión escrito por otro u otros funcionarios y aprobado por la viuda de Néstor Kirchner, nuestra presidente.

La llamada Ley de exteriorización de capitales, eufemismo por blanqueo de capitales, está siendo ya tratada en el parlamento nacional, con la celeridad de aquellos temas que le interesan al gobierno nacional. Sobre esto deberíamos detenernos para hacer una mención ¿Por qué algunos temas son de tanta urgencia para el PEN y otros, tal vez urgentes, no? Hay muchos ejemplos, desde el incomprensible tratado con Irán –el que aún no tiene tratamiento y parece que no lo tendrá en el país de mención- hasta la “democratización de la justicia” que tiene un final incierto porque es incierto el propósito real de esta urgencia, a menos que lo asociemos con la brutal confrontación de la viuda de Kirchner con el grupo Clarín, entre otros. Es raro porque, según las encuestas y la propia percepción de la realidad, la inseguridad es un tema que está a la cabeza de la preocupación de la sociedad, tema a resolver y para el cual son vitales algunas leyes como la propuesta por Scioli de impedir la excarcelación a los delincuentes reincidentes. Tal vez alguna que otra Ley que pueda contener la inflación, por ejemplo, dar vía libre a los proyectos que gravan a la actividad financiera y al juego, con los cuales la recaudación podría mejorar sustancialmente y con ello afrontar el déficit fiscal, ítem que colabora, y cómo, en la desmadrada inflación (se puede hablar de desmadre cuando la tasa supera el 10% y hoy, las mediciones no oficiales dan los valores a los que se negocian las paritarias, a más del 24%).

Volviendo al tema central, la segunda Ley de blanqueo en menos de 4 años, podemos agregar, no información nueva, no, sólo algún análisis o apreciación personal respecto de los propósitos de la propia legislación, tanto como del apuro en obtenerla.

En un país, nuestro país, en donde casi todo se vuelve ilógico ya que, si hoy vas a comprar un automóvil tenes que declarar el origen de los fondos que utilizas para la transacción, se trata en el Parlamento nacional un proyecto que permitirá a todos, cuando decimos todos, queremos decir todos, lo que incluye a aquellos que en la letra de la norma estarían excluidos, ingresar dólares al circuito formal con la sola inscripción en la AFIP, si no estuvieres ya inscripto, e ir a un banco a comprar con dólares unos bonos endosables al infinitum porque nadie te va a preguntar de donde los sacaste.

Llama la atención que justo en el momento en que en la Argentina se comienzan a ventilar casos de corrupción, y no estamos hablando sólo de las denuncias de Jorge Lanata (que involucran al extinto Néstor Kirchner, sino que también lo hace con sus herederos), no, estamos incluyendo a las no menos de 6 empresas que rinden cuenta en EE.UU. por haber pagado coimas en nuestro país, las que se suman a otras tantas sospechadas y en proceso de  investigación. Tampoco dejamos afuera a los funcionarios ya denunciados y procesados por enriquecimiento ilícito, los que misteriosamente acrecentaron el patrimonio pero no tanto como las cifras que se le imputan haber percibido. Claramente estos sólo se quedaron con algo y el resto, parece, está en proceso de blanqueo, el segundo blanqueo.

Para no estimular la idea de que los funcionarios son todos unos corruptos y mucho menos nuestros presidentes de la nación, ni los anteriores, ni la actual, es un imperativo mencionar que quienes por estar “taxativamente” excluidos de la llamada “exteriorización”, los narcotraficantes, los tratantes de personas y los vendedores de armas, a quienes se les calcula un capital a “exteriorizar” no menor a los 80 mil millones de dólares (cifras proporcionadas por los propios funcionarios actuantes) los que, por supuesto, son todas personas conocidas públicamente por sus actividades oscuras e ilícitas, y que además están solos en la vida para desarrollar sus actividades ilícitas, éstos a los que tampoco se les pedirá cuentas de donde salió el capital a “exteriorizar”.

Curiosa la conceptualización de Guillermo Moreno (El culata) cuando explica que todo lo permitido no está prohibido y que todo lo prohibido no está permitido refiriéndose a quienes podrán ser beneficiarios o no de la “exteriorización”, decimos curiosa porque es lo mismo que decir que si la Ley de medios no permite taxativamente que las empresas se adecúen entre familiares, se interprete que si es posible si sos amigo o militante del partido oficial. Lo que nos lleva a pensar que la cosa puede pasar por el mismo camino.

Conviertete en testaferro, una profesión con futuro

Todo indica que, aunque a quienes trafican ilegalmente armas, personas, o drogas, no les será requerido el origen de los fondos a “exteriorizar”, seguramente habrá ya en los servicios de inteligencia Internacionales una lista de nombres que estarían exceptuados por ser considerados miembros participes de estas actividades ilícitas, nada impide que estos puedan utilizar prestanombres que vayan a los bancos con miles de dólares a adquirir los bonos que les permitirá ingresar a un circuito formal dinero que hasta ahora estaba ocioso y sin posibilidades de adquirir ni un caramelo si hubiera que registrarlo, total, al ser endosables, recibirían a poco andar sus “exteriorizaciones” saneadas cien por ciento.

