Jujuy tal como un bonsái

Si bien la definición de Bonsai tiene al menos dos vinculaciones espaciales (unos dicen que es de origen chino y otros japonés) a los efectos de esta columna es indistinto su origen pero no así su significado ya que esta que es una técnica consistente en detener el crecimiento de los árboles mediante el corte de las raíces, la poda de ramas y la reducción del riego para lograr un tamaño y una forma determinada, se convierten en esencial para hacer una analogía con lo que le viene sucediendo a Jujuy desde hace décadas.

El Producto Bruto Geográfico (PBG) es un indicador macroeconómico que representa el valor de los bienes y servicios finales producidos en una provincia en un período de tiempo determinado. Distinto de Producto Bruto Interno (PBI) que representa lo mismo pero a nivel país.

Según un trabajo (Situación Económica de Jujuy y Realidad Social) realizado por dos jujeños especialistas en economía, Carlos Aramayo y Guillermo Sapag, la provincia de Jujuy en 1980 tenía un Producto Bruto Geográfico (PBG) por habitante de 3.838 dólares. En 2001 había caído a 3.114 dólares por habitante y en 2010 cayó aún más, quedando en 2.720 dólares por habitante.

La misma fuente da a conocer que el PBI es de 9.000 dólares por habitante, lo que indica que Jujuy es sólo un tercio del promedio nacional.

La relación entre PBG y PBI para 1980 era de 1,3% y para 2010 era de 0.6%, lo que muestra la participación cada vez más insignificante de la economía de nuestra provincia respecto de la economía nacional. El hecho obedece a características estructurales de la economía de Jujuy.

Cuando de condiciones estructurales hablamos nos referimos a que en 1974 estaban en producción 140.000 hectáreas de tierra. En 2008 el Censo Nacional Agropecuario mostró que el área sembrada en nuestra provincia era de 162.000 hectáreas, es decir que en 34 años se agregaron sólo 22.000 hectáreas a la producción agrícola de Jujuy.  Según datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación existen en Jujuy por lo menos 450.000 hectáreas con aptitud agrícola tipo A. Es decir que están ociosas 288.000 hectáreas y que son potencialmente aptas para incorporarlas a la producción.

Dentro del sector agrícola la forestación es otra de las cuestiones económica clave para nuestra provincia. Según un estudio del Colegio de Ingenieros de Jujuy, en el año 1996 la provincia tenía un millón de hectáreas aptas para la forestación. Desde entonces hasta hoy se han implantado con especies forestales el 2,2% (20.000 hectáreas).

Aquí estuvo la mano del hombre generando condiciones para que el bonsái tome su tamaño.

La dinámica económica de Jujuy se apoya también en el sector industrial pues el agrícola tiene limitaciones físicas, como lo dicen los economistas más arriba aludidos. En el trabajo mencionado se da cuenta de que en 1974 había en Jujuy 707 establecimientos industriales, en 1985 alcanzaba a 769, aquí se incluía ya a Minetti como polo de desarrollo industrial. En 1994 se contabilizaron 832 industrias, 63 más. En 2004, cuando se produce la última medición a la que se pudo acceder, había ya 7 industrias menos, en total se contabilizaron 825. Lo que se puede observar es que en 40 años se agregaron sólo 118 establecimientos industriales, la inmensa mayoría son pymes, con el agravante de que en 2004 se mostraba una tendencia a la baja que aún se mantiene.

Para que la provincia se desarrolle, crezca su sector agropecuario y la industria se amplíe, siempre, en todos los casos, es necesario que haya inversores, los mismos productores o industriales que ya están afincados en Jujuy u otros nuevos. Como lo dicen los economistas autores del informe, en Jujuy no se registra un nivel de inversión que permita asegurar que crecerá la actividad industrial, comercial o de servicios. Para estar en el nivel de crecimiento que registra la economía nacional se necesitan inversiones anuales por aproximadamente 1.700 millones de pesos. Los economistas aseguran que “No hay posibilidad alguna que se atraiga o promueva a algún sector de la economía para captar tal monto de inversión”.

