“No existen los enfermos celíacos para algunos supermercados” de Jujuy

Stand productos sin TACC 07-05-13Jujuy al día® – En el marco de la conmemoración del Día Internacional del Celíaco que se celebró el 5 de mayo, nuestro medio dialogó con Isabel Parada, madre de un enfermo celiaco; María Teresa Méndez, enferma celiaca; como también con la Referente provincial de la enfermedad celíaca del Ministerio de Salud, Patricia Pasayo y con la responsable del Área de Capacitación de la Dirección de Seguridad Alimentaria, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, Silvia Alfaro, quienes se refirieron a las dificultades que atraviesan las personas que viven con esta patología en nuestra provincia.

Según Isabel Parada, ser celiaco en Jujuy “es muy difícil, justamente hace un año JUJUY AL DÍA® le hacía un reportaje a mi hijo y como título hacían alusión a que no había un restaurante para celiacos, y pasó un año y estamos en las mismas, no solo no existe un restaurante sino que no hay una simple panadería para que a la mañana, como cualquier persona normal, los celiacos puedan comprar su pan”, y agregó que “si tenemos que hablar de los supermercados, solo algunos tienen pequeñas góndolas donde están los productos para celíacos pero hay otros supermercados que no tienen ninguna góndola, no existen los enfermos celiacos para algunos supermercados, como es el caso de Comodín, a los productos los deben conseguir en alguna dietética pero el precio es muy elevado”.

Sobre el cumplimiento de la ley del celiaco, la ley  26588, Parada sostuvo que “la ley se reglamentó en el año 2009 y es una ley nacional a la cual deberían adherirse  las provincia y en Jujuy no se reglamentó y si se lo hizo fue sin modificaciones porque no varió en nada, y las obras sociales no están pagando lo que prevé una resolución que salió en el 2012 donde deberían pagar 215 pesos para comprar alimentos sin TACC. En Jujuy no lo hacen, en otras provincias lo están pagando, pero en Jujuy no”.

Por su parte, María Teresa Méndez manifestó a JUJUY AL DÍA® que “por la parte económica es difícil ser celiaco en Jujuy pero también es muy difícil porque recién se está dando a conocer esta enfermedad y no se hace el diagnostico precoz, por ejemplo en mi caso, tengo cáncer de colon y realice varios tratamientos hasta que  me hice operar por esta enfermedad  y cuando tuve que comenzar con la quimio, por el bajo peso que tenía comprueban, con estudios y análisis, que era celiaca”, y añadió que “la vida de un celiaco es carísima, en mi casa lamentablemente somos tres celiacos, asique se pueden imaginar lo que significa comprar harina, quesos, dulces, todos es más caro, con solo decir que medio kilo de harina para celiacos sale 24 pesos cuando un kilo de harina de la común sale 3 o 4 pesos, todo se encarece y es casi imposible”.

Asimismo Méndez se refirió a la falta de cobertura de las obras sociales mencionando que “en el caso de mi hija que tiene Instituto de Seguros lo único que le reconocen son los estudios de cada año pero no le dan absolutamente ningún bono, nada especial, que le permita comprar los alimentos”, y agregó que “el gobierno debería hacerse cargo como lo hace en el caso de la diabetes ya que a las personas enfermas le dan la insulina gratis”.

La Referente provincial de la enfermedad celíaca del Ministerio de Salud, Patricia Pasayo se refirió a la incidencia de dicha patología en nuestra provincia y a los métodos de detección que se realizan en los hospitales públicos, manifestando que “en realidad nos regimos por estadísticas nacionales e internacionales por lo que se calcula que 1 de cada 100 pacientes es celiaco, y existen estadísticas de pediatría que hablan de uno de cada 79 pacientes pediátrico lo es, a su vez sabemos que por cada paciente diagnosticado pueden haber 7 u 8 que aún no han sido diagnosticados por eso trabajamos en la detección temprana”, y agregó que “antes solo teníamos al Hospital de Niños que realizaba las pruebas de detección ahora también lo hace el hospital Pablo Soria ya que cuenta con una aparato para hacer esta detección y el Ministerio de Salud de Nación nos provee los reactivos y el programa provincial también ha decidido tener abastecimiento de este tipo de reactivos ante cualquier eventualidad”.

Sobre la falta de un menú para celiacos en los locales de comida de la provincia y la falta de reglamentación para los supermercados, Pasayo comentó que “tenemos agendadas varias reuniones y entre ellas una con la Cámara de Turismo por este tema, porque sobre eso no hay una reglamentación estricta o muy clara, o no hay reglamentación en Jujuy”, y señaló que “la  idea es trabajar con los diputados para reformular o ver decretos y leyes para una reglamentación en la provincia al respecto porque en Tucumán tienen una reglamentación como también para los supermercados, porque la idea no es que el paciente deambule por todas las góndolas buscando y si no que tenga un mayor acceso, pero estos son temas pendientes”.

Por su parte, Silvia Alfaro, responsable del Área de Capacitación de la Dirección de Seguridad Alimentaria, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, se refirió al funcionamiento del programa de ayuda para enfermos celiacos, expresando que “en el caso del programa con el que trabajamos se ha incrementado el número de beneficiarios tanto en capital como en el interior de la provincia, hablamos de más de 140 personas de diferentes grupos etáreos, hablamos de niños, jóvenes, adultos y lo que se observa es la prevalencia de más mujeres con celiaquía que varones”, y agregó que “desde Desarrollo Social seguimos con las capacitaciones, en los talleres de cocina sin TACC para la familia, madres y los mismos beneficiarios para que puedan  elaborar su productos con los alimentos que reciben en la caja mensualmente”.

Para finalizar, Alfaro se refirió a la problemática que presentan los enfermos celiacos al momento de intentar acceder a los productos de su dieta en los supermercados que hay en Jujuy, expresó que “en la provincia hay que ordenar y reglamentar algunos aspecto en el sentido de que cada supermercado debe tener una góndola exclusiva de productos sin TACC, habrá uno o dos supermercado que cumplen con esta normativa pero el resto debe incorporarla dentro de la variedad que tienen, no obstante los productos siguen estado con un precio elevado y de a poco se van incorporando otras empresas que tienen a disposición productos accesibles”, concluyó.