Ex Ministro de Economía de Jujuy sostiene que el presupuesto 2013 de la provincia, “a pesar que está prohibido por la Constitución, se aprobará con déficit”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el reconocido economista jujeño, y ex Ministro de Economía de la provincia, Juan Ljungberg se refirió al proyecto de ley del Presupuesto Provincial 2013 que, según el gobernador Fellner se enviaría en breve a la Legislatura para ser tratado y aprobado antes de fin de año. Además, resaltó la necesidad de la sanción de una nueva ley de Coparticipación para los municipios de la provincia.

Sobre el tratamiento y eventual aprobación del presupuesto provincial para el año 2013, Juan Ljungberg manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “siempre es bueno que el presupuesto esté aprobado antes que empiece el ejercicio fiscal que rigen, de nada sirve tener un presupuesto aprobado en abril cuando llevamos ya 4 meses de ejecución de ese presupuesto. La lógica indica, la Constitución así lo indica, que hay que presentarlo en septiembre para que la Legislatura tenga tiempo de analizarlo, evaluarlo y aprobarlo antes de fin de año. Ahora habrá que ver los tiempos legislativos”.

Respecto al cuerpo del presupuesto de la provincia y la incidencia del presupuesto nacional, el economista explicó que “la incidencia del presupuesto nacional es muy importante para Jujuy ya que en la provincia el 90% de los recursos dependen de la coparticipación y otros no automáticos que vienen de Nación, es decir está muy atado a lo que pase con Nación. Por ello y en ese sentido, va a ocurrir lo mismo que ocurrió este año y años anteriores: a pesar que está prohibido por la Constitución se aprobará con déficit, eufemísticamente llamado necesidad de financiamiento, es decir que necesitan plata para cubrirlo, como se está haciendo este año”.

Comentó que “esto se logra mediante aportes nacionales discrecionales y esto obliga a los gobiernos provinciales a tener buena relación con el gobierno nacional para así tener acceso a esta ayuda”.

Ljungberg indicó que “Jujuy está recibiendo alrededor de 100 millones de pesos extras por mes fuera de la coparticipación y esto es lo que le va permitiendo cubrir el déficit original del presupuesto, que era de 750 millones, y que luego bajo a 500 millones porque se refinanció la deuda con el Estado Nacional, pero después se tuvieron que agregar los incrementos salariales que no estaban contemplados, que fueron unos 500 millones más”, y agregó que “la provincia debe tener un déficit del orden de los 1.000 a 1.200 millones de pesos y se está cubriendo con estos aportes de 100 millones de pesos por mes del gobierno nacional  lo que genera que más o menos se vaya a terminar cubriendo. Por ello, el año que viene va a ser similar, probablemente todo tenga un escalón del 20 o 25% más arriba por el crecimiento de precios, salarios y demás, pero el esquema conceptual va a ser el mismo”.

En otro tramo de la entrevista con JUJUY AL DÍA®, Juan Ljungberg recalcó la importancia de una ley de coparticipación para los municipios jujeños, “obviamente que es importante que haya una ley nueva de coparticipación hacia los municipios que involucre todos los recursos, no sólo los propios de la provincia sino los de la coparticipación federal e incluso los otros que recibe la provincia, no hablo de aquellos que están destinados para proyectos específicos, sino los que vienen de ayuda al tesoro para financiar su déficit, y así debiera volcarse a los municipios en forma automática”.

“Sabemos que existe una ley de coparticipación, lo que pasa es que el porcentaje de recursos que distribuye esa ley respecto a lo que reciben los municipios es cada vez menor, porque esa ley coparticipa los recursos de ingresos brutos, impuestos inmobiliarios, y algunos con régimen especial como minerales y regalías mineras, lo que forma el 10% de los recursos de la provincia, el 90% viene de la coparticipación federal”, indicó.

Además explicó que “esa ley de coparticipación dice que se reparte todo eso y financia una planta de personal a varios años atrás, como esa planta ha crecido y hay incrementos salariales, el resto que no se envía en forma automática, se envía con aportes de la provincia, similar a lo que hace Nación con la provincia, y por no estar legislado, de nuevo obliga a que los intendentes deban tener buena relación política con el gobierno provincial, así como el gobierno provincial debe tenerla con la Nación, para acceder a estos fondos”.

Asimismo se refirió a lo planteado por distintos intendentes jujeños, quienes manifiestan su preocupación ya que cada vez les cuesta más poder pagar los sueldos ante la falta de esta ley de Coparticipación. Sobre esto, el ex Ministro de Economía de la provincia señaló que “salvo que los municipios incurran, como ha pasado, en serias inconductas fiscales como aumento de la planta de personal, la provincia no las va a financiar, en definitiva las plantas acordadas el año pasado van a estar financiadas con la pauta salarial que tenga la provincia, ahora si el municipio en vez del 22% aumentaría el 50%, el resto lo van a tener que poner ellos mismos”, y añadió que “los problemas que hoy puedan tener son coyunturales, problemas de este mes, ajustados hasta que la provincia suba y arregle con Nación y lleguen los fondos, que puede demorar un tiempo, pero finalmente eso se va a cubrir. Es impensable que los municipios, uno o varios, no vayan a poder pagar los sueldos, podrán demorarse, que haya alguna dificultad, pero es imposible decir que no se vaya a pagar los sueldos, a esto hay que descartarlo como hipótesis”, aseguró.

Juan Ljungberg opinó que “lo que muchas veces no dicen los intendentes es porque quieren tener esta libertad, que es razonable, pero ha ocurrido que al tenerla incurrieron en libertinaje, y por ejemplo hoy reciben 10 y mañana 50 en forma automática se entusiasman y gastan 80, lo que hace que vuelvan a la provincia, que ya les dio los que les tocaba  y le piden lo que les falta, y así aparecen los problemas sociales, gremiales que ponen en riesgo no solo al municipio sino también a la provincia”.

Consideró que “por lo tanto una nueva ley de coparticipación que involucre todos los recursos significaría muy claramente una conducta de responsabilidad fiscal de parte de los intendentes que deben saber que más de eso no van a recibir, y se tendrán que hacer cargo y ser responsable en la administración de su presupuesto para que no ocurran problemas. Si esto no va acompañado de normas que sancionen la inconductas, sanciones política y económica a los intendentes, no tiene mucho sentido porque va conducir a situaciones de conflictividad seguramente, y si un intendente hace eso, al final lo terminan ayudando a solucionar los problemas sociales, gremiales y políticos, los otros que hasta el momento se portaban bien, hacen lo mismo porque ven que los terminan ayudando, entonces se arma el descalabro y el caos que es lo que hay que evitar”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.