Como colofón y en apretada síntesis se puede agregar que a las condiciones que convierten a Jujuy en un bonsái, aún hay que agregar que la situación de la estructura económica de Jujuy no sólo hace que su participación en el PBI sea exigua, ni que la falta de políticas de desarrollo que generen expectativas para que el agro y la industria crezca, atrayendo inversiones, para mejorar las condiciones de empleo ya que en 1974, con 707 industrias se ocupaban 15.120 obreros y en 2004, con 825 industrias sólo la daban empleo a 7.601 jujeños, es decir menos de la mitad.

Aquí estuvo la mano del hombre generando condiciones para que el bonsái tome su forma.

Actualmente en la ciudad de Frías, Santiago del Estero, hay tres empresas industriales que deseaban radicarse en Jujuy. Las tres ocupan mano de obra intensiva, esta que ahora usufructúan los santiagueños. Deberíamos preguntar al gobernador, al actual o al anterior, porqué Santiago les ofreció condiciones tales a esas empresas que hicieron que se decidieran por esa provincia. O si no, por lo menos que nos digan que fue que no le pudimos dar o, que fue lo que les pedimos, por ahí debe andar la respuesta.

El cuadro descripto nos da una idea del porqué existe la sensación de que Jujuy esta postergada, y porque se puede decir que Jujuy es como un bonsái. Claro que para ello tiene que haber quien aplique o haya aplicado las técnicas de poda y riego. No mencionaremos a nadie, no hace falta.

Cambio de gabinete y reestructuración funcional

Hace unos días el Gobernador Fellner anunció el posible cambio en el gabinete y la reestructuración funcional de algunas áreas. Hace tiempo que se habla del cambio de status de turismo y, parece, esa área sería elevada al rango de ministerio. También suena la rejerarquización del área de comunicación y prensa. Dicen algunas fuentes cercanas a la gobernación que se crearía la Secretaría de Comunicación.

Los ministros que están en la cuerda floja son varios, incluido el jefe de todos, pues hay quejas de distintos sectores que no se han sentido bien atendidos ni representados, incluso que se tomaron algunas decisiones inconsultas que le trajeron algún dolor de cabeza al primer mandatario. Algunos, dicen, caerían bajo la influencia del cogobierno. Suenan algunos nombres, por supuesto que a veces son voces interesadas las que anuncian calamidades, pero lo cierto es que con la nueva onda pre-dosmiltrece, en Buenos Aires le pidieron al gobernador Fellner mayor gestión, con lo cual se debe entender que actualmente no la hay y que es una situación que debe cambiar.

Se sabe que lo último que hay que hacer cuando alguien quiere que un funcionario sea despedido es decir que ese esta cuestionado, que se iría, que hay mal humor respecto de este, con lo cual, a pesar de que tenemos algunos nombres de los que se irían y de los que vendrían, preferimos dejarle el anuncio al gobernador, así nos sorprendemos.

Como no podemos dejar de aconsejar pues esta columna es para eso, quisiéramos decir que es en vano esperar un abrazo de la Venus de Milo y con esto atamos la suerte de una Secretaría de Comunicación a quienes la gestionen. Si hacemos siempre lo mismo aunque sea en distintos marcos, no podemos esperar resultados distintos. Si hasta ahora no funcionó con la actual planta funcional ¿Qué nos indica que funcionará con otra estructura?

Espejos retrovisores en las motocicletas

Insistimos en pedirle al Intendente del Municipio Capitalino que gestione con personal de transito un relevamiento de las motocicletas que no cuentan con los espejos retrovisores.

Además de que es una medida de seguridad que convierte en ilegal al vehículo que no la porta, los espejos retrovisores son de absoluta necesidad. No contar con espejos en las motocicletas hace que necesariamente aquel que debe cambiar de carril, cruzarse de mano para efectuar un giro o detenerse debe girar la cabeza y dejar de atender lo que sucede delante de él y la fracción de tiempo en que desatiende lo que pasa adelante se puede y se convierte en un potencial accidente del que siempre se llevan la peor parte.

Por favor, gestión, no hay inversión alguna para realizar, sólo es gestión.

“Si he podido ver más lejos que los demás, es porque me he subido a los hombros de los gigantes que me precedieron” Newton.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día