Ahora ¿Los prestanombres de donde saldrán? Algunos sugieren que sean elegidos por el voto popular, que aprovechemos las PASO de agosto para adosar una lista de candidatos, los que deberán hacer proselitismo proponiendo inversiones nuevas y la posibilidad de luchar por un nuevo blanqueo para 2015, antes de que termine su mandato.

Otros proponen que quienes ya encararon esta “noble” actividad también sean blanqueados a través del voto popular y continúen con sus “exteriorizaciones” haciendo una vida con menos sobresaltos.

Los más tratan de inocular la idea de que se abran posibilidades para nuevos postulantes y que se los convoque a través de avisos clasificados en los medios gráficos oficialistas –Página 12, Tiempo Argentino, etc.- a realizar una especie de casting con trabajos prácticos y tormenta de ideas a fin de que queden los mejores. La idea es que la convocatoria se federalice y baje a todas las provincias tanto para aquellos nuevos aspirantes como para quienes deben entrenarlos y evaluarlos para que surjan los mejores.

Como parece que la cosa va en serio, ya se está pensando en colegiar a los prestanombres con el objeto de matricularlos y que no aparezcan usurpadores de títulos que enrarezcan la profesión de “exteriorizadores” para este blanqueo y todos los que vendrán.

¿Y por casa como andamos?

También es menester mencionar a los funcionarios provinciales, desde gobernadores hasta Comisionados Municipales, a quienes tenemos más a mano como para darnos cuenta que en algo andan pues, por la misma cercanía, vemos crecer patrimonial y económicamente año a año. Baste ver a quienes pertenecen los nuevos edificios, las más lujosas residencias, alguna que otra inversión inmobiliaria y en hotelería en otras provincias –como para no despertar sospechas infundadas- y no estamos hablando de Jujuy, en general, se puede ver en Salta, en Tucumán, en Santiago del Estero, donde casi todo es del mismo dueño y, o casualidad, siempre este es el mejor amigo o el mejor enemigo del poder de turno. Lo que seguro pasará es que muchos que hoy no están pudiendo blanquear inversiones, por ejemplo, inmobiliarias, si les tocara ser legisladores nacionales, levantarían las dos manos a la hora de votar. Algunos a lo mejor le hacen el encargo a los que son nuestros representantes en la cámara alta y baja, total, en algunos casos, queda en familia o entre cumpas.

Si bien los representantes de la provincia de Jujuy y del pueblo de Jujuy ante el parlamento nacional que apoyan al oficialismo acompañaran sin cortapisas al proyecto de “exteriorización”, en su propio distrito no alientan la revisión y puesta en funcionamiento de la actual ley de Ética pública (Ley 5153). Al menos no que nosotros sepamos.

Ya que mencionamos la Ley de Ética, a nivel nacional tampoco está vigente pues le falta algo de lo que aquí en Jujuy, la creación del Comisión Nacional de Ética Pública. En la provincia, además de la Comisión, le falta revisar la participación del pueblo tal y como lo estipula la Ley nacional, la que curiosamente fue tomada de modelo en Jujuy, eso sí, cercenándole toda intervención popular.

Una pregunta más que todos nos hacemos, aquellos que pudieron ahorrar algunos dólares con esfuerzo propio, con sacrificio, legítimamente, pero que quizás no sea una situación que se pueda aclarar debidamente con la AFIP ya que siempre existe la presunción de sospecha ¿entrarían a la “exteriorización”? teniendo en cuenta que si atesoraron en dólares fue a partir de la desconfianza en el peso y en quienes administran los pesos. Una respuesta posible sería que no.

Última: El vencimiento de los bonos de blanqueo es el año 2016, si tenemos en cuenta que la fecha de vencimiento del actual gobierno –si nada raro ocurre- es en diciembre de 2015, generará confianza o desconfianza en la “exteriorización” ya que en esta etapa la certidumbre de cambiar dólares contra los bonos la da la viuda de Kirchner ¿si otro fuera el gobierno que deberá pagar los mismos, generará la misma convicción? ¿Allí residirá su éxito? ¿Allí residirá su fracaso?

Lo concreto es que si la medida tendiente a crear una cuasi moneda que suplante al dólar blue, no es un fin en sí mismo, pareciera que no sería otro que entonar a viva voz y en conjunto todos aquellos que lo necesiten, esta maravillosa estrofa de nuestro himno a La Bandera ¡¡¡Es LaVandeeeeeraaaa…de la patria mia…!!! y al final, aplaudir fuerte, muy fuerte, que se escuche en todo el país y que se considere que los patriotas no fueron quienes liberaron a la Argentina del yugo realista sino quienes los liberaron del yugo feroz de la falta de comprensión de los pobres que por desconfianza fugaron miles de millones o que delinquieron para obtener ganancias extraordinarias, ahora podrán “exteriorizarlas” y sentirse más argentinos, más nacionales, más populares.

La cosa, decía un gran filósofo argentino, parece ser que si nos sos mandíbula, sos bocado.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día