En Jujuy se espera un otoño con temperaturas y precipitaciones por debajo de las condiciones normales

Hurtado 15-03-13Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el titular de la Cátedra de Agroclimatología de la Facultad de Ciencias Agrarias, Rafael Hurtado se refirió al pronóstico climatológico que se espera para este otoño que está tocando las puertas de nuestra provincia. Asimismo hizo referencia a la emergencia hídrica en la que se encuentra Jujuy debido a las bajas precipitaciones en algunas regiones provinciales.

Sobre los pronósticos para el otoño jujeño, Rafael Hurtado manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “lo que se espera para el otoño, de acuerdo a los distintos institutos de investigaciones, no es fuente nuestra, es que las precipitaciones se encuentren un poco por debajo de lo normal en el mes de marzo como también en el mes de abril y mayo, solo en la parte de la mesopotámica argentina y el sur del país es probable que este poco superior de lo normal”.

Según Hurtado “precisamente en Jujuy se espera que las precipitaciones en marzo ya estén por debajo de lo normal. Si bien los valores que se espera son inciertos pero se estima que estén por debajo del promedio. Solo en la región de la Quebrada y Puna se espera que estén dentro de los valores esperados mientras que en la región de las Yungas y el Parque Chaqueño se encontrarían por debajo”.

En relación a la temperatura durante el otoño, explicó que  “en nuestra provincia lo que se espera para marzo es que las temperaturas se encuentren por debajo y dentro de lo normal, esto es porque en la parte de la Quebrada y Puna es más factible que este dentro de lo normal pero alejándose de ahí es posible que la temperatura este por debajo de los valores promedio. Esto no implica una estación crudísima sino que se habla de un valor medio de 1 o 0,5 grados menos de lo habitual”, y agregó que “para aclarar lo dicho, durante estos meses, en promedio, la temperatura es de 18 grados en marzo, 16 grados en abril y 13,8 para mayo, o sea que los valores que se esperan van a estar rondando uno o dos grados debajo de ese valor medio”.

Por otra parte, el titular de la Cátedra de Agroclimatología se refirió al estado de emergencia hídrica en el cual se encuentra Jujuy, explicando lo sucedido en dos regiones puntuales de la provincia. “Todos los años lo que se observa en general es que tenemos esta emergencia hídrica pero lo que deberíamos ir previendo es hacer mejor consumo del agua tanto en el sector productor agrícola y en el doméstico”, y añadió que “la cantidad de precipitaciones de Jujuy se deben fundamentalmente a la gran variación espacial que tienen porque en San Salvador de Jujuy, por ejemplo, lo que se midió en enero y en febrero es que las precipitaciones estuvieron dentro de los parámetros normales. Es decir que en enero el promedio es de 195 mm y precipitó 184 mm, en febrero es de 178 mm y precipitó 118 mm, si bien en este caso estaríamos 60 mm debajo de lo normal pero la variabilidad que tiene la precipitación en ese mes es de 80 mm, por lo que se considera que estaría dentro de lo normal”.

Pero señaló que “aquí viene la paradoja, en La Posta, a no más de 25 o 30 kilómetros de la capital, la precipitación media es de 126 mm y en 20 días de febrero solo precipitó 31 mm aproximadamente, ahí sí existió una importantísima disminución de las precipitaciones”.

“Esto es importante porque en esa zona es donde se realizan las producciones tabacaleras y es la época donde se rigen más por las precipitaciones pluviales que por el riego”, señaló Hurtado.

Sobre la situación de los diques jujeños, indicó que “si las precipitaciones disminuyen en la alta cuenca y después arrastra las aguas hacia los diques ese es otro problema, porque que no exista la suficiente precipitación en esos lugares complica la provisión de agua en esos diques”.

Al explicar las posibles razones de las escasas lluvias en algunos lugares de nuestra provincia, en particular tomando el ejemplo de la zona de los Pericos, el climatólogo manifestó que “existen fenómenos de variabilidad que ocasionan que las precipitaciones estén por encima o debajo de lo normal. En esos momento, por ejemplo, no nos encontramos en un año ‘niño’ ni ‘niña’, sino en un año neutro, lo que significa que lo más probable es que las precipitaciones y la temperatura se encuentren dentro de los parámetros normales”, además explicó que “en esto siempre decimos que el parámetro ‘precipitaciones’ es el elemento de mayor variación y discontinuidad, no hay otro. Varía tanto espacial como temporalmente y aun no podemos atribuir eso a algo. Por eso digo que si llueve una cantidad dentro de lo normal en capital y que en Perico sea absolutamente distinto es de esperar, porque si hubiéramos tomado las mediciones de otro lugar, en otra estación cerca de La Posta, también habríamos visto una gran variación espacial, y lo único que nos queda por ver es si esos valores coinciden con toda la región de los Pericos, porque estos datos son de una sola ubicación”, concluyó.