La causa que investiga el asesinato del cambista jujeño quedó radicada en la justicia salteña

Jujuy al día® – Así lo confirmó a nuestro medio el Coordinador de Relaciones con los medios de comunicación de la Oficina de Prensa y Comunicaciones del Poder Judicial de la provincia de Salta, Marcelo Báez, quien además brindó algunos detalles de la investigación del asesinato del cambista jujeño, Marcos Ortega, quien desapareció el domingo 31 de marzo y fue hallado muerto varios días después en la localidad de La Caldera, en la vecina provincia.

En diálogo con JUJUY AL DÍA®, Marcelo Báez señaló que una de las hipótesis que se manejan es que el cambista fue asesinado para encubrir el robo y que podrían haber sido personas de un ámbito de confianza del hombre. La investigación se está centrando en la reconstrucción de las últimas horas de vida de la víctima, ya que según indicaron las pericias habría sido ejecutado el mismo día de su desaparición.

Sobre la competencia de la investigación, Báez explicó que “la causa quedó radicada en el Juzgado de Instrucción Formal Nº 5 a cargo del Juez Pablo Arancibia. Originalmente se discutía la posibilidad que la competencia quedaría en Jujuy porque se estimaba que el delito se había producido allí pero finalmente la competencia se dirimió por el lugar donde apareció el cuerpo, vale decir que le corresponde al juez salteño”.

Respecto a la versión que indicaba que a Ortega lo habían asesinado en Jujuy, mencionó que “es lo que se está investigando pero de hecho se toma como competencia el lugar donde aparece el cuerpo porque va a ser difícil de determinar el momento y el lugar donde se producen los disparos, si fue en el límite jujeño o salteño”.

Sostuvo que “el juez toma a su cargo la investigación y ordena una serie de medidas que se están cumplimentando ya que las últimas horas de la víctima son claves, porque no es la primera vez que se subía Ortega a ese Audi negro ya que el día anterior también lo habría hecho. Se está tratando de reconstruir estos dos últimos días, pero hay un obstáculo: el vehículo tenía vidrios polarizados por lo que se busca testimonios que permitan arrojar un poco de luz sobre quienes habrían sido los que se desplazaban en este auto”.

Sobre la carátula de la causa señaló que “está caratulada como ‘Homicidio, crimen y causa’, es decir que se produjo el homicidio en ocasión de robo, el delito principal, y luego para ocultar ese delito se comete el homicidio”.

También Báez comentó que “en la reconstrucción que se realiza del homicidio, resulta que se habría producido el homicidio y luego el cuerpo fue arrojado en una suerte de barranco donde quedó detenido por los árboles a tres metros de la ruta”.

“Al momento de arrojarlo intervienen, en apariencia, dos personas ya que no podría haberlo realizado una sola, por lo que esto habla que los posibles autores materiales de delito podrían ser dos o más personas”, indicó.

Sobre la fecha estimada de muerte, explicó que “cuando aparece el cuerpo se determina que la muerte de habría producido el 31 de marzo, por eso se ubica el lapso entre las 9:30 y las 12 del mediodía de ese día”.

Además brindó algunos otros detalles de la investigación, “el Juez ha librado oficios con el fin de conseguir  todas las actuaciones que en su momento realizó la fiscalía que intervino  en la denuncia de la hija de Ortega para obtener elementos que permitan avanzar y podemos decir que ya han declarado las hijas de la víctima”, y agregó que “se está avanzando en la investigación en base a los datos aportado por las hijas y por el momento no hay algún resultado que pueda ser informado de estas diligencias pero están ordenadas; lo que hay es un trabajo de investigación tendiente a reconstruir las últimas horas de la víctima”.

Sobre la reconstrucción indicó que “los oficios que se han librado tienen la finalidad primero de reconstruir el trayecto realizado y luego poder determinar quiénes fueron las personas que lo acompañaban en este vehículo Audi negro que apareció quemado, el cual tenía pedido de secuestro de Lomas de Zamora ya que era un vehículo robado. Esta información se pudo conocer mediante el número de chasis, al igual de la marca y modelo porque el mismo fue quemado totalmente”, y añadió que “el vehículo fue quemado alrededor de las 12 del mediodía y Ortega se subió al auto alrededor de las 9:30 de la mañana, vale decir que en el trayecto se habría producido el delito e incluso la posibilidad que el homicidio se haya producido en el mismo vehículo, esto es posible”.

“Por ello se está haciendo un trabajo pericial intenso para determinar y buscar si uno de los plomos, porque sabemos que la víctima recibió tres disparos y uno tiene orificio de salida, si esta bala puede haber impactado y dejado alguna huella que pudiera ser encontrada dentro de los hierros en los que quedó reducido el vehículo, mientras que los otros dos plomos se los pudo sacar y estaban alojado en la cabeza de la víctima”.

Detalló que “otro dato que le llama la atención al Juez y forma parte de esta línea investigativa, es que aparentemente iba en un ámbito de confianza ya que no presentaba huellas o marcas de haber estado maniatado o haber sufrido algún tipo de presión, además por los testimonios de las hijas le permite conocer al Juez que se dirigía o se subió al vehículo con la finalidad de realizar una transacción comercial, que es uno de los oficios que llevaba adelante Ortega, y esto le daba un ámbito de confianza”, señaló finalmente.