En Jujuy se diagnostican por año entre 16 y 26 embarazadas con VIH

Jujuy al día® – Así lo revelan las estadistas oficiales brindadas a nuestro medio por la responsable del Programa Provincial de Lucha Contra el Sida, Irma Carrizo, acerca de los índices epidemiológicos de personas infectadas con HIV en nuestra provincia.

Cabe aclarar que estas cifras son oficiales obtenidas desde las fichas epidemiológicas que realizan los médicos de nuestra provincia que trabajan dentro del sistema de salud público.

En el marco del Día Mundial de Lucha contra el Sida, que se celebra hoy 1 de diciembre, el Programa Provincial de Lucha contra el VIH ha llegado a las 200 actividades en todo el ámbito provincial para promocionar la prevención contra esta enfermedad y brindar charlas y exposiciones sobre la concientización acerca del VIH.

Según las cifras suministradas a JUJUY AL DÍA®, las cuales muestran la realidad de esta enfermedad, desde el año 1991 hasta la fecha, hay en Jujuy 2155 personas con VIH. Estas personas se distribuyen con mayor frecuencia en las localidades de San Salvador de Jujuy, Libertador General San Martín; San Pedro, Palpalá y El Carmen, mientras que en la región puneña aun no han detectado casos.

Además indican que por mes, durante los últimos 4 años en nuestra provincia, se diagnosticaron entre 16 a 20 personas con la enfermedad, esto es debido al incremento en el número de testeos, ya que en el año 2001 se realizaban cerca de 10 mil por año, y en el año 2011 subieron a mas de 39 mil. También demuestran que en los dos últimos años la edad de detección de la enfermedad ha bajado: en el 2009 la mayor frecuencia se registró entre los 30 y 39 años, y desde el año 2010 bajo a entre 20 a 29 años.

La tasa de mortalidad por VIH en nuestra provincia se encuentra relativamente igual o más baja que la media nacional, que es de 2,5 personas por cada 100 mil habitantes, en Jujuy entre el 2009 y el 2011 se mantuvo en promedio de entre 2,4 y 2,8 por cada 100 mil habitantes.

En relación a las mujeres embarazadas diagnosticadas con VIH, de cada 100 embarazadas VIH positivas nacieron entre uno y ningún bebé con la enfermedad, esto debido al tratamiento que reciben durante su gestación.

Respecto a los niños portadores, se registran entre 1 o 2 por año, y desde el año 1992 hasta el 2012 se detectaron 43 niños de entre 0 a 9 años de edad, de los cuales 13 han fallecido.

En nuestra provincia, como en gran parte del mundo, la vía de contagio más común es la vía sexual, representados por el 89% de los casos. Dentro de este porcentaje, la mayor frecuencia la tienen las relaciones heterosexuales, es decir que el 65% de los casos diagnosticados son en hombres que tiene sexo con mujeres; el 20% en hombres que tiene sexo con hombres; 4% en personas bisexuales. Solo el 3% es por transmisión vertical, es decir de madre a hijo. La vía de contagio con menor índice es la de trasmisión por compartir drogas inyectables, representa el 1%, y el 7% restante del total desconocen como contrajeron la enfermedad.

Sobre estos datos, JUJUY AL DÍA® dialogó con  la responsable del Programa Provincial de Lucha Contra el SIDA, Irma Carrizo quien indicó que “como las cifras indican, en nuestra provincia tenemos un total de 2155 personas infestadas con VIH, de acuerdo a la cantidad de personas que  se atreven a realizarse el diagnostico porque se sabe, por estudios realizados, que el 50% de las personas  que viven con VIH no conocen su diagnostico. Cuando comenzó la epidemia, en los 80, sabíamos que el 80% de las personas que vivían con VIH no conocían su diagnostico y ahora los países mas desarrollados que el nuestro tienen 20%, es decir que estos valores generales van mejorando gracias a la promoción del testeo voluntario gratuito y confidencial con consejería”.

En relación al descenso en las edades de detección, la especialista mencionó que “hasta el año 2009 teníamos como edad de detección mas frecuente, tanto como para VIH como para SIDA, entre  30 a 39 años, y en los dos últimos años, sin contar el 2012,  es de 20 a 29 años. Estos nos preocupa, pero debemos entender que también se debe a que cada vez estamos diagnosticamos personas mas jóvenes, porque se hacen mas test y son los jóvenes los que mas lo hacen”.

