Ciclo de cortos “Pueblos originarios y violencia de género”

Ciclo de CortosJujuy al día® – En la mañana de ayer, en rueda de prensa, la actriz Marta Bianchi, antes de la proyección de cortometrajes y posterior Mesa Panel, sobre “Violencia de Género y Pueblos Originarios”, en instalaciones del Centro Cultural “Héctor Tizón”, dio a conocer los antecedentes de esta formación cultural, donde fueron convocadas realizadoras americanas.

En la oportunidad, el Director de Cultura de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, José Rodríguez Bárcena, hizo alusión a la importancia de contar en nuestro medio con artistas de la talla de Marta Bianchi que representa a un grupo de mujeres cineastas que concentraron sus diversos emprendimientos en la llegada de la democracia, en este caso puntualizar las distintas violencias que se ejercen no solo contra la mujer, sino también en los pueblos originarios.

En ese ámbito presentó a la destacada actriz Marta Bianchi, quien entre otros conceptos hizo alusión a los comienzos de estas realizaciones, que forman parte del décimo primer concurso Iberoamericano y Temático de la Mujer y el Cine, “es una organización que formamos hace veinticuatro años”, manifestó Bianchi.

En cuanto a su conformación, Bianchi precisó “son siete mujeres del cine, entre las que estaba María Luisa Bemberg, Sara FascioLita Stanticy, yo. En ese momento que habíamos entrado en democracia, sentíamos que podíamos y debíamos trabajar por la inclusión de las mujeres en democracia con todos sus derechos, que ya había sido reconocidos por Naciones Unidas, con los derechos humanos”.

“Por ello nos pusimos a trabajar desde nuestro lugar que es la cultura, hicimos foco en la dirección porque era el lugar más esquivo para la mujer, si bien las mujeres ya estaban irrumpiendo en roles no tradicionales, alrededor de los ochenta, como parte del fenómeno global de la incursión de la mujer en todas las área sociales”.

Y detalló los comienzos “creamos una ONG, que estimulara a las mujeres en el rol de liderazgo en el cine, promover una producción creativa y ser un nexo para que sus películas fueran vendidas. Desde allí se hizo una tarea ininterrumpida, con cinematografía que ahora resulta natural, en ese momento trajimos directoras consagradas, como otras películas remotas y nos fuimos ganando la confianza del público”.

Más adelante resaltó la actriz “nuestro rigor ideológico y artístico fue capitalizando la confianza del público y de la prensa especializada, usando el cine como elemento de inclusión y de transformación social”.

En este caso se refirió a los cortos que se exhibieron en nuestra ciudad “son dos muestras, una sobre Pueblos Originarios y sobre Violencias, es muy interesante ver cómo las jóvenes realizadoras hacen foco en diversas violencias, a través de estilos narrativos diferentes, pero siempre con la perspectiva particular que tenemos las mujeres por una historia y una experiencia que nos hermana”.

Finalmente, argumentó sobre la elección de esta temática “es una problemática que atraviesa nuestro país a modo de flagelo, si bien centramos la violencia ejercida contra la mujer, la más antigua y referenciada de la historia humana, también en los pueblos originarios estamos hablando de violencia de cientos de años de olvidos, atropellos y tenemos una deuda con ellos”.