Pablo Baca: “Jujuy tiene un sistema de control público incompleto e insuficiente”

pablo baca 23Jujuy al día® – El diputado provincial Pablo Baca (UCR) señaló que en Jujuy el sistema de control público es incompleto e insuficiente”. De esta manera el legislador salió al cruce del Síndico General de la Nación, Daniel Raposo, quien en reciente visita a Jujuy efectuó declaraciones que  contuvieron omisiones e inexactitudes respecto de la situación de la Provincia en materia de control. Además, el diputado radical enumeró una serie de decisiones que deben adoptarse para garantizar el control y la transparencia que previenen la corrupción y optimizan la ejecución de los fondos públicos.

Baca fundamentó su posición, señalando en primer lugar, el incumplimiento sistemático de la Ley de Administración Financiera en lo referido a auditoría interna. A propósito señaló que “el cargo de Auditor de la Provincia nunca fue cubierto y el sistema de auditoría no se implementó”.

Esta ausencia “es grave” consideró Baca porque “se trata de un servicio esencial, del que ninguna organización puede carecer” y explicó que la Auditoría tiene a su cargo verificar que la actividad estatal se lleve a cabo con criterios de economía, eficiencia y eficacia y abarca aspectos económicos, de legalidad y de gestión.

“Contrariamente a lo que podría suponerse, es un control que está –por así decirlo- al lado del funcionario, para hacer recomendaciones y justamente evitar irregularidades” precisó. Entre sus funciones, añadió, “debe poner en conocimiento del gobernador actos que hubiesen acarreado o puedan acarrear perjuicios para el patrimonio público. Está para mejorar la gestión, no para criticar al gobierno, por lo que resulta inexplicable que no se lo haya puesto en funciones”, manifestó.

Pero además, observó Pablo Baca tampoco se cumple la Ley de Ética Pública, que lleva más de una década de sancionada. Indicó el diputado radical que la Comisión de Ética Pública que prevé la ley, no está constituida. “De esta manera, naturalmente, no se lleva a cabo la tarea que tendría a cargo, que es la de prevención de arbitrariedades y de actos de corrupción”.

“Entre otras funciones, esta Comisión tendría que ocuparse del Régimen de Declaraciones Juradas. También podría recibir y tramitar las denuncias de conductas contrarias a la ética Pública. Nada de eso se cumple porque no está en funciones”, subrayó.

También el diputado Baca observó que “el único organismo que ejerce funciones de control –y que tiene que llevar a cabo tareas que incluso no le corresponden ante la carencia de los otros sistemas- es el Tribunal de Cuentas de la Provincia”. Pero, destacó, actualmente “adolece de falta de recursos humanos y materiales para llevar a cabo un control eficaz. Y además, cuando se comprueba una violación, sus decisiones terminan siendo puramente declarativas porque carece de procedimientos para hacerlas efectivas”.

Por otro lado, Pablo Baca argumentó que “un sistema eficaz exigiría la puesta en funciones de una Oficina Anticorrupción”, otra deuda pendiente que no ha podido ser saldada aún en el parlamento jujeño.  “El bloque de diputados de la Unión Cívica Radical hace varios años que viene presentando proyectos de ley destinados a crear esta oficina, sin que el oficialismo hasta el presente haya accedido a su tratamiento” recordó.

El legislador explicó que una Oficina Anticorrupción, permitiría “velar por la prevención e investigación de actos de corrupción, como así también de toda irregularidad funcional, las violaciones a los deberes de funcionarios públicos y el régimen de ética pública”.

“No es posible no compartir conceptos como los expresados en las jornadas que llevó a cabo en Jujuy la Sindicatura de la Nación, sobre la necesidad de que los fondos públicos se destinen a lo previsto y que se cumplan con los fines de beneficiar a la comunidad. También es obvio que no hay que permitir que se usen para hacer clientelismo” dijo Baca, pero resaltó que para que eso sea posible “hace falta que estén en funciones los organismos que prevé la ley, que además cuenten con los recursos necesarios y que el sistema se integre con otros organismos como la Oficina Anticorrupción”.

“Estas medidas, que mejorarían la transparencia en la actividad del Estado y contribuirían a la lucha contra la corrupción, son la agenda necesaria en materia de control” resaltó finalmente.