Incrementos salariales: economista sostiene que deben reponer “la pérdida del poder adquisitivo” y que “claramente no es el 11% que dice en INDEC”

LjungbergJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Juan Ljungberg, reconocido economista jujeño, se refirió a los incrementos salariales que intentaran conseguir los distintos sectores de trabajadores y a la suba del mínimo no imponible, el cual señaló que “debiera aumentarse casi un 50%”.

Al respecto Ljungberg manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que los incrementos salariales “en general lo que se trata es reponer el poder adquisitivo de los salarios por lo menos de un año atrás y eso tiene que ver con la tasa de crecimiento de precios y como acá hay discrepancias grandes entre el 10,8% del INDEC y las cifras que arrojan algunas provincias que son reflejadas en lo que se llama el ‘índice del Congreso’ o las estimaciones privadas, las discusiones se dan en base a esta perdida, a lo que hay que reponer, que claramente no es el 11% del INDEC, creo que es el doble”, y agregó que “se puede discutir entre un 20 y 25% en principio si esa fuese la tasa de inflación, otros piensan que es más, pero creo que entre el 22 y 25% sería una tasa de incremento salarial que de algún modo repondría los niveles de hace un año”.

Aunque señaló que “pero por supuesto que en el medio quedaría una perdida porque mientras no se ajuste el salario se va perdiendo mes a mes  el poder de compra y esa sería una tasa de incremento que de alguna manera automática o instantánea, al momento que se acuerde, podría reponer el poder de compra del salario”, y añadió que “de todas maneras, y por la experiencia de los últimos años, ese incremento  es parcializado en dos o tres cuotas durante el año con lo cual no se produce una recomposición del poder adquisitivo del salario si no que se recupera parcialmente y como en realidad el proceso inflacionario sigue a medida que pasa el tiempo lo está volviendo a perder, nunca se termina de recuperar el poder adquisitivo perdido”.

Según Ljungberg “los aumentos van a depender de los sectores de la economía y del poder de negociación de cada sindicato, no es lo mismo el sector de los petroleros, mineros o camioneros que tienen mayor poder de negociación que otros sectores donde tienen menos posibilidades las empresas y los sindicatos”, y agregó que “creo va a ser un especie de abanico, como en los últimos años y los incrementos van a ir desde un piso del 22% con distinto mecanismos como ser parciales con algún elemento no remunerativo o con alguna cuota extraordinaria, pero con un piso del 22%”.

En relación al incremento del mínimo no imponible, el economista explicó que “esto es un tema que preocupa a los que tienen salarios más altos y están alcanzados por el impuestos a las ganancias. Hoy el mínimo no imponible, que es de 5800 pesos, ha quedado realmente bajo y casi todos empiezan a llegar a ese mínimo, hoy un  tercio de los trabajadores paga impuestos a las ganancias y sin duda que sería de absoluta justicia hacer un incremento de este mínimo no imponible y llevarlo a niveles más razonables, ya que hace dos años que no se ajusta y creo debiera aumentarse casi un 50% y llevarse alrededor de los 9 y 10 mil pesos”.

Y añadió que “esto también generaría una mejora en el salario de bolsillo porque los trabajadores tendrían un menor descuento o no lo tendrían. Pero en este tema la pulseada es entre el gobierno y las centrales sindicales, que actualmente son 4 y la que dialoga con el gobierno es una, por ello pienso que si se ajusta, tal ajuste, no llegará a superar el 25%”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.