Aborto no punible: para Morales “urgente debe modificarse el Código Penal”

Jujuy al día® – “La adecuación del Código Penal al fallo de la Corte Suprema de Justicia es urgente. Tanto el jefe de gobierno porteño, como ministro de Salud de la Nación, con diferentes acciones impiden el avance de legislación para proteger a la mujer”, remarcó el vicepresidente del Senado, Gerardo Morales, haciéndose eco de las últimas noticias sobre un caso de la Ciudad de Buenos Aires, que en las últimas horas fue autorizado en un hospital público y luego frenado por intervención judicial.

“El ministro de Salud debería promover la norma en el Congreso”, advirtió Morales quien el pasado 11 de abril, junto al presidente del Bloque de la UCR, Luis Naidenoff, y los senadores Laura Montero, Arturo Vera, José Cano, Juan Carlos Marino, Emilio Rached y Alfredo Martínez, presentó un proyecto de modificación del artículo 86 de la ley penal en el sentido de calificar de “no punible” los abortos practicados en situaciones relacionadas con el riesgo de la mujer o la violación. “Lamentablemente, aún no ha sido considerado por el oficialismo, lo que demuestra la falta de interés del gobierno nacional de resolver una cuestión básica de derechos humanos”, destacó el senador mediante un comunicado de prensa.

El texto propuesto indica que: “El aborto practicado por un médico diplomado, con consentimiento de la mujer embarazada, no es punible: 1. Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; 2. Si el embarazo proviene de una violación o de la comisión de un delito contra la integridad sexual”.

“Regularizar una situación que desde hace muchos años viene siendo materia de disputa, referido a los alcances de la despenalización del aborto, para los casos contemplados en el artículo 86, inciso 2º del Código Penal, es urgente”, aseguró el jujeño para quien “los desacuerdos, tanto doctrinarios como jurisprudenciales son históricos y una revisión de los argumentos de quienes sostienen la interpretación restrictiva de la despenalización, literalmente como reza el artículo, `mujer idiota o demente`, no encuentra justificación en los derechos garantizados por nuestra Constitución y en la igualdad ante la ley consagrado en su artículo 16”.

En los fundamentos de la iniciativa se toma en consideración el fallo “Fuentes Aurora Luisa s/medida autosatisfactiva”, del 13 de marzo de 2012, de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde se dirime definitivamente la disputa interpretativa acerca de la manera en que deben aplicarse los permisos de la ley penal para interrumpir un embarazo bajo ciertas circunstancias. “Este pronunciamiento ha establecido la mejor interpretación posible de la ley penal de fondo, a la luz del derecho federal y del derecho internacional de los derechos humanos, deviniendo en una reivindicación a los derechos de las mujeres, ante los graves problemas sociales que hoy atraviesan”, dicen los radicales quienes valoran la expresión de los juristas que instan a las autoridades nacionales y provinciales a implementar y hacer operativos normas y protocolos “para la concreta atención de los abortos no punibles a los efectos de remover todas las barreras administrativas o fácticas al acceso a los servicios médicos”, según el fallo.

“Nuestro proyecto -indican-, a igual que el de la Corte Suprema considera imprescindible tener en cuenta los cuestionamientos del Comité de Derechos Humanos y del Comité de Derechos del Niño respecto de la interpretación restrictiva de los abortos no punibles. Destacando que, según la Corte, ni la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, ni la Convención Americana sobre Derechos Humanos, ni el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos ampara una interpretación restrictiva del derecho al aborto”.