Clara Langhe de Falcone reclamó la falta de recursos para atender los casos de violencia contra la mujer en Jujuy

CLARA DE LANGHE DE FALCONE 004Jujuy al día® – En el mes de la mujer, nuestro medio entrevistó en forma exclusiva a Clara Langhe de Falcone, jueza del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy (STJ), quien se refirió al crecimiento de los hechos de violencia contra la mujer y a la falta de recursos para atender estos casos y la puesta en funcionamiento de la Oficina de Violencia domestica del Poder Judicial de la provincia.

Al consultarle acerca del crecimiento de los hechos de violencia contra las mujeres en Jujuy, Clara Langhe de Falcone manifestó a JUJUY AL DÍA® que “totalmente, de los 189 casos que existían hasta unos años ya hemos pasado a más de 2 mil. Cuando uno habla de violencia entiende que la violencia es agresión física, maltrato, discriminación, violencia emocional, intrafamiliar, extrafamiliar, laboral, psíquica, hay muchos tipos y la mujer debe luchar contra eso, pero muchaS veces no denuncia la violencia y si lo hace, si lo denuncia, si es un caso intrafamiliar, tiene miedo a seguir el procedimiento”.

La magistrada explicó que “nosotros somos pioneros en las dos leyes que tenemos de protección a la familia y a los niños, adultos y toda la familia, pero la mujer tiene miedo porque no cuenta con los recursos necesarios para suponer, por ejemplo, que si es casada como mantener a sus hijos, porque también hay que considerar este aspecto porque quizás una mujer dice que prefiere el maltrato antes de dejar de darle de comer a mis hijos”.

Asimismo, la jueza del STJ de Jujuy expresó que “la mujer debe entender que está en una sociedad machista, a mí me gusta hablarle a Doña Rosa, no me gusta hablar con el tecnicismo propio con el que podría hablar, porque acá lo importante  es llegarle a la gente y que la mujer sepa que debe ir construyendo, sea su familia y su propia vida, dentro de la sociedad y convivir respetándose porque el respeto es la base de la solidaridad y de la igualdad social”.

Acerca de la Oficina de Violencia Domestica manifestó que “tenemos diferentes puntos de vista, yo no quisiera un OVD monstruosa quisiera una OVD más mas chica donde la mujer pueda, ante el maltrato, ir en forma directa siguiendo los procedimientos que la ley crea sin colapsar nuestros tribunales porque nuestros tribunales cumplen muchísimo con su plataforma de asistencia  a la víctima y el Ministerio de Desarrollo Social  ha creado también Centros de Asistencias a las Victimas”.

“Tenemos que exigir un poco más dentro de las posibilidades de la provincia, pero sabemos que vivimos en una provincia pobre, que el Ministerio de Desarrollo Social dicte políticas públicas que tiendan a hacer más efectiva la asistencia a la víctima, que es lo que está faltando porque hay centros de asistencia a la víctima y centros de asistencia familiar que están en manos de los municipios, y ahí es donde estamos fallando, donde hay que poner más la mirada para que realmente la mujer tenga donde ir cuando es echada de su hogar y tiene que llevar sus niños”, dijo.

Y agregó “esto la ley lo contempla pero lo que pasa es no hay recursos, siempre caemos en el mismo tema, la falta de recursos”.

Para finalizar, la jueza del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Clara Langhe de Falcone brindó un mensaje a las mujeres jujeñas en este mes de la mujer, manifestando que “notó un evolución muy grande, la mujer jujeña está entendiendo algo muy elemental, que debe capacitarse, que debe entender cuáles son sus derechos, que deben entender que si no se educa en razón de que es mujer no puede luchar por su autonomía ni defender los derechos que no solo están en la Constitución si no que están en los códigos morales”, y añadió que “no digo que la mujer debe hacerse feminista porque estoy en contra de eso, pero debe entender que fue creada en este mundo para convivir con un ser sexualmente diferente a ella pero que lo integra para hacer la familia y que sobre la familia se construye una sociedad, debe transmitir a sus hijos todo lo elemental de los valores, la verdad, transparencia, sinceridad, los código morales que nos dan cualquier religión a la que uno pertenece, ya que ninguna religión enseña a robar, a mentir o matar”.

“Por eso en este mes tan importante, donde se celebra el Día Internacional de la Mujer, y se recuerdan a las mujeres que dieron su vida por los derechos que no le reconocían en una sociedad machista e injusta, le dijo a la mujer que no desespere, que comience a caminar junto al hombre, que no se silencie ni se deje violentar porque en este mundo tan convulsionado la violencia que existe amilana, quita la autonomía, y al no tener autonomía, que significa valerse por sí misma,  pierde totalmente sus derechos, de los cuales son participes”, concluyó.