El valor de anticiparse: Cuando se pierde la iniciativa política en Jujuy

Hugo CalvóIniciativa en sí misma no se corresponde con un concepto sino sólo con una palabra que se puede definir o sinonimar con actividad, rapidez, prontitud, vivacidad, diligencia o celo. Iniciativa se puede definir con hacer, lo que se debe de hacer, bien hecho; sin que nadie lo mande. También como anticiparse una persona a otras personas en alguna acción, generalmente dirigiéndola.

Con lo dicho ya casi tenemos definida la palabra política, aunque, como diría José P. Feinman “La política es el arte de la convivencia de lo diferente” es decir, una manera de ejercer el poder con la intención de resolver o minimizar el choque entre los intereses encontrados que se producen dentro de una sociedad.

Con esta última ya podemos avanzar en la conceptualización de “iniciativa política” pues cuando las dos palabras se juntan, el ejercicio del poder con la intención de resolver y lo inesperado o el anticipo, tenemos el alma de la creación política, el arte de la creación de lo posible, el desplazamiento de los límites. La iniciativa política hace estallar el lugar común del límite y desplaza el límite hacia un horizonte que nadie esperaba. He ahí su valor intrínseco, la sorpresa de lo inesperado.

En Jujuy desde hace unas semanas se vienen dando algunas muestras de iniciativa política, unas más fuertes que otras, unas más creativas que otras, unas con mayor posibilidad de resultado positivo que otras, pero todas ellas, al ser iniciativas, tuvieron por supuesto, su cuota de opiniones, aunque a veces, la falta de ideas mejores hacen que algunos actores traten de restarles crédito simplemente callando, no dando vida o existencia tal semidioses de Cuyaya o Los Perales, según sea, sin darse cuenta que los tiempos políticos no lo manejan los semidioses sino la propia opinión pública, máxime cuando los semidioses sólo conocen de genuflexión y alabanzas a quien se cree más que una deidad, pues, parece, todo le queda chico. Una cosa es cierta, aquel que cree que da vida y existencia si sale a responder a alguien que, generalmente, no está de acuerdo con algo del oficialismo, debe saber que si bien son conocidos, son mal conocidos y que el poder no dura para siempre, baste ver hoy a quien tanto Fellner siguió para darse cuenta de ello, sino miremos a Carlos Menen y su decrepita imagen y su derribado poder.

Hace unos pocos días el Vicepresidente primero del PJ de Jujuy, Rubén Rivarola, aún a sabiendas de que a nivel nacional se estaba decidiendo otra cosa, dio a conocer su posición respecto de una necesaria interna partidaria. Tras esto salió a respaldarlo, no un acolito choripanero ni un militonto carroñero, sino que fue el mismísimo Vicepresidente segundo del PJ, Eduardo Huascar Alderete. Tras esto no hubo declaraciones ni del Presidente del Congreso del PJ, Guillermo Jenefes, ni del Presidente del PJ, Eduardo Fellner ¿Por qué no estaban de acuerdo con lo planteado? No, para no dar vida y existencia política a quienes ellos consideran algo dicho como una expresión de deseo o por alguien sin poder de decisión. La recomendación desde esta humilde columna es que para estar seguros que los afiliados del partido vayan a responder a ciertas lealtades, mejor primero las generen. Hubo y hay mucho malestar entre los que son más que justicialistas, peronistas, por las unciones de personajes que sólo son conocidos entre sus familiares y que nunca llegaron a la casa de un militante a ofrecer, aunque sea un consejo y por si fuera poco, no consiguen un voto ni pagándolo.

La lógica y esperada oposición a la propuesta de Rivarola, respaldada por un respetado hombre del justicialismo, Alderete, vino de parte del Intendente Moises quien, aún estando fuera del PJ pues fue desafiliado hace unos años por inconducta partidaria, como toda argumentación manifestó su desaprobación por considerar “falta de estatura política” en aquellos que lanzaran la propuesta. Hubo malestar, más con Jujuy al día que publicó la opinión del, desafiliado aunque reconocido justicialista sampedreño, que con el propio descalificador. Y bueno, son gajes del oficio, en periodismo no es posible ejercer una libertad responsable sin hacerse de algún que otro, no enemigo pero si amigo hostil.

El boleto gratuito para escolares en ciudad capital     

Probablemente la acción realizada por el Intendente “Chuli” Jorge (a quien acompañaron todos los máximos referentes de la UCR, Gerardo Morales y Mario Fiad incluidos), al presentar el proyecto de Ordenanza que crea una nueva relación entre el estado municipal y los estudiantes capitalinos al otorgar la gratuidad del boleto de colectivo para todos los niveles haya sido la mayor muestra de iniciativa política que provocara hasta ahora la oposición al gobierno provincial. Sin duda que se trató de una verídica iniciativa política pues no tardaron las opiniones y críticas, propias de los kirchneristas gobernantes, comenzando por aseverar que quienes habían elaborado el proyecto no sabían lo que estaban haciendo. La mismísima persona del Presidente del Banco de Acción Social, refuerzo lo de SOCIAL, aseguró que la financiación del proyecto a través de una imposición a las casas de juego era inviable y que se notaba que aquellos que proponían algo tan descabellado han tenido poco contacto con el ámbito del juego. Claro que es posible que eso haya sido así, no todos en Jujuy tienen contacto con el mundo del juego tanto como para otorgar licencias sin licitación previa y sin que nadie levante un reclamo, ni los mismos opositores hoy víctimas de las palabras de un funcionario que algo está defendiendo ¿Qué será? Él lo debe saber y quienes deben controlarlo tendrán que pedirle cuentas.

