Especialista asegura que los hospitales de Jujuy “no están capacitados para recibir y tratar a súper obesos”

CarreraJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el responsable del equipo de cirugía bariátrica del Sanatorio Nuestra Señora del Rosario, Marcos Carrera, se refirió al creciente aumento de la obesidad en nuestra sociedad, y comentó algunos de los procedimientos quirúrgicos a los cuales tienen acceso algunos pacientes que sufren de obesidad mórbida.

La cirugía bariátrica, definida por el especialista “es una de las armas o de las terapéuticas del arsenal de tratamiento para ayudar a los pacientes enfermos de este mal que aqueja a la sociedad con lo cual se pretende ayudarlos a encarar su vida de una forma que puedan prolongarla y no seguir con la obesidad que trae múltiples complicación y les va a acortar su perspectiva de vida en 10 o 15 años por complicaciones inherentes a la obesidad”.

En una entrevista con JUJUY AL DÍA®, Marcos Carrera se refirió a la situación de la obesidad en nuestra provincia comentando que “si echamos una mirada alrededor nos damos cuenta del sobrepeso que hay en general, y los obesos mórbidos cada vez se ven más, no es necesario ver un súper- súper obesos, pero lo que más se ven son obesos, pacientes con 120, 150 kilos, ellos son los que se ven circulando con todos los problemas que tiene la obesidad, como la discriminación, el simple hecho de querer sentare en una silla o en un colectivo, tienen problemas y son discriminado”.

El especialista señaló que en Jujuy “el porcentaje es, en general, como en todo el país y va aumentando, el 50% tiene sobrepeso, con la patología de obesidad alrededor de un 35%  y obesos mórbidos debe haber un 10%, pero también debo destacar que la gente está tomando conciencia de esto, cuando comienza a informarse y sabe que tiene la posibilidad de consultar y tratar de cambiar su estilo de vida con una cirugía”.

Carrera sostuvo que “en Jujuy, evidentemente, no podemos tratar a todos los obesos mórbidos, los súper- súper obesos de la provincia, ya que nuestros hospitales no están capacitados para recibir y tratar a súper obesos y deben ir a centros especializados. En Jujuy estamos capacitados para atender obesos mórbidos, personas con un índice de masa corporal de 35 o más con morbilidades como diabetes, hipertensión, problemas articulares, esos son pacientes candidatos a entrar con posibilidades de operación”.

“En cuanto al tratamiento sobre quienes pueden acceder al mismo, en este momento en Jujuy  las obras sociales están reconociendo, algunas todo y otras como el Instituto de Seguros de Jujuy no le reconocen todo pero los ayuda en forma importante para que se opere. Pero hay otras que no reconocen la cirugía y los pacientes se ven sometidos a un largo peregrinar donde al final desisten de operarse. Otro tema es la parte hospitalaria pública donde no hay un programa específico, si bien hay programas de psicólogos, nutricionistas, pero un programa para que los pacientes ingresen a un servicio de cirugía en un hospital, eso no hay”.

Para comenzar a hablar de la práctica quirúrgica, Marcos Carrera explicó algunos conceptos como Índice de Masa Corporal (IMC) y quienes son las personas que pueden realizarse la operación. “El Índice de Masa Corporal resulta de una fórmula que es peso/altura2. Un resultado normal ronda alrededor de 25, a partir de 28 es sobrepeso, el obeso mórbido es quien tiene 35 o más, pero con morbilidades. Los que tiene un IMC de 40 son obesos mórbidos de por sí, y acá se pueden tratar pacientes hasta 55 de IMC como si se tratara en cualquier lugar del mundo, pero el resto de los paciente no porque son pacientes que no entran en un tomógrafo, hay complicaciones con las camas, camillas, el traslado, por eso digo que un paciente de 200 o 250 kilogramos no se puede atender en la provincia”.

Al referirse a las personas que pueden acceder a esta cirugía bariátrica, el especialista aclaró que “un paciente obeso tiene que estar dentro de los números que les hablaba, 35 con morbilidades o 40 sin morbilidades, entre los 18 y 64 años de edad, porque una persona de menos de 18 años tiene tiempo para terminar su desarrollo y entrar en un programa de tratamientos que no sean quirúrgicos, y más de 64 años porque son pacientes que la obesidad ya le ha causado tantos problemas que no van a poder revertirla con la cirugía y además pueden tener muchos riesgos para una cirugía”.

Agregó que “también deben cumplir ciertos requisitos, debe ser atendido por los diferentes miembros del equipo, por ejemplo los psicólogos lo deben ver y explicarle que va a hacer la cirugía en él y si está preparado, como también ver si tiene cierta disciplina para continuar, porque debe entrar durante 6 meses o un año en un programa para ver si seriamente tiene ganas de seguir. También es atendido por el endocrinólogo para ver si no tiene otra causa que le produzca la obesidad y que no se solucionará con la cirugía, el cardiólogo verá si su corazón está bien para soportar la cirugía”, también indicó que “la nutricionista lo evalúa para ver si es obediente y sigue las normas y lo ve luego de la cirugía lo sigue ya que son paciente que debemos ver periódicamente. Aunque no es imperativo, pero recomendable, debe entrar a un programa con un profesor de Educación Física”.

Sobre los procedimientos quirúrgicos que realiza el equipo en Jujuy, del cual es responsable, Carrera señaló que “por nuestra experiencia una cirugía con buenos resultados y menos complicaciones que el bypass gástrico, con menos morbilidad y mortalidad y que hemos realizado acá, es la manga gástrica Es una cirugía relativamente nueva que lleva 8 años de prueba en el mundo y se ha comprobado que es igual de efectiva que el bypass gástrico y con menos complicaciones. También hemos realizado operaciones de banda gástrica, pero hay que ver cuál es la indicación que tiene el paciente”.

Comentó que hay 3 tipos de cirugía: “una es la banda gástrica, que es un cincha o anillo que se coloca en el estómago y que tiene la capacidad de reducirlo a 30 o 40 cm3 y lo que hace es restringir el alimento con una sensación de saciedad rápida o precoz. Otra opción que podemos realizar es la manga gástrica o tubo gástrico que también contribuye a reducir el tamaño del estómago a 10 o 20% por medio de la confección de un tubo al estómago retirando el estómago sobrante”, y agregó que “la tercera es el bypass que consiste en la confección de un pequeño estomago de 30 o 40 cm3 y se hace un puente de intestino entre ese estomago que se confecciona hacia el intestino”.

También indicó que “otra opción, pero no quirúrgica, es el balón gástrico y la indicación realmente se la tiene que explicar muy bien. Lo que hace esto es permitir una reducción del 15% del peso en un día pero hay que sacarlo a los 6 meses porque se echa a perder y está el peligro de que se pueda perforar”. Explicó que “el balón gástrico tiene indicación sobre todo en pacientes muy obesos que necesitan bajar 10 o 15 kilos para ser operados o que se necesita que bajen rápidamente de peso para ser operado de otra patología, por eso aclaro que si a un paciente obeso mórbido se le dice que con eso va a bajar de peso y mantenerse, es un engaño, tiene que saber que eso es por un tiempo y una vez que lo retiran va a volver a engordar. Por eso hay que tener muy en cuenta al paciente, evaluarlo y determinar si es pasible o no de alguna cirugía o tratamiento”, concluyó.