Agentes de viajes de Jujuy ponen en duda que la Argentina esté preparada para poder albergar a los turistas que no viajen al exterior por las medidas de la AFIP

[pullquote]La Asociación de Agentes de Viajes de Jujuy advierte que “pueden caer muchas empresas chicas” por los nuevos controles. Además sostienen que con las nuevas medidas de la AFIP los costos de los viajes al exterior “se van a incrementar en más de 20 o 25% y esto genera un desinterés”[/pullquote]

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Presidente de la Asociación  Argentina de Agentes de Viajes y Turismo Regional Jujuy (AAAVyT Jujuy), Cesar Siufi, explicó el alcance de los nuevos controles de la AFIP sobre los viajes al exterior, y las posibles consecuencias que podrían llegar a traer sobre el movimiento turístico y las agencias de turismo.

Dichos controles establecen la exigencia de una declaración jurada anticipada de información sobre la compra de paquetes que vayan a realizar las agencias de turismo, y la misma estaría vigente a partir del próximo 5 de noviembre.

Sobre esta medida de la AFIP, Cesar Siufi manifestó en una entrevista con JUJUY AL DÍA® que “esta medida preocupa no solo es al agente de viaje sino el viajero, puesto que va a tener que justificar todos sus ingresos y como puede hacer para viajar. Si uno lo analiza fríamente esto no estaría mal, pero el problema está en la persona que ahorró, la que se sacrificó, que durante años planificó un viaje y hoy si no lo puede justificar no lo va a poder hacer”.

Siufi explicó que la declaración jurada anticipada “es una declaración sobre sus ingresos, sobre lo que uno gasta para vivir y lo que le puede quedar, y si esa ecuación no le da el agenciero de viajes, difícilmente pueda vender un viaje y el comprador difícilmente pueda comprar un viaje, porque no va a poder justificar. No está claro como va a ser la metódica sobre aquel que ahorró y no la puede justificar porque ahorró; cambian las reglas de juego de una forma tan brusca que va a traer problemas”, aseguró.

“Por otra parte no solo está este problema de la declaración jurada anticipada sino también está el problema de poder conseguir las divisas. Volvemos a lo mismo: para poder viajar el agenciero de viaje le va a tener que pedir al operador receptivo del lugar, ya sea España, Brasil, u otro, que les envíen las facturas proforma y eso genera una situación de anticipo de descuentos que van a tener los proveedores de servicio porque van a tener que enviar una factura que no está pagada todavía y esa factura que se envía es para poder hacer todo el trámite para conseguir la divisa y depositarla, porque no se la entrega al agente de viaje, hay que depositarla en la cuenta de quien va a prestar el servicio”, indicó.

Sostuvo que esto “genera un costo que va a haber que pagarlo, absolverlo o incrementarlo en el valor del producto, es decir que hay muchas variables que van a afectar de alguna manera esta prolijidad, porque uno no puede desconocer que esto no es nada improlijo pero sí hay que estudiarla un poco sobre como se va a hacer porque de repente el producto se va a incrementar en más de 20 o 25% y esto genera un desinterés de viajar al exterior, va a generar que el argentino deje a la Argentina para argentinos”

Según manifestó a nuestro medio el Presidente de la Asociación Argentina de Agentes de Viajes y Turismo Regional Jujuy, “esto a su vez generaría otro problema: hay que ver si los destinos turísticos del país están preparados para recibir la cantidad de gente que va a quedar en el país sin viajar al exterior y si los precios estarán acordes, porque si aumenta la demanda, la oferta también sube y suben los valores”.

“Hay un desfasaje de situaciones que habría que analizarlas con mayor detenimiento para ver la manera que el empresario que está en la agencia de viajes no se perjudique pero pueden caer muchas empresas chicas, porque los que van a poder bancar esta situación son los operadores mayorista grandes, que tiene un gran respaldo y van a poder absorber este costo de cambio que el minorista difícilmente  pueda absolverlo. No soy muy optimista de cómo les puede ir a las agencias chicas, porque la gente tiene miedo, está preocupada, no quiere gastar sus ahorros porque tiene miedo de no poder justificarlos y al no poder justificarlos hay una psicosis, temor, desconfianza, impotencia y eso lleva a no viajar”, sostuvo.

Sobre la venta de paquetes de viajes al exterior, Siufi comentó que “hay muchas consultas pero no se concretan los viajes, hay temor, la gente no quiere gastar sus dólares, tiene miedo que le pregunten de donde lo saco, porque lo tiene guardado, porque los ahorró. En las agencias hacen cada pregunta que a uno lo preocupa y no tiene una respuesta clara, porque nadie tiene claro el procedimiento y empieza la psicosis. Realmente se está viviendo una situación de temor, de incertidumbre, que estimo va a repercutir fuertemente en las salidas al exterior”.

Consultado sobre los efectos en el turismo interno, Presidente de la Asociación  Argentina de Agentes de Viajes y Turismo Regional Jujuy (AAAVyT Jujuy) manifestó que “ha crecido mucho, y va a seguir creciendo con estas medidas y creo que sería injusto decir que el turismo interno no se beneficia con estas medidas, pero vuelvo a repetir que tampoco creo que la Argentina esté preparada para recibir a todo ese turismo que salía al exterior. ¿Qué pasó la primera vez que se declaró feriado nacional los dos días de carnaval?, fue una eclosión en todo el país, no estaba preparado, no solo nuestra Quebrada de Humahuaca sino diferentes destinos, y las atenciones ni los servicios fueron buenos. Estimo que algo de esto puede pasar si crece masivamente el turismo interno con estas medidas”.

Para finalizar, JUJUY AL DÍA® consultó a Presidente de la AAAVyT Jujuy si nuestra provincia estaría preparada para este posible nuevo gran flujo turístico que ocasionaría estas medidas, y expresó “sin lugar a duda que Jujuy ha crecido un 400% en los últimos 10 años, y lo digo con conocimiento de causa porque he sido participe de ese crecimiento, pero sería necio decir que estamos preparados para recibir el doble de turistas todos los años; no”, y agregó que “queda mucho mas por hacer, hay que tratar de corregir algunas cosas y si se produce una avalancha como pasó ese primer año del feriado de carnaval no van a ser buenos los servicios, si el año pasado donde ya disminuyó la cantidad de turistas, los servicios no fueron malos pero hubo bastantes deficiencias, pero no fueron malos en general. Creo que todas las cosas hay que hacerlas de a poco, programando, diagramando, y estas medidas, así sobre la hora, no ayudan o dan margen para la programación y el orden de las cosas”, concluyó.