Una paritaria que no fue y que ahora les genera dificultades a los pobres gobernadores

Hugo CalvóDentro del doble estándar al que nos tiene acostumbrados el gobierno nacional, decimos porque permanentemente denuncia y califica a los represores del “Proceso” y tiene entre sus ministros un colaboracionista comprobado (el hombre del tiempo “Timerman”), también entre los sindicalistas amigos (el compañero Mansilla para el Batallón 601, Martinez para la UOCRA). También hace escarnio del gobierno de la Alianza y de entre sus principales colaboradores y amanuenses hay quienes fueron importantes funcionarios del mismo (la comandante Teresa “Nilda Garre”, Abal Medina, etc.) y tantos otros ejemplos que se pueden agregar pero, por ahorro de tiempo preferimos dejar aquí. Como el tema que hoy nos trae tiene que ver con esta característica de doble moral, la negociación paritaria que por segundo año consecutivo tuvo de todo menos de negociación, presentó dos resultados evidentes 1) que dejó de ser una negociación paritaria para pasar a ser un decisión autoritaria, 2) que le deja a los gobernadores una vez más la papa caliente entre las manos.

En realidad habría algunas otras lecturas que se pueden realizar y ver cómo sería el escenario que esta decisión le plantea a Jujuy.

Ya todos sabemos que hace unas semanas el PEN emanó una resolución por la cual los intendentes podrán saltear a los gobernadores a la hora de solicitar asistencia del Tesoro, cosa que afecta la autonomía política y el orden institucional de las provincias. No parece que eso los haya afectado pues la normativa está vigente y los gobernadores no se animaron a decir ni mu.

Ahora, como en el año 2012, el PEN, decreta un porcentaje de aumento del salario docente (que será testigo para todas las otras actividades) que, sin calificar, salta a la vista, es irrisorio. Aún así, siendo irrisorio, los gobernadores deberán negociar con los docentes (luego también con los otros sectores del estado provincial) un aumento en los salarios con características insólitas para la situación económica –estancada diría Caló, líder de la CGT oficial u oficialista-  que atraviesa el país en general y Jujuy en particular.

Según fijó el Gobierno nacional, el haber mínimo del maestro de grado, hasta hoy de 2.800 pesos, será de 3.248 pesos en marzo, de 3.332 pesos en agosto y pasará a 3.416 pesos en diciembre. Con esto tenemos que desde marzo, con el sueldo de marzo -que se percibe en abril- el mismo se apreciaría sólo un 16%, este que estará vigente hasta el sueldo de julio inclusive pues recién en agosto se ajustará otro 3% -que se percibirá en setiembre- y en  diciembre, que recién se cobrará en enero de 2014, otro 3%. Como se puede observar esto más que una actualización salarial parece un ajuste de cuentas (Un asunto pendiente entre dos personas) más que un ajuste a cuenta.

Ahora les toca a los gobernadores la negociación con los docentes, desde ya estos aseguran que la disposición nacional no se ajusta a los reclamos realizados por los docentes de sus provincias. Claro que es necesario aclarar que los gobernadores recibirán automáticamente los fondos para cubrir el incremento dado por nación, no tendrán que ir a pedir nada, eso está acordado. Lo que si tendrá que hacer Fellner en Jujuy es ver como conseguirá fondos para mejorar la postura nacional. Desde ya los gremios anunciaron una solicitud de 30%, retroactivo a enero. Lo que ya tendrían es la escala que más arriba se reproduce con un 8% menos, además de que se cuotifica. ¿Será posible que Fellner consiga, primero que los gremios docentes y luego los otros le acepten el esquema nacional? Si no lo consiguiera, cosa probable ¿Cuánto más estaría decidido a conceder en términos porcentuales o, eventualmente, quitar la cuotificación? Si algo de esto ocurriera ¿Qué costo tendría para Fellner la negociación, el pedido de ayuda al PEN? Es impensable que cualquier tipo de ajuste salarial lo pueda absorber la provincia, golpear las puertas del PEN es el camino indicado y más transitado y, probablemente, el más costoso.

Horas aciagas le esperan a Jujuy pues las condiciones para negociar salarios están poco menos que envenenadas pues, este año particularmente, los dirigentes gremiales están siendo monitoreados y presionados de cerca por sus afiliados, lo que les deja poco margen para ceder, en consecuencia, habrá una dura puja pues no le será fácil a los sindicalistas llevar propuestas que se alejen de lo que ya les fue planteado.

La política si no se mueve se estanca, si se estanca, se pudre

La situación política en la provincia va tomando temperatura. A pesar de que hay gente de peso que está de vacaciones y otros concentrados en temas personales hay movimiento y todo lo que parecía que estaba acordado, hoy ya no es tan así. La notificación del Juzgado Electoral a Julio Moises, dándole el place para su propio partido generó una suerte de nuevo vuelo para iniciar negociaciones con  algunas fuerzas que lo necesitan en San Pedro. A cambio, parece, sólo espera algunos escaños en la legislatura provincial. De todos modos, cuando se conozcan las alianzas habrá más de un ojo abierto de sorpresa.

Dos dirigentes de peso, éstos que comparten algún recurso humano y los une el desagrado por las mismas personas, los que parecía tenían una situación irreconciliable, comenzaron a hablar, en principio con un lenguaje encriptado por un código que sólo ellos pueden descifrar pero que pronto comenzarán a compartir con algunos más y será allí cuando comience una verdadera negociación con un tercer líder de peso que, está iniciando una dieta política que le hará perder peso, lo que le jugará en contra a la hora de negociar.

Ya se observan algunas reuniones en bares y confiterías entre reconocidos dirigentes del PJ y otros que militan en el arco opositor. No es sorpresa, son casi siempre los mismos que buscan ampliar horizontes o que se les terminan los mandatos en las distintas legislaturas. Lo curioso es que no se los escucha hablar de planificar, proyectar una provincia necesitada de planes y proyectos, sólo se los ve considerando candidaturas. Una lástima y esto es para todas la fuerzas políticas, pues se pierden espacios muy valiosos que se podrían aprovechar convocando a gente nueva, gente con ganas, gente con ideas, gente incontaminada por el ejercicio de la política partidaria. Esperemos que consideren estas palabras y se den cuenta que lo que tienen en sus manos, el espacio de poder, suficiente para “encumbrar” a gente merecedora de ser escuchada y apoyada, con valores que seguramente sostienen desde su propia concepción de la vida y la relación entre los hombres, en una sociedad con dirigente y dirigidos pero en base a acuerdos, consensos y disensos enmarcados en la tolerancia y respeto por el otro.

Los invitamos a reflexionar pues, la política, si no se mueve se estanca, si se estanca, se pudre.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.