Aseguran que la Unidad 8 del Instituto Penitenciario Federal de Jujuy se encuentra “al límite” de su capacidad

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, Director del Instituto Penitenciario Federal “Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya” (Unidad 8), Alcaide Mayor Ariel Ángel Vilte, se refirió a la cantidad de internos que posee el establecimiento federal y explicó la situación en la que se encuentran en cuanto a su capacidad. También brindó detalles del funcionamiento del instituto y de los talleres de capacitación y resociabilización que realizan sus internos.

Dicha unidad depende del Ministerio de Justicia de Nación, en el cual se alojan hombres mayores de 21 años que ha incurrido en infracciones o delitos federales, y en esta unidad la mayoría de los internos violaron la actual Ley 23.737, sobre transporte o tráfico de drogas o sustancias prohibidas.

Sobre la cantidad de internos que tiene la unidad, el Alcaide Mayor Ariel Ángel Vilte señaló en diálogo con JUJUY AL DÍA® que “actualmente tenemos una población de internos de 130 personas, todas mayores de 21 años, y si bien tenemos un cupo determinado al límite de ingreso, hoy estamos con nuestra capacidad al límite. Hay que tener en cuenta que semanalmente ingresan, en promedio, uno o dos internos, y que existe una cierta equidad en el ingreso y egreso, por eso estamos siempre al límite de la capacidad de la unidad”.

Además Vilte explicó que “si bien en el servicio penitenciario tenemos un protocolo, una norma en cuanto a la cantidad de internos y el espacio físico que tiene el establecimiento, esto regula la cantidad de internos que debe haber en cada establecimiento por el espacio físico para no caer en un agravamiento de las condiciones”.

Sostuvo que, ante una situación de sobrepoblación en la unidad carcelaria, “si no tenemos cupos disponibles están los otros establecimientos federales de Jujuy y también los de Salta, también está la posibilidad que los internos que se encuentran con una condena firme tengan la posibilidad de ir a otro establecimiento de internos condenados para seguir con el tratamiento penitenciario, eso también facilita el alojamiento de otras personas que son detenidas por algún delito federal”.

Acerca de la posibilidad de ampliar el establecimiento, el Director del Instituto Penitenciario Federal, señaló que “la Unidad 8 tiene 5 años de creación, es nueva, lo que hemos hecho es inaugurar una casa de preegreso, como para ampliar los cupos de alojamiento, porque dentro del espacio físico que tiene el servicio penitenciario que está en Alto Comedero, no habría posibilidad de ampliar pabellones por una cuestión física”.

En relación a las características de los internos, el Alcalde Mayor Vilte indicó que “en la actualidad y en promedio, del total de internos, un 60% aproximadamente son argentinos, mientras que el 40% restante son extranjeros. Tenemos internos de nacionalidad boliviana, peruana, colombiana, y todos están por causas relacionadas al narcotráfico”, y añadió que “en esta unidad, no hay una franja amplia de internos de 21 años, lo más frecuente en edad, rondaría los 28 y 30 años, o más grandes, pero no quiere decir que no haya jóvenes de 21 años en el Instituto”.

Por otra parte, el director del Instituto Penitenciario Federal, comentó a nuestro medio las actividades laborales que realizan los internos dentro de dicho establecimiento, y manifestó que “por la ley 24.660 dentro de lo que es el tratamiento penitenciario de las personas debemos brindarles actividades como en el medio libre, trabajo, educación, recreación y actividades culturales. En la Unidad 8 tenemos talleres productivos o proyectos de trabajo donde se generan productos para la venta y por dicho trabajo los internos cobran un peculio y cuentan con ART”, y agregó que “el trabajo es obligación pero algunos internos por cuestiones de salud o por la edad no lo pueden hacer, ellos se abocan a otras tareas, no necesariamente al trabajo sino a la parte educativa, por eso se trata de abarcar todas las edades”.

Detalló cuales son los talleres que brindan a los internos federales, indicando que “tenemos varios talleres como por ejemplo fabricación de bloques, carpintería, herrería artesanal, taller de tallado en madera, tapicería artesanal, y próximamente vamos a inaugurar el taller de panadería. Todos son de gran importancia para la formación de las personas porque es un aprendizaje para que una vez que estén en el medio libre pueden desempeñarse en ese oficio”.

Según el Alcalde Mayor Vilte “los talleres son herramientas que se les brindan  a las personas para que una vez que estén en el medio libre puedan utilizarlas. Pero todo va a depender de su posibilidad, de su necesidad y de querer cambiar sus vida, una vez que adquieren estas herramientas o capacitación laboral pueden insertarse en el mercado laboral”, y agregó que “todo va a depender de la persona como también del entorno social, la reinserción social depende del conjunto no solo del servicio penitenciario, sino del entorno social que lo acepte, que pueda conseguir trabajo, y de todas las instituciones que hacen  a la reinserción de una personas que ha cumplido una pena”, concluyó.