Tras el reclamo de alumnos del Tello: CEDEMS presentó un recurso al Ministerio de Educación

cedems fachadaJujuy al día® – La Comisión Directiva del CE.D.E.M.S (Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior) informa a sus afiliados y docencia en general, que cumpliendo con los objetivos de proteger y defender los derechos de los docentes se presentó un recurso de Revocatoria al Ministerio de Educación con fundamento en la defensa del Título Docente y la incumbencia profesional del Docente en su campo laboral conforme lo establecen los Art. 7, 8 y 19° del Estatuto Docente, el cual apunta a la suspensión de los efectos y posterior revocatoria de la Resolución N°3792-E-13, a la vez que se están realizando todas las gestiones ante el Ministerio de Educación y el Gobierno de la Provincia que sean necesarias para que no se vulnere el derecho de los docentes a trabajar y acceder a horas cátedra y exigir el respeto absoluto al Estatuto Docente.

8 COMENTARIOS

  1. analizando ambos planteamientos quiero dar mi apoyo a la palabras de Jorosv2011, cualquier profesional universitario mas aun habiendo realizado la formación pedagógica correspondiente puede estar mejor capacitado para ejercer docencia que el docente que a llegado a serlo por descarte universitario o salida laboral de bajo costo como expresa Jorosv2011.
    Considero que el numero de profesionales universitarios que ejercen la docencia secundaria no es significativo, mientras si es significativo la cantidad de docente con muy pocos conocimientos de “pedagogia” y poco espíritu de superación.
    Y como dice Jorosv2011 No es reclamando una anulación de la reglamentación que permite a un profesional universitario ejercer docencia en niveles medios y superiores, sino en el que el mismo docente haga su propia autocrítica y busque la forma del aprendizaje permanente para beneficio del alumno y de si mismo.

  2. Estimado Everex, exactamente com usted dice, soy un profesional universitario que ejercí docencia a niveles secundario y terciario en Institutos de Formación Docente y es por ello que conociendo a fondo la problemática educativa puedo opinar, respaldándome enlas calificaciones que mis superiores me otorgaron a lo largo de mis años de ejercicio docente. Muchos de los actuales docentes, en ejercicio de funciones directivas y al frente de alumnos, han sido en su mocedad alumnos del suscripto. Muchos recurren todavía a mis conocimientos para salvar una que otra situación que les es imposible develar. Creo haber dado todo lo que pude, haciéndolo con el mismo fervor con el que desrrollaba mi actividad profesional, sabiendo de antemano que estaba preparando futuros docentes que se iban a enfrentar a realidades diferentes y en todos los casos debian, sobre la marcha, dar soluciones. Algunos siguieron carreras universitarias y hoy ya son profesionales, otros quedaron con la profesión docente, pero en cada uno de ellos he notado que mi premisa de darlo todo en pos de un proyecto, sea este del caracter que sea, surtió efectos positivos. Ya se que no se puede pedir excelencia a nadie pues todo es superable. Hoy me llegan alumnos del último curso del nivel medio en búsqueda de conocimientos básicos que le requieren los exámenes de ingreso a las distintas universidades, nacionales o privadas, y noto en ellos una falencia en la aplicación de conocimientos que debieran haber sido dado y evaluados oportunamente los que responden a cursos anteriores al último. Esto es lo que me hace decir que tales falencias son debidas a la calidad de docentes que estan egresando y cuya falta de idoneidad no es suplida por la Pedagogía, ni por los instrumentos que ella brinda. En una frase se concentra todo “Lo que natura no da, Salamanca no presta”, es decir no hay espíritu de superación en los docentes titulados. ¿Que ello se debe a la mala remuneración y por eso ese desánimo de continuar el aprendizaje permanente? Cabe una acotación ¿Que culpa tiene el alumno de esa contingencia? Porque es el definitiva él el que paga el error sin ser él el causante pero si la víctima. ¿Qué el sistema es el causante del mal? Pues está en el docente en abrir las mentes de sus educandos para que el sistema político sea el que pueda cambiar esa obsoleta estructura, y eso se logra con docentes insertos en la idea de mejorar la Educación, así con mayúscula, que es la mejor herencia que le podemos dejar a las generaciones futuras, para que paulatinamente el nivel cultural de país vaya superándose y que Argentina alcance los estados que otrora supo tener. No es reclamando una anulación de la reglamentación que permite a un profesional universitario ejercer docencia en niveles medios y superiores, sino en el que el mismo docente haga su propia autocrítica y busque la forma del aprendizaje permanente para beneficio del alumno y de si mismo. Por otra parte, cuando hablo del CEDEMS, que como entidad gremial actúa solo en los aspectos salariales frente a entidades gubernamentales, es deber tambien de producir los cambios debidos en la estructura educativa en todo sentido, presionando ante las mismas autoridades para que arbitren esas mejoras. Esas autoridades del CEDEMS son electas por la docencia, quiere decir que dnetro del mismo seno existen divergencias en lo que hace a obtener una real mejora no sea solamente salarial, sino en forma y fondo de una Educación mejor, y ahí la resposabilidad que les cabe a los docentes en cuanto a abrir sus propias mentes y no dejar al arbitrio de otros el hacerlo. El país depende de todos y de cada uno de nosotros, las autoridades, buenas o malas, son electas por nosotros; y si nosotros no mejoramos es imposible mejorar el nivel de quienes nos representan y todo sigue igual. Me preocupa el futuro que les dejo a mis hijos y nietos, y ese futuro está en manos de docentes que se adormecen sobre el título obtenido y/o luchan porque no se les quite el ejercicio de las horas en manos de otros quepueden estar mejor capacitados para hacerlo. Para que se acierto el “zapatero a tus zapatos” el zapatero debe tener las mejores herramientas, saberlas usar para que el producto sea bueno y pueda ser utilizado en las mejores condiciones. Cuando esto se haga realidad, entonces sí a cada uno lo que es suyo.

