Fundación Jujuy Vóley entregó material deportivo al Comedor “Ositos Pardos” del Barrio San Francisco de Alaba

Jujuy al día® – Este sábado, autoridades y parte del plantel de mayores, que disputarán próximamente la Liga Argentina de Vóley A2, de la Fundación Jujuy Vóley, entregaron materiales deportivos para la práctica del vóley a los chicos del Comedor “Ositos Pardos” del Barrio San Francisco de Alaba.

Al respecto, Olga Mendieta, presidente de la Asociación Civil Ositos Pardos, agradeció ésta colaboración y el apoyo de la Fundación Jujuy Vóley, ya que significa una ayuda importante para la entidad: “Quiero agradecer al Profe Muro y a los chicos de la Fundación Jujuy Vóley que siempre se acuerdan de nosotros y sobre todo que se hayan tomado un momento para compartir con los chicos y  enseñarles este deporte tan lindo” señaló Mendieta.

El comedor Ositos Pardos alimenta diariamente alrededor de 100 chicos desde los 6 meses hasta los 18 años. El acercamiento de Jujuy Vóley a esta institución busca colaborar en la lucha diaria que Olga, junta a su hija y algunas madres de los niños, realizan diariamente para alejarlos de situaciones de violencia, de drogadicción, entre otras que se observan en el barrio.

Cabe destacar que el compromiso de Jujuy Vóley va mas allá de la entrega de estos materiales; además los jugadores del plantel iniciaran una serie de  visitas al comedor para enseñar vóley a todos los chicos del comedor y  del barrio que quieran sumarse para aprender este deporte.

“Practicar vóley, cualquier deporte, es una inyección positiva  y una forma de superación personal inigualable, desde Fundación Jujuy Vóley, nos sentimos muy bien al compartir con los más chicos lo que nos apasiona y el Comedor Ositos Pardos, ha sido al igual que mucha gente, un apoyo fundamental, en nuestro paso por la Liga Argentina de Vóley en estos cuatro años” destacó Pizarro.

Esta iniciativa busca incentivar a los niños y a los jóvenes a que practiquen y descubran el vóley junto a nosotros. Uno de los objetivos de nuestra fundación es utilizar el vóley, tanto de alto rendimiento como el recreativo, como herramienta de inclusión social y creemos que la mejor manera de colaborar en la calidad de vida de los niños, es fomentando el deporte. Es por ello que hemos desarrollado un programa de responsabilidad social para cumplir nuestros objetivos, agradecemos a DELNOR fábrica de galletas su donación para los chicos, y especialmente a EJESA que esta apostando por esta iniciativa. Invitamos al sector privado a sumarse a estas propuestas que sin lugar a dudas son un espacio de oportunidad y de apoyo para los niños y jóvenes de nuestra provincia, concluyó Pizarro.