Aventurando algo podemos decir que este funcionario lo que hace es ejecutar lo que el gobernador le ordena, defender un sistema que alguito le aporta a Jujuy, aunque no es tan significativo como para poner el pecho intentando parar las balas. Gobernador, es muy poco lo que hay que defender ahí, por una vez, sólo por esta vez, póngase del lado de la gente, no todos tienen autos fabulosos con chofer para mandar a sus hijos al colegio. Se lo decimos con todo respeto porque a veces tanto andar uno entre alfombras y timbres para llamar a los lacayos, se pierde un poco la realidad de los que son sus mandantes, el pueblo, aquellos que no les alcanza para tener una casa en frente del colegio para que los chicos no tengan que andar viajando. Volvemos a lo de SOCIAL para decir que cualquier cosa que se está defendiendo seguramente se aleja con esa condición, a menos que asociemos SOCIAL con SOCIO.

La sombra de Scioli en Jujuy

Alguna fuente, siempre oficiosa, comentó días pasados que por Casa de Gobierno hubo que tragar saliva ante algunos acontecimientos vinculados al futuro político de Daniel Scioli. Es decir que, parece que algunos de los Intendentes que viajaron a Buenos Aires convocados por Julio De Vido y Alicia Kirchner para ser instruidos en cuanto a la lealtad debida a la presidenta, viuda de Néstor Kirchner y, para asegurarse les ofrecieron cierta viabilidad a algunos proyectos menores que debían presentar o que ya habían presentado. Muchos muy contentos, menos los que no fueron invitados por ser de la oposición, cosa que significa que aquellas ciudades o pueblos con Intendentes de la oposición, sus ciudadanos, la gente, es automáticamente extrapolada a la oposición y por lo tanto, ni justicia para ellos.

Como el hilo siempre se corta por lo más delgado, algunos de los viajantes fueron invitados a participar de ciertas reuniones con ciertos funcionarios o dirigentes ligados al sciolismo, convite que fue aceptado hasta de buen grado, generó que aquí hayan sido llamados a Casa de Gobierno, junto con todos los ministros para, en el peor de los término, intimarlos a que se definan pues el oficialismo en la provincia pasa por el kirchnerismo y el que no estuviera de acuerdo con eso pues, deberá atenerse a las consecuencias y, para los ministros, significaba presentar la renuncia. No todo terminó allí, hay quienes se dedicaron a ventilar esta situación y otras sucedidas en alguna reunión de gabinete en represalia por el destrato del gobernador. Aún hay bastante más para contar de este entuerto pero preferimos dejar las cosas aquí y avanzar en el último tema para esta columna.

Scioli llegó a Jujuy

Curioso el reclamo del gobernador Fellner a quienes tuvieron algún tipo de contacto con el sciolismo en la provincia de Buenos Aires ya que debiera ponderar algunas cosas, como por ejemplo ¿Por qué razón Scioli iniciaría conversaciones con los reprendidos si éstos no son capaces de juntar votos ni entre sus familiares?, según nos manifestara alguien muy interesado que esto se sepa.

Aunque parece que no se enteró, hasta ahora, que algunos importantes dirigentes de la línea llamada “La Juan Domingo”, enviados por el mismísimo Jefe de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires, Alberto Pérez, estuvieron en Jujuy en dos oportunidades y tomaron contacto con algunos dirigentes con tropa, particularmente con uno que dará que hablar nuevamente en el firmamento justicialista, nombre que nos reservamos para contribuir a la sorpresa.

Tampoco Fellner fue advertido por sus más informados funcionarios que algunos intendentes se están reuniendo en las sombras y planean un fuerte planteo, ahora que se sienten respaldados por Nación, respecto de los fondos y una necesaria Ley de coparticipación. El respaldo nacional a los Intendentes, advertimos, traerá muchos dolores de cabeza al primer mandatario y sus funcionarios pues, la lucha interna es un hecho y si no la institucionalizan como les señalan aquellos que saben más por viejos que por sabios, lo mismo ocurrirá pues hay muchos fieles y poca agua bendita en este nuevo turno electoral.

Como al principio, iniciativa en sí misma no se corresponde con un concepto sino sólo con una palabra que se puede definir o sinonimar con actividad, rapidez, prontitud, vivacidad, diligencia o celo. Pero nunca con entregar, dar, adjudicar, festejar, conmemorar y todo acto que sólo configura una desvanecida acción, una simulación que sólo la supera quien tiene capacidad de sorpresa.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día