  3. Sr Jorosv2011, leyendo su post me entero que ha desarrollado tareas docentes y como en ningún momento me dice que es profesor recibido creo entender la raíz de su menosprecio por las ciencias de la educación y por eso ya no voy a insistir con su reconocimiento.

    Sinceramente desconozco las grandes falencias cognitivas que Ud. invoca, así como también los porcentajes del fracaso en el ingreso pero le recuerdo que los ingresantes siempre tuvieron un cursillo de ingreso y, como estamos hablando de personas, no todas tienen el mismo rendimiento, característica que es la base para el armado de un orden de méritos. Curiosamente el cursillo de ingreso es dictado por los docentes universitarios ¿cuál es la injerencia de docentes de nivel medio en este aspecto?

    Lo que sí conozco muy bien son los porcentajes del desgranamiento universitario, hecho que no se debe exclusivamente a la preparación “cognitiva” que brinda el nivel medio sino a muchísimos otros factores, pero el discurso oficial siempre termina apuntando al sector docente para formar una “cortina de humo” que cubra la desatención gubernamental.

    Voy a seguir su razonamiento: si se habla de “fracaso escolar de la escuela secundaria” cuando una persona fracasa en la universidad, ¿puedo hablar de “fracaso escolar de la escuela primaria” si la persona abandona la secundaria? y más allá ¿hablaremos de “fracaso escolar del nivel inicial” si el niño tiene problemas de aprendizaje en la primaria?. Pero como Ud. esgrime que “El profesional universitario tambien conoce de tácticas y estrategias, que a la sazón suenan casi iguales” la solución parece estar a mano: un profesional universitario debe tener competencia en el nivel primario (basta con que sepa leer y escribir) y en el nivel inicial (basta con que sepa algunos juegos). ¿Ridículo, verdad?, pues lo es cuando se considera que un abogado, geólogo o contador “tambien conoce de tácticas y estrategias” de enseñanza.

    Obviamente tenemos puntos de convergencia, por ejemplo que la Educación merece una dedicación social pero le reitero que las políticas educativas son parte de todo un paquete de políticas que están definidas por el partido gobernante, ese partido gobernante que elegimos entre todos cada cuatro años.

