“La Presidenta tiene que saber que en el último rincón de la Argentina, en La Quiaca, están pasando cosas”

Jujuy al día® – Así lo manifestó en diálogo con nuestro medio, Carina Ramos, madre de Antonela Daiana Ramos, una de las adolescentes desaparecida en La Quiaca el pasado 20 de septiembre, quien denunció que ha recibido amenazas telefónicas para que deje de buscar a su hija. También indicó que tras dos visitas a la Casa Rosada, nunca fue recibida por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y que los secretarios de la mandataria le dijeron que CFK “tenía que hacer cosas más importantes”.

La madre de Antonela Ramos anunció que el próximo 20 de diciembre a las 10 de la mañana se realizará una marcha con motivo de cumplirse tres meses de la desaparición de las menores, y por el año que lleva desaparecido Ariel Llampa, y espera contar con la presencia de Susana Trimarco, madre de “Marita” Veron.

Sobre los avances en la investigación, Carina Ramos, la madre de Antonela manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “hasta ahora no hay absolutamente nada, pero se está tratando de resolver. Pedimos a la justicia que sea lo antes posible pero hasta ahora no hay noticias sobre el paradero de mi hija”.

Ramos indicó que “he recibido llamadas y amenazas y estoy muy preocupada. Me dicen ‘dejá de joder porque tu hijo también va a desaparecer’ y muchas cosas más. También he recibido mensajes como si fuese mi hija la que los escribió y muchas cosas horribles. Esto me preocupa muchísimo”.

“¿Con qué seguridad dejo salir a mis hijos ahora? ¿Con qué seguridad salen los hermanos de Gloria? ¿Quién nos va a dar seguridad para que podamos estar tranquilas?”, se cuestionó la mujer.

Además, Ríos comentó que, tras las amenazas, “estuve en el Juzgado Federal Nº 2 y le dije al fiscal de esto y le pregunte de donde salen estas llamadas, y están trabajando en eso, pero por tanta burocracia hay mucha demora”.

Al referirse a la visita que realizó a la provincia de Buenos Aires con intención de ser recibida por la Presidenta, reclamó que “no me recibió, nunca me recibió, eso me da mucha bronca. Ya son dos veces las que fui y la tercera vez no voy a volver de Buenos Aires hasta verla, hasta que no me reciba. Hace tiempo, el 14 de octubre, cuando fuimos con la madre de Celeste Mendoza, le dejamos a la Presidenta una carta y sé que hasta ahora esa carta nunca ha llegado a sus manos, porque supuestamente ese día no estaba porque había sido reelecto Chávez y la segunda vez que fui los secretarios me dijeron que tenía que hacer cosas más importantes y no nos vio”.

“La Presidenta tiene que saber que en el último rincón de la Argentina, en La Quiaca, están pasando cosas, que vivimos en una frontera donde solo nos divide un río, que ni siquiera tiene agua, que con solo cruzarlo uno se encuentra en Bolivia donde también se está viviendo una situación muy difícil, y ella tiene, como presidenta, que hablar con el presidente Evo Morales y coordinar acciones porque no podemos dejar que nuestra familia y nuestra vida se venga abajo por lo que pasa en este lugar”, aseguró Ramos.

La madre de la adolescente desaparecida también reclamó que tampoco fue recibida por el gobernador de la provincia Eduardo Fellner. “Hasta el día de hoy no, el gobernador no me recibió, como tampoco las autoridades de La Quiaca. No se dan cuenta que la situación es muy desesperante, que es una situación donde hay mucho miedo y mucho silencio”, y agregó que “nosotros para todo nos movemos con nuestros propios medios, no tenemos ningún subsidio ni nada, creo que el gobernador tendría que ver esto o alguien para ver alguna forma de ayudarnos, porque este problema no es solo nuestro, es un problema de la sociedad”.

“Voy a seguir luchando y tocando puertas y saliendo por todos lados hasta encontrar a mi hija porque no nos vamos a quedar así, la voy a seguir buscando”, aseguró.

“Hoy en La Quiaca hay mucho miedo de hablar, hay mucho silencio, mucha desesperación e injusticia. La Quiaca no está tranquila, se vive con miedo porque van desapareciendo chicos, porque cada vez hay más vehículos polarizados que aparecen sacándoles fotos a mamás embarazadas y a chicas que van por la calle, es mucha desesperación la que hay aquí”, comentó finalmente.