El Obispo de Jujuy manifestó que la renuncia del Papa Benedicto: “Nos cayó con la sorpresa que cayó en todos”

Obispo Fernandez 13-02-12 (1)Jujuy al día® – El obispo de Jujuy, Monseñor Cesar Daniel Fernández, en declaraciones a la prensa local, destacó su sorpresa una vez conocida la noticia de la dimisión del Papa Benedicto XVI, fue “una sorpresa” para toda la feligresía.

Fernández aseguró que “A medida que vamos serenándonos, por el impacto de la noticia, también uno va poniendo en contexto de otros elementos. Yo personalmente lo he tratado en 4 oportunidades y tuve la gracia de estar con él aunque sea unos minutos. Es un hombre de una gran humildad y una enorme lucidez intelectual y en eso ya nos van cerrando las cosas, porque con la humildad ha reconocido que como lo dice en el texto que delante de Dios y en su conciencia, no tiene la fuerza física que hace falta para seguir llevando adelante una responsabilidad tan grande. Qué suerte también su lucidez intelectual, de darse cuenta de cómo es la situación, de lo que se espera de él y lo que realmente y humanamente, nos damos cuenta que puso de todo”.

El obispo destacó además que “Por un lado hay una gratitud muy grande por lo que nos ha dejado en estos 8 años, su servicio y una confianza grande en el misterio de la Iglesia en el Espíritu Santo, que guía la iglesia. Ahora lo llevará a dar otro paso y a vivir otra etapa”.

Consultado el pontífice respecto de cómo tomó la noticia, dijo que “Cayó con la sorpresa que abatió a todos. Nos levantamos a la mañana, y yo particularmente estaba terminando las oraciones matinales, enciendo la televisión y me encuentro con esto, que no se esperaba. Es algo que realmente nos sorprende” respondió.

El prelado invitó  a la feligresía y a los jujeños a mirar todo este proceso desde Dios. “Tenemos que poner en él toda nuestra confianza, y a rezar mucho en este momento, para que  el señor ilumine al Santo Padre Benedicto y le de recompensa y la serenidad que merece después de haber tomado una determinación tan trascendental para la iglesia. Ilumine también, como lo hará seguramente el Espíritu Santos, a quienes tienen la misión de darnos una nuevo Obispo para Roma y un pontífice para la iglesia universal”.

Cabe resaltar que hasta el 28 de febrero, Benedicto XVI seguirá siendo nuestro Papa y luego, habrá un período en el que el lugar estará vacante y a partir de allí se reunirán los cardenales para elegir al nuevo sucesor.