  4. Se vé, Everex, que desconoce las grandes falencias cognitivas de los alumnos que egresan de un nivel para pasar al siguiente. Desconoce los porcentajes de alumnos que fracasan en su intento de ingreso a las Universidades tanto nacionales como privadas producto de esas carencias de conocimientos. ¿Adónde estuvo el error? ¿En los alumnos o en la enseñanza que han recibido? Todo el palabrerío de métodos y técnicas que dicen utilizar me suena a hueco cuando observo los resultados obtenidos. Usted que dice pregonar una elección mejor de autoridades para modificar las pautas educativas a tener en cuenta ¿no se ha percatado que hasta el presente todas ellas han sido el objeto de la degradación cultural?¿Que todo se resuelve solo yendo al paro por motivos salariales? Desde la fatídica Transformación Educativa hasta el presente en lugar de evolucionar se esta involucionando, imposibilitando que el desarrollo que necesita el país se base en la capacitación de los que hoy son alumnos y que esta en vuestras manos el darle las bases mucho más sólidas para mejorar. Su argumento no me alcanza, yo tambien he desempeñado tareas docentes y se perfectamente que hay que evitar el docente-taxi, que como usted dice debe moverse de una establecimiento a otro para conseguir un total de horas que permita la subsistencia, pero ello se origina en que dejamos en manos de autoridades electas politicamente pero nada hemos hecho porque esas autoridades nos representen dignamente, y menos cuando nos basamos en dejar en esas manos lo que debe ser un bien común, y la Educación es la mejor arma para revertir esa situación y es el bien más preciado que podemos dejar de cara al futuro. La docencia debe mejorar a cualquier costo, dejémonos de palabrerío inútil de técnicas y métodos que no han dado resultado. El profesional universitario tambien conoce de tácticas y estrategias, que a la sazón suenan casi iguales, y dediquemos nuestros esfuerzos en mejorar nuestra calidad de enseñanza, de deicarnos de lleno a modificar las estructuras que hoy impiden llegar a objetivos mayores y esa tarea es de todos, docentes y no docentes, de la escuela y del hogar, pero empecemos ya, no dejemos en manos de quienes poco se preocupan de hacerlo, sepamos empujarlos para que mejore la Educación y hacer un futuro para nuestro país.

  5. Señor Jorosv2011:
    La vocación es (según la RAE) una inclinación a una profesión o carrera, de allí permítame realizarle dos preguntas: ¿cuántas vocaciones puede tener una persona?, y ¿sabe Ud. de algún profesional que haya tenido vocación de panadero o comerciante y haya cambiado su campo laboral a panadero o comerciante? en este caso convendría preguntarse cual es la razón por la cual alguien (por caso un médico) que invierte 5 o más años de su vida en estudios superiores abandona esa profesión y se dedica a otra.

    Ud. reitera el acto (ampliamente generalizado en la sociedad) de menospreciar a las ciencias de la educación al afirmar que “un profesional universitario con mayor grado de preparación aunque sin la pedagogía como estandarte obligatorio” puede tener una tarea satisfactoria en la educación. Esta actitud es equivalente a afirmar que un ingeniero puede desempeñarse normalmente con una mínima o ninguna base matemática.

    Le pido que no interprete a favor de su reflexión el refrán Zapatero a tus zapatos, el cual tiene una solo significado social: no inmiscuirse en asuntos u oficios en los que no se es experto. Esto desarma la justificación del mejor desarrollo (supongo que cognitivo) del alumno y al respecto déjeme decirle que esto no se consigue con los conocimientos de un ingeniero, médico o abogado sino con aplicación de métodos y técnicas que proporcionan las ciencias de la educación. ¿Sabe Ud. la evolución en el aprendizaje que sufren los jóvenes entre los 13 y 17 años? Por experiencia le digo que ningún conocimiento puede ser transmitido si no se sabe como hacerlo y eso no puede ser suplantado con ninguna vocación o buena voluntad.

    Y por último, la Educación es un bien social, esto es, pertenece a la sociedad, mientras que las políticas educativas pertenecen al partido político gobernante que es elegido por la mayoría de la sociedad. ¿Queremos cambios, mejoras? elijamos bien, exijamos al poder gobernante una mejor política educativa y no le pidamos reformas a los docentes, que ya suficiente tienen con ir y venir a distintas escuelas para poder llegar a fin de mes.

  6. Estimado Everex, a juicio de tu comentario, debo hacer una reflexión. La vocación es tanto válida para cualquier individuo que realize una tarea. Lo es tanto en el profesional universitario, como en el profesional docente, como en el vendedor de una negocio, o cualquiera sea la labiora que desarrolle. Esto implica compromiso con lo que se está haciendo, buscando en cada caso hacerlo mejor para asegurar un éxito. La pedagogía es una rma que se le brinda a los que tienen la tarea de enseñar, pero eso no basta si no es tomada con cariño hacia lo que ella propone. Existen docentes de todos los niveles de la educación que una vez cumplimentada la aprobación de la pedagocía como asignatura se olvidan de ella y ahí es donde debe hacerse hincapié para mejorar. Entonces es cuando su tarea no es satisfactoria y puede si serlo el de un profesional universitario con mayor grado de preparación aunque sin la pedagogía como estandarte obligatorio. Corregir esas falencias haría innecesario que un profesional universitario suplante a un profesional docente. Por eso, hago mi interpretación respecto a la protesta, muchas veces basada en la realidad, muchas veces viciada de nulidad por defender un espacio que han dejado vacío. Cuando me constestan con el “Zapatero a tus zapatos” me cabe responder si hay veces que habrá de cambiar el zapatero para poder andar con comodidad y sin hacer sufrir los pies. Esto tiene validez cuando está en juego el mejor desarrollo de nuestra juventud, en hacerle llegar mejor los conocimientos para que no tengan que sufrir las crisis los cambios de los sucesivos niveles hasta llegar a la meta que se proponen. Hoy existe un salto muy grande entre los diferentes niveles, no se ha capacitado al alumno a que lo supere haciendo el menor esfuerzo, que no significa no darle trabajo, sin que le cueste menos hacerlo. La tecnología le arrima posibilidades de hacerlo, ahora bien ¿Cuántos docentes se encuentran capacitados para desplegar esa tecnología en sus asignaturas? Se ven superados por los alumnos que practicamente se encuentran al día con novedades, pero que no son aprovechadas, solo le sirven para copiar e imprimir las investigaciones sin conocer su contenido. Esto hace que los saltos de niveles sean tan grandes que normalmente sufren las crisi que significan los cambios de formas y exigencias distintas. El universitari está en aplicar esta metodología en mejores condiciones pues en su estudio debió hacerse utillizándolas. El error no es del docente sino de aquellos que debiendo cambiar el panorama educativo y promover una mayor pulcritud de la enseñanza, se dejó estar y nadie ha hecho nada por mejorarla, pero no escapa por ello a la responsabilidad del que se encuentra al frente de alumnos, reclamar que se promueva una reforma en ese sentido, en lugar de promover la protesta.

