Según el CEDEMS la resolución que autoriza a universitarios a dictar clases en los secundarios “perjudica al docente en el ejercicio de su titularización”

Mendez CEDEMSJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Secretario General del CEDEMS, Marcelo Méndez, se refirió a los efectos de la resolución 3792/13 del Ministerio de Educación de Jujuy que permite a los profesionales universitarios a dar clases en los colegios secundarios de la provincia, la cual, según el sindicalista, fue suspendida en su aplicación.

Marcelo Méndez explicó en una entrevista con JUJUY AL DÍA® que “debo aclarar que esta resolución se viene a sumar a otros actos resolutivos que están en el medio desde 1998, seguidos en el año 2001, 2005, 2006, 2008, 2009, donde existen diferentes resoluciones dándoles competencia a los profesionales, es decir que esto no es nuevo en el ámbito educativo, pero hay que aclararlo porque pareciera que salió esta resolución y esto nunca existió”.

Indicó que “también hay que aclarar que no se ha dado competencia a todos los profesionales en formas generalizada sino a aquellos que hicieron la especialización del nivel superior correspondiente, pero que lo hay que resolver es la raíz del problema donde evidentemente, a través de nuestro estatuto, o bien decretos que salieron modificando algún artículo, donde realmente se está dando espacio para que un profesional universitario con esta formación pedagógica pueda ingresar al sistema, ahí está la problemática”.

A raíz de esto, señaló, “hemos accionado en forma inmediata de manera tal que en diferentes reuniones con los asesores legales del Ministerio o en forma directa con el ministro de Educación, se ha emitido un parte de prensa de ese Ministerio donde se ha suspendió oficialmente la aplicación de la resolución  3792 hasta tanto no se realicen las mesas de trabajo para poder limitar la competencia de estos títulos y esto realmente es una medida importante que se ha logrado a raíz de que el sindicato ha interpuesto un recurso de revocatoria para la no aplicación de esta resolución”.

Agregó que “el viernes tendremos una reunión para avanzar y solucionar de plano este problema para que eso no vuelva a suceder, porque se puede detener la aplicación de esta resolución pero en un futuro puede salir otra, hay que ir más allá y ver cuáles son los marcos normativos que permiten la aparición de estas competencia de los profesionales y también poder resignificar los campos de acción de uno y de los otros para que de esta forma podamos ver que nuestros derechos no sean avasallados en ningún momento”.

Al referirse a los perjuicios de esta medida ministerial, el secretario General del CEDEMS explicó que “perjudica al docente en el ejercicio de su titularización y esto se suma a la cantidad de docentes desocupados que existen en nuestra provincia y también a los estudiantes de los últimos años de los Institutos de Educación Superior que también ve limitada su actividad”, y agregó que “una cuestión importante que hay que destacar es que los docentes nos formamos durante 4 años de estudio para estar delante de alumnos, para desenvolvernos y desarrollarnos en el aula impartiendo conocimiento, esa es nuestra formación, mientras que la formación inicial  de un profesional es totalmente diferente. Estas diferenciaciones son muy importantes y hay que marcarlas ya que acá cada uno deberá limitar su campo de acción y seguramente el profesional bajo esta especialización deberá ejercerlo en un nivel superior donde realmente pueda llevar y materializar su especialización sin ningún problemas pero no así en el nivel medio”, concluyó.

1 COMENTARIO

  1. Vuelvo a insistir en el tema. Mientras el ejercicio profesional de la docencia se efectúe sin haber puesto en uso todo el bagaje de conocimientos que le fueran volcados para arribar a su título de Docente, que merece el mismo respeto que el de cualquier Profesional Universitario, resulta ilógica la protesta pensando en la superación de los dirigidos esenciales: los alumnos. El mismo Secretrio General del Cedems debe reconocer que recibió adiestramiento para llegar a su título de parte de Profesionales Universitarios que le brindaron las mejores bases para los conocimientos que exhibe como Profesional Docente. ¿Reniega, enotnces, de los conocimientos que le fueran dados? ¿O los aprovechó en su desempeño al frente de alumnos? Al César, lo que es del César no es el dilema principal. El dilema surge cuando se ha optado la Profesión Docente como salida laboral mas económica para lograr llevarla a cabo. La falta de Planificación Oficial hace que la disputa se de3ba trasladar a ese ámbito, pues si bien es cierto docentes titulados que carecen de las suficientes horas cátedras, a los que se suman los docentes que no encuentran la posibilidad de ejercer su labor por no haber vacantes y deambulan de instituto en instituto. Pero eso no es obra de ocupar a profesionales univesitarios sino a la abundancia de promociones que saturan la plaza. Si contamos los profesionales universitarios en cargos docentes se veran que no son tantos y por lo tanto no son la causante de la debacle, pero si lo es la falta de Planificación a nivel Educativo que el Ministerio respectivo debiera realizar para dar satisfacción a la masa de desocupados o subocupados en este rubro. Si vemos anualmente el crecimiento de alumnos que requieren pasar a un nivel secundario o terciario, y la falta de oferta prevista por el Ministerio para cubrir la necesidades, se daran cuenta que ahí está la cuestión. Si a esto le sumamos las faltantes de recursos presupuestarios para enfrentar las soluciones debidas, la falta de imaginación para adiestar al docente en técnicas de aprovechamiento tecnológico, de habilitar nuevas instituciones educativas de manera de evitar la superpoblación aúlica que debe enfrentar el docente en niveles oficiales, el mejorar las exigencias curriculares de todas y cada una de las asignaturas para que los pasos de niveles no sea traumático, el mejorar economicamente al docente para evitar que este deba trasladarse de un instituto a otro para cubrir las horas-cátedra que le signifique un ingreso decente y por ende haya mayor dedicación al alumno, etc. Estas son premisas que debieran ser discutidas a nivel de paritarias, no solamente las salariales que ya de por si hablan de un desmejoramiento en la relación de educación-alumno por la disminución del tiempo de dedicación hacia este, y del cual un docente conciente no puede ni debe menoscabar.

Comments are closed.