Alsina: “la aplicación de estos proyectos significaría limitar potestades de la corte y también atentan contra la independencia del poder judicial”

AlsinaJujuy al día® – Tras al arduo y ríspido debate en la Cámara de Diputados de la Nación, donde la semana anterior se convirtieron en ley algunos de los proyectos enmarcados en la “democratización de la justicia”, nuestro medio dialogó con el Presidente del Colegio de Magistrados de Jujuy, Daniel Alsina, quien se refirió al tratamiento de dichos proyectos manifestando que “ningún argentino sensato que esté interesado en las cosas que pasan en el país puede sostener que el tratamiento de estos proyectos han seguido los cauces naturales”, y aseguró que distintos sectores, incluido la Asociación de Jueces, preparan escritos para solicitar la inconstitucionalidad de las leyes sancionadas.

Sobre el tratamiento de los proyecto, Daniel Alsina expresó a JUJUY AL DÍA® que “ningún argentino, y no hablo de un especialista en derecho, ningún argentino sensato que esté interesado en las cosas que pasan en el país puede sostener que el tratamiento de estos proyectos ha seguido los cauces naturales. Estimo que estos proyectos debieron girarse a Comisión, ser parte de un amplio debate y dejarlo a la opinión de la gente para que la gente también pueda expresarse, pero quizás no del modo que lo ha hecho con movilizaciones y demás, sino para que la gente pueda dar su opinión, como también los legisladores y los especialistas en el derecho, no realizarlo a través de manifestaciones como las que tuvimos la oportunidad de ver sino para poder debatir a través de los medios de prensa, medios televisivos, por ejemplo”, y agregó que “así la gente pueda empaparse del sentido beneficioso o no de estos proyecto, de la gravedad que implica para el sistema republicano de gobierno. No hubo el debate suficiente más allá de lo que pudimos observar por televisión”.

“En alguna oportunidad explique con un ejemplo la situación, en 1789 con la ‘Toma de la Bastilla’ se produjo un hecho histórico en el mundo que fue la Revolución Francesa, y esto no perseguía otra cosa más que a través de los principios de dignidad, libertad, igualdad, tratar de quitarle al poder central monárquico de esa época para distribuirlo en la gente, es decir fue una lucha de la sociedad, del pueblo contra el poder concentrado del Estado” aseguró y añadió que “hoy vemos que más o menos con los mismos argumento de libertad, de igualdad, se está haciendo absolutamente lo contrario, se está concentrando el poder de la gente, del débil, en el Estado, y esto seguramente no solo se contradice con este hecho histórico que fue la Revolución Francesa sino también con la lucha del débil contra el fuerte, donde el pueblo es el débil y el Estado es el fuerte, ya que cuanto menos poder tenga el Estado más poder va a tener el pueblo, y entiendo que acá estamos haciendo todo lo contrario, se está concentrando el poder en el Estado lo cual, a mi modo de ver, no se condice con esto, ni menos aún con el sistema Representativo Republicano, Federal y Democrático de gobierno”.

En otro tramo de la entrevista con JUJUY AL DÍA®, Alsina se refirió a la futura integración de jueces a listas de partidos políticos para la elección de los nuevos miembros el Consejo de la Magistratura y expresó que “personal y particularmente debo decir que soy un juez de muchos años de trayectoria y tengo incorporados en mi conceptos que son inmanentes, por lo que no veo ni me veo formando parte de ninguna lista de candidatos que tengan que ver con el poder político, lo que no impide que si renuncio a mi carácter de juez  pueda hacerlo”, y agregó que “esto no es ir en contra de los derechos de todos ciudadanos, pero me parece realmente que es un hecho que no se puede admitir”.

Sobre los pasos a seguir por los distintos sectores, el magistrado jujeño comentó “lo que estimo es lo que todos más o menos sabíamos que podía suceder, tanto la oposición como las Asociaciones de Jueces y de Abogados ya están preparando sus escritos para solicitar la inconstitucionalidad de las leyes que se han sancionado”.

Indicó que “la Federación Argentina de Magistrados (FAM) ya se ha expedido en contra a la aplicación de estos proyectos ya que significaría limitar potestades de la Corte y también atentan contra la independencia del Poder Judicial”.

Por otra parte opinó acerca de lo manifestado por el Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni, quien propuso que la Corte esté integrada por 19 miembros, cuya alternativa serviría para descomprimir la cantidad de causas que llegan a la instancia más alta del ordenamiento jurídico. Al respecto Daniel Alsina mencionó que “no sé en qué contexto y en que marco lo ha expresado, pero puedo decir que cualquier transformación  en el número de la Corte ya la hemos vivido. No sé si lo ha dicho como un método alternativo para no crear las Cámaras de Casaciones que se han creado por esta reforma”, y comentó que “lo que puedo decir es que cualquier transformación que la Corte proponga que tienda a aliviar la ardua tarea que tiene y tienda a abreviar los plazos de los tramites que de por si están demorados, podría ser una alternativa mejor de crear estas Cámaras de Casación que no van a hacer otra cosa que alongar los juicios que ya bastante demorados tenemos en nuestro país”.

Para finalizar, nuestro medio consultó al presidente de Colegio de Magistrados de Jujuy sobre la gravedad institucional que significaría que quedara acéfalo el Poder Judicial, ya que medios nacionales dieron a conocer que los siete jueces de la Corte Suprema evaluaron renunciar en bloque al conocer el primer proyecto del Gobierno de avance sobre la Justicia. Sobre esto, Alsina manifestó a nuestro medio que “acá estamos hablando de un supuesto que de hecho no se produjo y tenemos que agradecer que no haya sucedido porque entiendo, personalmente, que el hecho de que virtualmente quedara acéfalo uno de los tres poderes del Estado, y casualmente sea el Poder que le da razón de ser a la República, es sumamente grave, es una cuestión que me resulta inimaginable. Sería de una gravedad institucional tal que pondríamos en  riesgo la existencia misma del Estado”, alertó finalmente.