  7. Es llamativo que siempre que surgen conflictos docentes en la sociedad se instala el concepto de la mediocridad del profesor. Y esto no es casual porque desde desde los gobiernos menemistas hasta el actual se ha promovido la idea de que el fracaso escolar se debe al profesor.
    Leo que la escasa vocación que muchos docentes exhiben frente a sus alumnos es una prueba irrefutable que han llegado a esa profesión por descarte universitario o por salida laboral de bajo costo ante la escasez económica familliar. Análisis y conclusión. Pero ¿con qué herramientas se evalúa la vocación? y ¿la conclusión tiene un asidero estadístico?.
    Luego dice un profesional en cualquier rama puede estar mejor capacitado que el docente, aún sin condiciones pedagógicas que lo avalen, pero suplidas con voluntad y vocación que a la sazón resultan ser mucho más importantes en la llegada a sus educandos. En buen romance, toda la Teoría del Aprendizaje Humano puede ser reemplazada por la buena voluntad y la Didáctica por la vocación espontánea de cualquier profesional universitario.
    No fueron en vano las manipulaciones gubernamentales tendientes a rebajar la profesión del docente como método para desviar la atención y descargar culpas por el fracaso escolar, y así el colectivo descree del docente y de su formación y cae en el pensamiento de que cualquiera puede instalarse en el aula y proceder al hecho educativo.
    En suma, para zanjar esta situación lo mejor será aplicar el conocido dicho “Zapatero, a tus zapatos”.

  8. Atento al contenido de la protesta, cabe hacer a los profesionales docentes la invitación a que hagan autocrítica de su actitud al frente de jóvenes alumnos. Hacen referencia al Estatuto del Docente, pero ¿las transgresiones y excesos estan tambien contemplado en el mismo? Me refiero a la escasa vocación que muchos docentes exhiben frente a sus alumnos, prueba irrefutable que han llegado a esa profesión por descarte universitario o por salida laboral de bajo costo ante la escasez económica familliar, pero esto no significa que se esté en presencia de un educador en todo sentido. Dentro del mismo espectro un profesional en cualquier rama puede estar mejor capacitado que el docente, aún sin condiciones pedagógicas que lo avalen, pero suplidas con voluntad y vocación que a la sazó resultan ser mucho más importantes en la llegada a sus educandos. El temor a ser suplantado por profesionales universitarios, en lugar de generar protestas, debiera ser el orígen de la preocupación de aquellos que eligieron la carrera educativa y perfeccionarse para que se alcancen los objetivos de mejorar la educación. En cuanto a la tarea sindical del CEDEMS, lo he mencionado anteriormente en otro comentario, no debe ser solamente en la disputa salarial, sino en modificar las estructuras que hacen que la Educación sea considerada un Gasto y no una Inversión, peleando por un Presupuesto Oficial acorde para reformar la situación del docente-taxi, capacitación del mismo para hacer uso intensivo y extensivo de las nuevas tecnológías en bien del aprendizaje, mejoramiento edilicio de los establecimientos educativos y reformular las correlaciones entre los diferentes niveles de enseñanza para posibilitar el ingreso a niveles superiores de los jóvenes. Sin tener en cuenta estos aspectos, la Educación sewguira decayendo en perjuicio del individuo, de la sociedad, del país que es nuestro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.