Sobre la trasmisión vertical del VIH, es decir de madre a hijo, Irma Carrizo manifestó que “por año se diagnostican entre 16 y 26 embarazadas con VIH, la mayoría de las mujeres de nuestra provincia, fundamentalmente en las localidades pequeñas, están testeadas y son embarazadas, pero lo que nos preocupa es que en las localidades grandes no alcanzamos a cubrir el 92% de embarazadas testeadas”.

Acerca de los niños infectados con VIH, la responsable del programa Provincial de Lucha contra el SIDA, comentó que “los niños con VIH desde el 1992 hasta el 2012 suman 43, de los cuales fallecieron 13. Hoy se encuentran distribuidos en Palpalá, Capital, Ledesma, San Pedro, El Carmen y San Antonio. Estos niños lo diagnosticamos tempranamente y a otros lamentablemente no lo pudimos diagnosticar a tiempo, pero están bajo tratamiento”.

Asimismo señaló que “desde el programa aconsejamos a las embarazadas a hacerse dos test durante el embarazo, uno en el primer trimestre si es negativo en el tercer trimestre de embarazo. Cuando su diagnostico es positivo se inicia el tratamiento a las 14 semanas de gestación, pero además en el momento del parto también reciben tratamiento, tanto ella como el niño, y se evita la lactancia materna para así tratar de evitar la infección del bebé”, y agregó que “las tasas de niños que nacen con VIH han bajado en nuestra provincia gracias al tratamiento, por eso testeamos a las futuras mamás en el primer y tercer trimestre del embarazo y así alcanzamos a tener de cada 100 mujeres embarazas bajo tratamiento 1 o ningún bebé VIH positivo”.

En relación  a la cantidad de test realizados en la provincia, indicó que “hemos avanzado muchísimo en esto, de los 10 mil que se realizaban en el 2001, alcanzamos en el 2011 mas de 39 mil, gracias a la promoción que se realiza, y así podemos detectar tempranamente a la persona infectada y tenerla contenida en un sistema de salud para prolongarle la etapa de infectado y retrasar la etapa de SIDA”.

Para finalizar se refirió a los objetivos que persigue el programa provincial, manifestando que “su objetivo es implementar intervenciones de salud  en lo que es la morbilidad por VIH, en la morbimortalidad por SIDA y a la transmisión vertical. La línea de prevención primaria apunta a disminuir o mantener la infección, a la promoción del uso correcto del preservativo, la prevención de la transmisión vertical y la promoción  de los derechos humanos, es decir prevenir la estigmatización y discriminación”, y agregó que “según este ultimo punto, vemos con preocupación que aun se ven situaciones de estigma y discriminación en el sistema de salud, y fundamentalmente en aquellas personas que tienen una diversidad sexual diferente al resto como las travestís, transexuales, transgénero como también con las trabajadoras sexuales. Esto sucede a pesar que se habla con profesionales pero creería que aun parece que es muy poco lo que se hace, es un área del programa que debería fortalecerse”, concluyó.

1 COMENTARIO

  1. ¿Dónde se encuentran las políticas sanitarias de educación y prevención de VIH POSITIVO?¿Qué acción, en el orden nacional o provincial, tomaron las autoridades para evitar la proliferación de este mal? Sin embargo las autoridades ministeriales sanitarias nos mienten con la aplicación de recursos económicos en la “inclusión social”, y est ees el resultado de tales fondos. Si vemos que los Hositales se encuentran desprovistos de insumos para atender las emergencias que se presentan, si el perosnal médico, asistentes y de enfermería perciben sueldos míseros con respecto a la responsabilidad de las vidas que ponemos en sus manos, si se destinan fondos para mejorar la imagen de los hospitales pero o en aplicarlos en el cuidado y atención de los pacientes, es que quienes tienen a su cargo la formación de los presupuestos anuales piensan en función de mentir con la forma abandonando el fondo para el cual estan destinados esas instituciones que es el cuidado de la salud de la población, prevención de las enfermedades y cuando estas son inevitables atenderlas con el máximo de recursos de personal idóneo, de prácticas que ayudan a la detección del mal y a suministrar los medicamentos que fueran necesarios para lograr su cura. Cuando aprenderemos a reclamar lo justo y necesario. Se nada sirve tener una buena cara si por dentro el mal nos corroe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.