A propósito del fallo por delitos de lesa humanidad “Ahora nos toca a todos asegurar el futuro”

opinon1Sr. Director, no hay una palabra para celebrar la justicia. Tendría que ser una palabra que repudie los crímenes, se duela por los daños sufridos, y, al mismo tiempo, festeje el castigo. Por eso, cuando se leyeron las condenas a prisión perpetua a Rafael Mariano Braga y a José Eduardo Bulgheroni y a 25 años de prisión a Antonio Orlando Vargas, entre los aplausos y los cánticos de la militancia, había víctimas y familiares de víctimas que lloraban y se abrazaban.

No hay reparación en la justicia. El castigo no borra el pasado. Mucho menos cuando llega demasiado tarde. Pero sucedió algo importante, largamente esperado y profundamente conmovedor. Los que ya no están, estuvieron más presentes que nunca. Y los sufrimientos enormes de los que ayer estaban, que nada podría borrar, recibieron alguna forma de reparación que se expresaba en esos llantos y esos abrazos, o en todo lo que no podían expresar esos llantos y esos abrazos.

Nuestra comunidad les debe a los familiares, a sus organizaciones y a los que militaron por la causa de los derechos humanos, el reconocimiento a los esfuerzos y sacrificios que llevaron a cabo, muchas veces exponiendo sus propias vidas, para que en esta tierra no prevalecieran la impunidad y la mentira.

Ahora nos toca a todos asegurar el futuro. El conocimiento y castigo de los hechos atroces del terrorismo de Estado de la dictadura cívico militar, tienen que servir para profundizar la democracia y asegurar la plena vigencia de los derechos humanos en Jujuy y en el país.

Por Pablo Baca

Diputado Provincial UCR