Mujer solicita ayuda al gobierno y a la justicia para que no liberen al responsable de la muerte y abuso de sus hijos

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, Marcelina Vargas expresó su temor ante la posible libertad condicional que obtendría su ex pareja, el cual habría cumplido una pena por el homicidio de su pequeño hijo, y actualmente estaría en prisión por el abuso de otros de sus hijos de 14 y 13 años de edad. Además contó que a raíz de presiones de familiares de este hombre durante el juicio que lo condenó por abuso sexual, uno de sus hijos que habría sido abusado por su padre se suicidó el pasado 12 de octubre.

Según comentó Marcelina a  JUJUY AL DÍA®, en el expediente 129/01, su ex pareja C. H. B., fue condenado a 16 años de prisión por la muerte de su bebé, bajo la carátula de “Homicidio simple, lesiones dos hechos”, y habría cumplido un poco mas de 9 años de prisión y fue liberado.

Posteriormente relató que fue juzgado por el abuso de uno de sus hijos, según el expediente 54/11, y condenado a 3 años y 6 meses de prisión por “abuso sexual agravado por la calidad del autor”, y que su condena culminaría el 24 de junio del 2014, pero obtendría la libertad condicional en el próximo mes de abril.

Marcelina Vargas manifestó a nuestro medio que “me siento muy asustada porque el papá de mis hijos que está preso va a salir”. Comentó que “después del homicidio de mi hijo salió de prisión y quiso acercarse a mis hijos, pregunte en la justicia y me dijeron que podía porque es el padre y tiene derechos. Los chicos van a su casa, y luego de un tiempo abusa de uno de ellos y al año siguiente me entero que intentó abusar del otro. Los amenazaba y no los dejaba volver conmigo, y por todo lo que me contaron puse las denuncias para que lo metan preso”.

También relató que “la madre se presentó a la semana en mi casa a preguntarle a los chicos sobre lo que pasó, le contestaron que era verdad mientras ella lo defendía y le ofrecía cosas a los chicos y a mi: 2 mil pesos, una computadora, pero no aceptamos. Lamentablemente uno de los chicos aflojó, y se fue a la casa de ellos, le compraron cosas y en el juicio dijo que no fue verdad lo que pasó. Como consecuencia de eso y de toda esa presión, mi hijo, el 12 de octubre de este año, se quitó la vida, dejando una nota que decía que no aguantaba mas esto”.

La mujer indicó que “hace años fui a buscar ayuda al centro de la mujer golpeada porque me quería ir de mi casa, nunca me dieron respuesta, en la Secretaria de la Niñez no me dan salida ni respuestas porque me dicen que tengo que ir al CAINAV primero, ya no se adonde ir, no tengo familia, no tengo a nadie, solo a mis hijos, tengo mucho miedo”.

Marcelina Vargas señaló que “no pueden dejar libre a una persona como él, si nos amenazó, nos dijo que cuando saliera me iba a matar a mi y a mis hijos. ¿Qué están esperando, que pasen cosas y recién prestar atención? Siento que no hay justicia”.