Fallo sobre fondos buitres: “esas expresiones de la Presidenta fueron absolutamente contraproducentes para el país”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el reconocido economista jujeño, y ex Ministro de Economía de la provincia, Juan Ljungberg, se refirió al fallo realizado por el juez Thomas Griesa de Nueva York, que ordena a la Argentina a pagar en su totalidad el reclamo de los bonistas que no canjearon los bonos de la deuda de nuestro país, señalando que el discurso de la presidenta sobre los fondos buitres y la posición tomada por el país al respecto influyeron en el fallo del magistrado norteamericano.

Según el fallo de Thomas Griesa, nuestro país deberá pagar hasta el 15 de diciembre el 100% de lo que reclaman los bonistas, y dicha suma, tomando en cuenta los intereses, alcanzaría los 1.500 millones de dólares.

Los denominados “fondos buitres” son inversores del exterior que han comprado títulos de la duela publica argentina en default, es decir cuando esos bonos valían muy poco, lo cual, según el economista, significó “una inversión de riesgo” para ellos ya que podrían cobrarlo o no. Estos inversionistas representan un 8% del total de inversores que adquirieron bonos de la deuda argentina pero este porcentaje no accedió a ninguno de los dos procesos de canje que ofreció nuestro país.

Al referirse al fallo del juez norteamericano y al escenario actual que atraviesa el país, Juan Ljungberg manifestó en una entrevista con JUJUY AL DÍA® que “ahora la  situación es compleja para el país, este fallo plantea que debe pagársele íntegramente. Sin conocer en profundidad la legislación norteamericana, en principio no parece muy justo porque quienes tienen derechos sobre los mismos activos cobran distintos, un 35%, ya que la quita fue del 65% durante el canje, mientras que este 8% debería cobrar el 100%”.

Según Ljungberg “hay que leer un poco los fundamentos del fallo, donde aparentemente deja traslucir que han jugado mucho en el animo del juez las expresiones de estos últimos tiempos, tanto de la Presidenta como de algunos Ministros, en el sentido que la Argentina no le iba a pagar nada a estos inversores que no entraron en el canje. Estas expresiones que son de la ‘tribuna política’, hechos para el consumo interno, tienen repercusiones porque no son dichos por cualquiera, eso lo puede decir un dirigente político, un militante, pero cuando lo dicen las principales autoridades de la Republica tiene otras connotaciones y da la impresión que esto impactó fuertemente en el criterio del juez Griesa”.

“Esto se ve en varias de sus expresiones en el fallo, denotan eso, y pareciera ser que esas expresiones de la Presidenta fueron absolutamente contraproducentes para el país, y a pesar que el Ministro de Economía dijo que van a apelarlo, si el mismo fuese ratificado pone en un aprieto a la Argentina, porque se vería obligado a pagar íntegramente la deuda sin posibilidad de negociar”.

Asimismo, el economista jujeño explicó que “cuando la Argentina declaró el default y luego en el 2005 planteó una renegociación, la aceptación del grueso de los inversores no dejó de ser una negociación, pero hoy el tema es que el gobierno se niega y se ha negado sistemáticamente por una posición ideológica a negociar una salida menos traumática”. Según indicó “en la teoría de la negociación frente a los conflictos hay dos posiciones: plantarse desde los principios o posiciones, o de los intereses. Argentina optó pararse desde una posición y esto es absolutamente mal visto en el mundo. Cuando hay un conflicto, si se tiene una perspectiva de lograr llegar a buen puerto de debe plantear desde los intereses, donde cada uno defiende lo suyo, y la solución es que nadie gane totalmente, buscar un punto medio para conducir a una negociación, pero el pararse desde una posición rígida puede generar un problema serio”.

Para Ljungberg “este fallo incluso habilita a los acreedores que aceptaron el canje pedir igual trato, ahora espero que haya una oportunidad mas de negociación y eso deben plantearse las autoridades argentinas, como funciona el mundo. Uno puede estar de acuerdo o no, pero así funciona y uno que no tiene poder para cambiar esa forma de funcionamiento debe adaptarse. Por lo tanto no podemos ir contra el mundo, tenemos que ser inteligentes y buscar alguna forma que sea lo mejor posible para lograr el acuerdo más conveniente. Esta es la gran dificultad que tiene el gobierno nacional en su posicionamiento frente al conflicto”.

JUJUY AL DÍA® consultó al economista sobre cual sería el peor escenario para nuestro país si el fallo no se revierte, a lo que expresó, “el peor escenario es que el fallo incluye una orden del juez a los bancos intervinientes, con lo cual los bancos se van  a ver en figurillas porque podrían llegar a tener que pagar ellos, pero si no se paga a ninguno, Argentina entraría nuevamente en default de su deuda total. Además Argentina hace 9 años que no está accediendo al mercado de créditos internacional, primero porque estaba en default y después por voluntad propia de no endeudarse, uno podría decir que vamos a estar igual que antes, no vamos a poder tomar créditos pero en realidad no queremos, esto no produciría nada”.

Además explicó que “donde podría tener algún efecto es sobre los créditos que sí esta tomando el gobierno nacional en los organismos multilaterales de créditos, caso del BID, el Banco Mundial o la Corporación Andina de Fomento. A quien afecta sin dudas es a las empresas que operan en la Argentina, incluidos bancos, que tienen líneas de crédito abierta al exterior, lo cual significaría, en el mejor de los casos, una elevación significativa del costo de ese crédito para esas empresas, pero en el peor de los casos la cancelación de la línea de créditos, no podrían acceder al crédito internacional, lo cual sería un problema”.

“La mirada en esto debe ser integral, no solo desde el punto de vista del Estado, habría que mirarlo también desde la óptica de los operadores privados y de estos créditos que la Argentina sigue tomando de estos organismos internacionales, asique podría traducirse en una disminución de los recursos con los que cuenta la Argentina tanto en el sector publico como en el sector privado”, concluyó el economista.

1 COMENTARIO

  1. La soberbia yla procacidad de las expresiones de la Sra. Presidente estan presentando un panorama poco alentador para la economía argentina. Responder a varias preguntas nos darán el resultado de la marcha de la economía argentina que según el Goobierno es todo un éxito. a)¿Qué país invertiría en Argentina cuando se carece de seguridad jurídica?; b)¿Es el BCRA y el ANSES las cajas aseguradoras financietras de los desaciertos realizados y de las obras sin rentabilidad?; c)¿Si es cierto el superavit que declaran en la recaudación que realiza la AFIP, porque se debe financiar con dineros de otras cajas?; d)¿No será que los mencionados superavit no tienen en cuenta la desvalorización de nuestra moneda, víctima de la inflación? Tal vez estas preguntas resulten a la vista de idóneos economistas, hechos por tontos, pero como la mayoría somos tontos, nos pueden dar un poco de luz ante la complejidad que tiene la economía y la inserción de ella en el mundo globalizado. Creo que ya hemos perdido el último vagón del tren que nos podía llevar de nuevo al puesto que nunca debimos abandonar, pero las rarezas en la relaciones con otros países en la boca de nuestros funcionarios no ha dado con alcanzar el pasamanos del furgón de cola en ese convoy. A veces es preferible callar antes que hablar demasiado ante quienes tienen el poder de ayudarnos en nuestra desatinada economía, y menos conlas expresiones con que lo hacen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.