Reunión en el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy con la presidenta de la Asociación de Mujeres Jueces Argentinas

Jujuy al día® – Los jueces del Superior Tribunal de Justicia Dres. Clara Aurora De Langhe de Falcone y Sergio Marcelo Jenefes recibieron ayer en horas de la mañana a la presidente de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA) Dra. Susana Ester Medina de Rizzo.

En el transcurso de la reunión los magistrados abordaron temas de orden institucional  vinculados con las actividades que lleva adelante la AMJA en todo el país y las planificadas para la provincia de Jujuy.

Posteriormente, en la Sala de Acuerdos del Alto Tribunal, se concretó una reunión de trabajo con magistradas y funcionarias de la justicia local y nacional integrantes de AMJA.

En dialogo con la prensa la Dra. Clara de Falcone, representante regional y provincial de AMJA,  explicó el objetivo es que las mujeres que ejercen funciones dentro del Poder Judicial tengan un mayor poder de decisión en la justicia, para lo cual se ha planificado la realización de talleres de capacitación.

Por su parte, la ministra del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y presidente de AMJA Dra. Susana Medina de Rizzo manifestó su beneplácito por la visita a esta provincia, en especial la que realizará a localidad de Cusi Cusi para formalizar el madrinazgo de la institución que preside sobre la Escuela Primaria 127.

Al ser consultada por la presencia de la mujer al frente de un juzgado la magistrada la consideró muy importante, ya que en los últimos veinte años, dijo, merced al dedicado y arduo trabajo desarrollado se pudo hacer visible  la problemática de la violencia de género y del menor y la familia, y, en consecuencia, alcanzar importantes   soluciones como por ejemplo la sanción de leyes, la creación de juzgados especializados y tribunales de familia.

En ese sentido la Dra. Medina de Rizzo destacó el gran impulso que significó la incorporación a la Corte Suprema de Justicia de la Nación de las doctoras Elena Haigton de Nolasco y Carmen María Argibay, por que ellas crearon la Oficina de la Mujer  y la Oficina de Violencia Doméstica, únicas en su tipo en el mundo.

Sobre el particular dijo que en varias provincias ya funcionan estas oficinas y puso de relieve la necesidad que las mismas cuenten con el presupuesto adecuado para que puedan tener un equipo interdisciplinario que aborde el problema de una manera integral, eficiente y eficaz.

Finalmente formuló un llamado a los otros dos poderes del Estado para que proporcionen al Poder Judicial mayores presupuestos, recursos humanos y decisiones políticas que permitan abordar esta problemática como una política de estado.